DEPORTES

VIDEO | Locura, descontrol y alegría: una bandera de Gimnasia, en lo más alto de la Torre de Pisa

La pasión de los hinchas, su fanatismo, hasta la locura que podrían hacer, no se mide y muchos menos quieren compararse. Sino superarse a sí mismos, poder llevar los colores a un lugar superior.

En este caso, Leonardo Antonini, hincha de Gimnasia, fue el que llevó al Lobo a un lugar muy peculiar. Salió del país, visitó Italia y su objetivo estaba un poco torcido. Si, un poquito mucho…

Antonini tenía una bandera tripera, los colores azul y blanco en una tela que lo acompañó y lo acompaña siempre. Y en Pisa, el mejor lugar para mostrarla es la Torre de Pisa.

Llegando a los últimos escalones, de los 294 totales, a más de 50 metros de altura y en una edificación que tiene casi 4 grados de inclinación al sur, este fanático desplegó la bandera de Gimnasia -según informo el portal 0221- y llamó la atención de los turistas que siempre miran o posan con la torre.

¿Por qué la Torre de Pisa está torcida?

No se construyó torcida, sino que por culpa de los insuficientes tres metros de profundidad de sus cimientos el suelo comenzó a ceder pronto.

Leonardo y Valentino Antonini, padre e hijo, bien del Lobo

Tiene una altura de 55 metros, pesa 14.700 toneladas y tiene 294 escalones. En 1990 cerraron la entrada al público por su inclinación ya peligrosa, y la reabrieron -una vez restaurada- en 2001.

Sin embargo, no es la torre más inclinada del mundo: esa está en la baja Sajonia y se trata del campanario de Suurhusen, que tiene una inclinación de casi 6 grados.

Y la inclinación de la Torre de Pisa aumenta de 1 a 1,2 milímetros por año.

vidArray

Por

También te puede interesar

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en:DEPORTES