DEPORTESSUPER_DESTACADA

“¡Uff, qué remera!”: la increíble historia de cómo le llegó a Ronaldo Nazário de Lima la camiseta de Gimnasia

Ronaldo Luís Nazário de Lima fue tendencia porque Gimnasia le hizo un regalo de una camiseta del Lobo que tenía la número 10 de Diego Armando Maradona. “Era amigo”. ¿Cómo surgió todo?

En diálogo en exclusiva con El Editor Platense, el hombre que le entregó -por parte del club- la azul y blanca al Fenómeno contó detalle por detalle cómo fue que al exjugador de Brasil le llegó a sus manos el manto platense.

La idea surgió ni bien llegó Maradona a Gimnasia. Queríamos acercarle algo de él a Ronaldo, ya que tenían una linda amistad. Algo de Gimnasia que esté identificado con Maradona”, expresó.

Sin embargo, aunque el Diego se puso el buzo de entrenador en 2019, hubo un inconveniente: el COVID y el posterior fallecimiento del astro del fútbol mundial. “Vino la pandemia y luego la desaparición física de Diego“. Eso anuló toda posibilidad de que se de antes.

En Gimnasia, la idea nunca se bajó y a Ronaldo le iba a llegar el regalo tripero-maradoniano. “Siempre queriendo cumplir el objetivo de darle esa ofrenda”, mantuvo.

El momento clave: “¡Uff, qué remera!”

Poniendo al Lobo por delante de su persona, ya que no quiere revelar su identidad -aunque fanático del Lobo-, detalló: “Y este invierno en un viaje a España, por medio de amigos que tenemos en común con Ronaldo pude tener un encuentro y darle las camisetas“.

– Ronaldo: Hola, ¿cómo estas? Ronaldo, un gusto -le dio la mano-. Tú eres el amigo de Juan -en un español con tonada portuguesa-.

– S:. Un gustazo. Sí, el amigo de Juan -con vergüenza y nervios-.

– Ronaldo: Uff, qué remera esa. ¡De Diego!

Estaba emocionado. Imaginate que era una remera en nombre de uno de sus ídolos y amigo. El tipo estaba feliz”, explicó sobre el momento en el que le regaló la azul y blanca.

“Cuando llegué, me dio la mano y se presentó como si no lo conociera. Y vio que tenía puesta una remera de Maradona y dijo ‘¡Uff, qué remera esa: de Diego!‘”, recordó, bajó muchísima emoción.

Ronaldo es presidente y máximo accionista del Valladolid -como también del Cruzeiro- y al ver la camiseta ni lo dudó: posó y sonrió.

Tenía en sus manos un regalo de su amigo, el 10 de la Selección Argentina y rival de Brasil. Pero las amistades van más allá, y Ronaldo se transformó en un tripero más…

Por

También te puede interesar

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:DEPORTES