INTERÉS GENERALSUPER_DESTACADA

Tras 40 años, le colocarán el arco y la flecha a la estatua de Plaza Moreno

Una de las estatuas ubicadas en el corazón de la ciudad, más precisamente en Plaza Moreno, volverá a tener su arco y flecha luego de estar 40 años sin las armas que tanto la caracterizan. Se trata de la emblemática escultura de Hércules.

“Con el paso del tiempo, la obra fue visibilizando procesos de deterioro y degradación que han conllevado a una depreciación de su valor patrimonial como fisuras, depósitos exógenos, grafitis e inscripciones realizadas en aerosol y el robo del arco, que fue sustraído hace más de 40 años”, explicó el Secretario de Espacios Públicos, José Etchart.

La intervención en Hércules Arquero forma parte de un ambicioso plan de restauración de monumentos y esculturas emblemáticas del Partido.

Al respecto, el historiador Roberto Abrodos dialogó con El Editor Platense y contó que “la colocación de ese monumento es del año 1974 y se trata de una compra que realizó la Municipalidad. La escultura la hizo Troiano-Troiani, artista italiano quien arribó a nuestro país gracias a los encargos de monumentos por la celebración del Centenario.

“Sobre esto siempre hubo polémicas. Los que hilan fino piensan que está mal porque apunta a la Catedral, que es la obra de Dios, otros dicen que al contrario, que está protegiendo al templo del Diablo y a todos los que van a la iglesia. Hay muchas cuestiones en torno, pero es una hermosa obra”, sostuvo el historiador.

“Hércules ha sido restaurada recientemente por un equipo de la Municipalidad, por un hombre llamado Jorge Ferioli. Él está encargado de restaurar los 400 monumentos y este es uno de los que más se ha vandalizado. Esta puesta en valor es la primera en muchos años”, agregó.

Para la restauración, contarán con un escultor y asesor, Eduardo Migo. Si bien aún no fue colocado, se prevé que se haga en los próximos días.

Otra de las tareas desarrolladas para poner en valor la escultura fue extraer las placas de mármol travertino fragmentadas para su posterior consolidación y reinserción a fin de evitar filtraciones de agua pluvial y humedad que debilite la estructura.

Además, se restauraron las partes faltantes, se limpió con diferentes técnicas, se removieron grafitis y depósitos exógenos, y se le aplicó cera verde para resaltar el sulfato de cobre.

“Esta persona es un artista que, junto a un grupo que también asesoran y toman determinaciones, decidirán cómo ponerle el arco para completar el marco que tiene la obra”, manifestó Abrodos.

vidArray

Por

También te puede interesar

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *