LA REGIÓNSUPER_DESTACADA

Sanar desde el alma: los platenses que acompañan con su música a quienes más lo necesitan

De la mano de la música, un grupo de platenses decidió combinar sus talentos para llevar a quienes más lo necesitaban el poder sanador del arte. Desde el Hospital de Niños hasta el Asilo Marín, los músicos recorren la ciudad al servicio de los más necesitados.

Se trata de los artistas del proyecto Música Para el Alma, quienes trajeron la iniciativa solidaria a nuestra Ciudad.

 

Silvia, Irene y Rubén. Foto: Julián Martínez.

 

“Estaba trabajando como voluntaria en el Hospital de Niños y un día de curiosa me pongo a leer la historia de él (Jorge Bergero, músico del Teatro Colón, creador del proyecto solidario). Entonces le escribí y le dije que me encantaría que en el Hospital de Niños se haga algo así”, contó a El Editor Platense la precursora del proyecto en nuestra ciudad, Silvia Aguirre Bengoa.

De esta manera, casi instantáneamente, nació Música Para el Alma La Plata para llevar el arte a los más chicos en el hospital platense.

 

LOS CONCIERTOS

Estos conciertos recorren la Ciudad con la visita del grupo de artistas, que varía de show en show. Músicos, bailarines, cantantes, todos han participado de la iniciativa cuyo objetivo principal es sanar.

 

 

Los conciertos son solidarios, gratuitos e independientes. No tenemos ninguna bandera política y no cobramos un peso por nada”, explicó Silvia.

Este es el eslogan de Música Para el Alma, un proyecto nacional que llegó a diferentes puntos de nuestro país y el mundo.

“Música Para el Alma es un proyecto solidario, que nació en la Argentina, de músicos de orquestas sinfónicas y coros, que se ha extendido a otros países, que desean acercar su actividad a hospitales, escuelas de educación especial, geriátricos e instituciones de bien público en general para acompañar con su música a personas que pasan por situaciones de vida difíciles”, explica al respecto la web oficial.

 

EL PODER DE LA MÚSICA

En La Plata, el proyecto comenzó de la mano de Silvia, pero de a poco, se sumaron participantes clave, que trajeron consigo su talento único: la organizadora, Gabriela Bulich, el cantante Rubén Darío Martínez y la docente y música Irene Cafiero. 

 

 

De la mano de estos artistas y voluntarios, los conciertos de Música Para el Alma pueden llevarse a cabo, “un mimo al alma”, como lo describe Silvia.

Lo que hace la música es transformar, es un lugar donde se pueden expresar. La música genera un canal. Cuando elevas esa parte interna, todos en vos mejora. Hay algo en la música hace que te mejores”, agregó al respecto Irene.

El rol de la música es muy resaltado por los artistas, quienes aseguran que no solo tiene un poder sanador hacia quienes más lo necesitan, sino que también logra inspirar.

 

Foto: Julián Martínez.

 

“Hay chicos que están en la Facultad estudiando música. Se interesaron”, contó Rubén al respecto.

De esta manera, logrando que un niño enfermo se levante a bailar o una mujer mayor con poca movilidad se vuelva parte del show moviéndose al ritmo de la música con su andador, el proyecto hace lo suyo por la Ciudad. Transforma, inspira, acompaña. Sana. 

vidArray

Por

También te puede interesar

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en:LA REGIÓN