LA REGIÓNSUPER_DESTACADA

Reclusos de una cárcel crearon barbijos y los donaron a un hospital de Ensenada

En el marco de una acción solidaria llevada adelante por personas privadas de su libertad, se produjeron unos 300 tapabocas que fueron donados al Hospital Cestino de Ensenada. Los barbijos fueron creados en la Unidad 9 que se encuentra ubicada en calle 10 y 76 y la entrega se concretó este miércoles en la sede del nosocomio, en donde estuvieron presentes autoridades penitenciarias.

Según informaron, se trató de un emprendimiento enmarcado en el programa “Más trabajo, menos reincidencia”, que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y, según se explicó, con el sobrante de tela de los 1800 kits sanitarios que los internos confeccionaron y entregaron a otras instituciones anteriormente, se realizaron los 300 tapabocas para el nosocomio.

Los internos cortaron y cosieron los elementos de bioseguridad destinados a la protección de los trabajadores de la salud. Y, al respecto, Nicolás, uno de los protagonistas de la experiencia solidaria, valoró positivamente la iniciativa, a la vez que destacó la posibilidad de adquirir un oficio: “Nosotros hacemos donaciones para muchos lugares, y el tiempo que para algunos es perdido, lo utilizamos para algo bueno, para ayudar a los demás”, expresó

vidArray

Por

También te puede interesar

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en:LA REGIÓN