POLICIALES

Por un perro, atacó con una botella rota a un jubilado y a su hijo policía

Rastros de sangre y la v

Manchas de sangre por el piso, vidrios rotos y dos personas heridas, fue el saldo de una salvaje discusión vecinal, en donde un jubilado y su hijo policía debieron ser hospitalizados tras sufrir serios cortes por parte de otro hombre.

Según indicaron voceros oficiales a El Editor Platense, todo sucedió en la zona de 127 y 38, de Ensenada, donde un hombre mayor fue hasta la casa de al lado para dialogar con el propietarios sobre un problema con su perro. Sin embargo, la reacción del sujeto fue inesperada: salió a los gritos e intentó agredir al damnificado.

Si bien el jubilado volvió a su hogar, el implicado comenzó a arrojar piedras a la vivienda, para luego ingresar al porche, ocasionando la rotura de la hoja de una ventana de madera y luego atacó a la víctima con una botella, provocándole heridas.

Sangre y una ventana rota en la entrada

Fue allí cuando el hijo del damnificado, un comisario inspector de 48 años, salió en su defensa y comenzó a pelear con el atacante, resultando también lesionado. Para su fortuna, en ese momento llegó un patrullero y logró reducir al sospechoso, mientras que ambos heridos fueron hasta el hospital, donde constataron que habían sufrido cortes en la cara y cabeza.

Por su parte, el implicado quedó detenido por “daño y lesiones” y se lo trasladó hasta la dependencia de la comisaría Tercera de Ensenada. Tomó intervención la UFI N° 17.

Por

También te puede interesar

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:POLICIALES