martes 19 de noviembre de 2019 - Edición Nº609
Editor Platense » Policiales » 9 ago 2019

Brutal robo en City Bell: estuvieron a punto de violar a una mujer

Un hombre le puso un cuchillo en el cuello y la arrastró hasta un descampado. La víctima pudo zafarse


Por:
Nicolás Fábrega

Un hecho de terrible inseguridad se vivió esta mañana en City Bell, donde una mujer fue atacada y asaltada por un delincuente que habría intentado abusar sexualmente de ella, según denuncio la propia víctima.

 

Laura se encontraba, cerca de las 7, en la garita del colectivo ubicada en el Camino General Belgrano y 481, a la espera del micro que la llevaría a La Plata para cumplir con su trabajo como empleada doméstica. Sin embargo, cuando se hallaba sola, fue sorprendida por un solitario y agresivo hampón.

 

“Estaba aguardando por el transporte y de repente alguien me agarró de atrás y me tapó fuerte la boca. Pensé que era un conocido porque me susurraba que me quedara tranquila. Quise sacarle la mano pero me pegó una piña en la cara y me colocó un cuchillo en el cuello”, arrancó la mujer, aun consternada.

 

Añadió que “yo estaba con el celular en mano y la cartera colgada a un hombro. No fue solamente la intención de robarme porque empezó a arrastrarme en medio de la oscuridad para el lado de un puentecito de hierro que da a un descampado. Fue un segundo en donde llegué a pensar que podía violarme”.

 

Aseguró que para huir de la situación decidió agacharse sin reparar en las consecuencias, y de esa manera pudo liberarse de las garras de su captor. En el forcejeo “se me cayó la cartera, la junté, y lo insulté. Él se dio vuelta y ahí empecé a gritar desesperada, por lo que él salió corriendo”.

 

“Es una zona liberada, no estamos seguras”

 

“Me quedé shockeada en medio del Belgrano y volví a mi casa. Llamé al 911 y un patrullero salió a buscarlo. Yo mientras tanto di de baja las tarjetas y después fui a hacer la denuncia a la comisaría Décima. Siento que pese a eso todo va a quedar ahí: los policías no sabían si había cámaras, aunque sea un lugar concurrido por estudiantes y trabajadores. Es una zona liberada, es terrible la situación y ya a mi hijo le robaron hace dos meses”, se lamentó, y lamenta lo que puede llegar a pasar a futuro: “Yo mido 1.75 y pude escapar, pero no sé si una persona más delgada o baja pueda hacerlo, o una criatura que salga a tomar el micro”.

 

Acerca del malviviente relató que “tenía un camperón con capucha, un pantalón colorado y usaba guantes. Su voz me quedó grabada y por ella me dio la sensación de que tenía más de 30. Además, era grandote porque me sujetó con fuerza, me agarró con los brazos, me sacó de adentro de la garita y empezó a llevarme hasta el puente, que son unos 20 metros”.

 

También aseveró que “estaba solo, no había nada alrededor ni nada en donde yo refugiarme. Me asustó mucho la actitud, porque no es que me amenazó con el cuchillo y me pidió el teléfono. Me arrastró por ese lugar que es oscuro de noche”.

 

Dijo que en la cartera había documentos suyos y de mis hijos, y le preocupa sobremanera que a partir de eso sepa “donde vivo, además de tener las llaves de casa. Acá vivimos tres mujeres y no estamos seguras. El tipo se levantó a las 7 para hacer eso, o directamente siguió de largo, no se acostó y se quedó esperando a alguien para atacar”.

 

Por último detalló que terminó con un pequeño corte detrás de la oreja y con un tajo en la mano. “Me lo hice al agacharme de golpe, porque el cuchillo era muy filoso”.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS