lunes 30 de noviembre de 2020 - Edición Nº986
Editor Platense » La Región » 21 jul 2019

EL DRONE TERRESTRE

Un barrio cuyo corazón es el Santuario del Gauchito Gil, pero cuyos vecinos no lo ven con muy buenos ojos

Recorrimos la barriada de San Carlos que limitan las avenidas 131,137, 32 y 38.


Por:
Mauricio Alejandro Bustos Crespi

La Localidad de San Carlos es joven (cumplirá 27 años), basta y tiene diversas problemáticas según la zona donde se transite, Sin embargo hay un eje central que la caracteriza: su constante crecimiento y los escasos recursos de la gran mayoría de los más de 50.000 habitantes que la construyen día a día.

Con El Editor Platense ya recorrimos varios de sus sub barrios, entre ellos Gambier, El Retiro, Malvinas, y su centro geográfico. En esta oportunidad el Drone Terrestre se paseó con su cámara discreta por las callejuelas del caserío que rodea a la Asociación Amigos del Gauchito Gil, el santuario de veneración a este “santo popular correntino” al que la gran mayoría le pide salud y trabajo.

Y si bien a la zona se la reconoce como el “barrio del santuario” -el más grande la de región enclavado en 133 y 35-, María Inés Franco, o Mary Franco del Campito, como la laman todos, asegura que muy pocos vecinos se acercan al santuario o colaboran con el mismo, que más allá de ser un lugar de devoción, se ha transformado también en centro de reuniones para eventos solidarios, casamientos, fiestas de quince y demás acontecimientos.

Mary siente cierto malestar porque el barrio le da la espalda: “Hablan de nosotros, no vivimos del barrio, y nos bajan la caña como locos. Ya tenemos callos en el lomo y no le hacemos caso. Acá nos critican, pero claro, ven tanta gente… Acá hay mucho trabajo y dicen, como labura esta gente".

Y continua hablando de la poca vinculación del barrio y comenta: “vienen gente del barrio, pero poca, vienen de Romero, de Abasto, de Los Hornos, también de Punta Lara, Ensenada, Berisso, Claypole, Berazategui, y ahora vienen mucho de La Carolina”.

Pero si bien el santuario le da cierta referencia al barrio para el común de los platenses, el barrio es mucho más que dicho espacio, y sus problemáticas son las del común de los caseríos del conurbano platense empobrecido: calles detonatas, falta de cloacas, zona inundable, residuos acumulados en las esquinas, abandono, inseguridad y olvido, mucho olvido.

Te invitamos a recorrer con nuestro ojo que todo lo registra estas calles desde el llano para que conozcas este rinconcito de La Plata enmarcado en las calles 131 a 137 y de 33 a 38.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS