domingo 21 de abril de 2019 - Edición Nº397
Editor Platense » La Plata » 16 may 2018

Pasan los días y Pelusa no se mueve del Zoo platense ¿se va a la selva de Brasil?

El animal ya está viejo, con problemas de salud y es un riesgo llevarlo a otro lado porque corre riesgo de muerte


Por:
Alejandro Salamone

Mientras en la fiscalía que se dedica al seguimiento de los casos de maltrato animal ya se abrió la primera investigación cuyo eje central es la elefanta Pelusa, que se encuentra enferma en el Zoo local por su avanzada edad, y sin poder todavía trasladarse a ¿mejor destino?, un santuario brasileño, cada vez surgen más dudas acerca de si ese viaje final del paquidermo se va a hacer o no.

El fin de semana pasado hubo un abrazo simbólico al Zoológico por parte de ambientalistas que piden que Pelusa sea trasladada de una vez por todas, pero...eso no sucede, siendo que se había programado para abril pasado. Autoridades aducen inconvenientes de papeles entre otras cosas, pero hay expertos que opinan que un traslado llevaría al animal a correr riesgo de muerte, según pudo saberse.

La flamante Unidad Funcional de Instrucción Nº 6, a cargo del ex fiscal penal Marcelo Romero, que tiene por objetivo contar con una Justicia que pone en práctica la ley 14.346 de protección de los animales, comenzó a investigar sobre el estado de salud de Pelusa a partir de una denuncia que llegó a una fiscalía de la capital federal y que fue remitida a nuestra ciudad.

Romero ya tomó testimonio al subsecretario de Gestión Ambiental, Germán Larrán, quien explicó el proceso que viene atravesando Pelusa a partir de la enfermedad que padece en las patas traseras. Luego será el turno de otros funcionarios comunales.

En tanto, Pelusa sigue firme en el Zoo local.

 

ESTA ES LA NOTA QUE PUBLICÓ EL EDITOR PLATENSE HACE CASI UN MES

 

Los libros, los expertos, la experiencia a lo largo de los años en distintos zoológicos del mundo señalan que un elefante en su hábitat natural puede vivir entre 40 y 60 años, y excepcionalmente hasta 70. En cautiverio, en cambio, los paquidermos viven entre 20 y 30 años, aunque hay algunas excepciones, como un elefante de un Zoo de Japón que vivió más de 60 años, y justamente el caso de la emblemática Pelusa, que tiene ya 52 años. 

El traslado que planea la Municipalidad de La Plata -que está reconvirtiendo el Zoo en un Bioparque- estaba programado para este mes de abril, se había anunciado de esa manera. Pero ya faltan apenas nueve días para terminar el mes y sin embargo no hay indicios para la realización del operativo. La idea es llevar al paquidermo al santuario de Chapada dos Guimaraes, en Mato Groso.

Ahora una experta de EE UU volverá a analizar el estado de salud de Pelusa y además, aseguran, la entrenará para que suba a la caja donde sería trasladada. Pero trasladada ¿cuándo?, nadie sabe todavía, no hay fechas, hay intenciones pero nada concreto, nada aún definido.

Fuentes fidedignas dijeron a El Editor Platense que "más allá de que la elafanta esté bien cuidada, tiene altibajos de salud por el simple hecho de que ya está en la etapa de su vejez, le cuesta movilizarse de un lugar a otro, tiene algunos problemas como una infección en sus patas traseras -controlada por profesionales-  y si bien hace algunos meses los veterinarios habían determinado que podía resistir el viaje, pues ahora hay que volver a revisarla y saber si esto es fehacientemente así"

Para que el animal soporte el viaje, en el Zoo local reconvertido en un bioparque se tomaron una serie de medidas que incluyeron el reacondicionamiento de su hábitat.  

Pelusa está por cumplir 52 años y cuando el Editor Platense la visitó en el zoo hace unas tres semana se la veía en apariencia saludable, afuera de su enorme estructura de madera donde se refugia cuando llueve o contra las inclemencias del tiempo. Salió y luego volvió a ingresar a comer algunas frutas que le habían ofrecido sus cuidadores.

El trámite para que el paquidermo salga de Argentina ya está autorizado por la Provincia, mientras avanzan las gestiones para que el país vecino permita su ingreso. En tanto, la fundación Franz Weber, que organiza el traslado, ya hizo distintos relevamientos con el objetivo de garantizar que la elefanta se encuentre apta.

Lo cierto es que el tiempo pasa y eso juega muy en contra en este proceso para llevar a un elefante a Brasil; pues se trata de un animal que ya sobrepasó largamente la expectativa de vida que marca la ciencia y la naturaleza para estos casos, y que siempre vivió en cautiverio. Pues los expertos tienen más dudas que certezas acerca de si Pelusa resistiría semejante viaje a esta altura de su existencia.

Este medio consultó a la Comuna acerca de si ya hay alguna fecha tentativa para realizar el operativo, la respuesta fue negativa. "Lo que hay que saber es que el tema está en manos de verdaderos expertos en la materia, Pelusa está muy bien atendida y son los profesionales quienes resolverán el caso para que el animal pueda llegar en buenas condiciones a su hábitat natural", indicaron.

Por ahora muchos ruidos pero pocas nueces como dice el conocido refrán. Más dudas que certezas. Se habla firme sobre el traslado de Pelusa, se avanzó en trámites y hace unos meses se había señalado que el aninal estaba en condiciones. Se va el mes de abril y la cuestión sigue en veremos. Los tiempos se acortan, la elefanta ya sobrepasó las expectativas de vida para su especie y la verdad es que a esta altura no parece nada fácil concretar el proyecto.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

100%
El Editor Platense Radio