lunes 21 de septiembre de 2020 - Edición Nº916
Editor Platense » Policiales » 18 mar 2019

Femicidio en Ensenada: el imputado se declaró inocente

Dijo que su concubina era "depresiva" y que se suicidó, tirándose del balcón. El fiscal decidió dejarlo detenido


Por:
Nicolás Fábrega

R.M., el hombre de 60 años acusado de haber asesinado ayer a su concubina arrojándola al vacío en El Dique, declaró esta tarde y dijo ante el fiscal lo mismo que había aseverado ante los agentes que tomaron la denuncia: que se trató de un suicidio.

Sentado frente a Álvaro Garganta, titular de la UFI 11 que tramita la causa como “homicidio”, optó por hablar, a diferencia de muchos criminales que prefieren callar, avalados en su derecho penal y siendo aconsejados en la mayoría de los casos por sus abogados defensores.

Sin titubear, repitió las mismas palabras que oyeron durante la madrugada del domingo los policías del Comando de Patrullas Ensenada y los detectives del Gabinete de Homicidios de la DDI. Se desligó del hecho, admitió una fuerte discusión previa por celos pero negó absolutamente haber cometido el crimen, pese a que las marcas en el cuerpo de la víctima, identificada como Rosa Mariela González (54), revelan que fue asesinada. Indicó que ella "era depresiva" y que intentó golpearlo, por lo que él la retuvo de los brazos y le pidió que no lo hiciera más. 

“Se declaró inocente y relató que fue ella quien se tiró desde el balcón, atentando contra su vida”, resumió un pequisa. Sin embargo, por el momento continuará aprehendido.

Como El Editor Platense informó ayer, el hecho tuvo lugar cerca de las 3 en un departamento ubicado en 124 entre 49 y 50, donde vivían los implicados, que se habían conocido hacía diez meses. De acuerdo a la versión del hombre, últimamente ella “le hacía constantes escenas de celos” y por ese motivo iniciaron una nueva pelea.

La misma finalizó, siempre bajo la versión del imputado, cuando la mujer, de nacionalidad paraguaya, se dirigió a la entrada del inmueble que da a un balcón y se arrojó a la casa del vecino, traspasando una baranda de hierro de un metro de alto.

Consumado el hecho, el hombre refirió que intentó salvarle la vida realizándole maniobras de respiración cardiopulmonar, y por eso el cuerpo fue encontrado por los pesquisas boca arriba y no boca abajo, como inicialmente había quedado tras caer unos cinco metros. A primera vista, los investigadores pudieron reconocer que el deceso se produjo porque la damnificada impactó la cabeza contra un tronco de unos 40 centímetros de alto y 10 de diámetro.

Pese a que en primera instancia la causa fue caratulada como “averiguación de causales de muerte” pronto cambió, por varios motivos. En parte, porque R.M. tenía rasguños en el tórax, mientras que ella presentaba una lesión en el cuello, asociable con un intento de ahorcamiento. Además, a los peritos les llamó la atención que llevara un aro puesto pero que el otro fuera encontrado en el piso de la vivienda.  Además, lucía desprendida la camisa.

“Ella tenía lesiones determinadas con maniobras defensivas y forcejeos”, confirmó un vocero y finalizó agregando que “la altura desde la que cayó no indica que pudiera ser percibida como recurso para un suicida”.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS