miércoles 20 de marzo de 2019 - Edición Nº365
Editor Platense » Movida y Moda » 5 mar 2019

PARA EMPRESAS E INSTITUCIONES

Sacar la mejor versión de cada uno con la ayuda de un Coach, una tendencia que crece en la Región

El plantel de reserva de Villa San Carlos y distintas áreas del Poder Judicial reciben Coaching Ontológico que "permite crear un contexto para que las cosas sucedan"


Por:
Alejandro Salamone

¿Su equipo no rinde en la cancha?, ¿Usted nota que los empleados de su empresa pueden dar más pero no lo logran?, ¿en la organización hay recursos humanos de sobre pero las cosas no salen como se planean?, y por qué no probar con el coaching ontológico profesional para revertir la situación. Tanto el plantel de reserva de Villa San Carlos como distintas áreas del Poder Judicial bonaerense, ya cuentan con una coach que trabaja para que las personas "aprendan a conectar con su potencial y su talento, descubrir sus fortalezas y oportunidades de mejora, para que puedan alcanzar su máximo nivel de desarrollo y rendimiento."

La que lo explica a El Editor Platense es Silvana Gianni, abogada, docente de la UNLP, Relatora Letrada de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires
y además de todo eso Coach Ontológico Profesional, de la Escuela de Formación de Lideres.

"Trabajo con las herramientas de coaching para lograr que las personas, y las organizaciones saquen su mejor versión", señala Silvana, y agrega que "el coaching es un proceso que permite crear el contexto para que las cosas sucedan, principalmente a través de la escucha y de que cada persona encuentre sus propias respuestas. El vínculo de trabajo se da entre el Coah profesional y el cliente llamado Coachee."

"Es importante aclarar que ser Coach no es ser psicólogo, no diagnosticamos, no hacemos terapia y si se topan con un Coach que sí lo hace hay que huir rápidamente, no sería serio ni responsable", afirma la coach de la reserva de San Carlos y otras organizaciones judiciales, y sostiene que "el Coaching es el arte de acompañar y apoyar a las personas para que aprendan a conectar con su potencial y su talento, descubrir sus fortalezas y oportunidades de mejora, para que puedan alcanzar su máximo nivel de desarrollo y rendimiento."

AYUDAR A DESCUBRIRSE

De ahí es que se alinean con el propósito y una visión, el Coach no dice lo que hay que hacer sino que lo ayuda a descubrirlo por si mismo.

Con el trabajo pasamos del ser “ quien estamos siendo” en este momento y frente a una determinada circunstancia a la acción, trazando planes para concretarlas, explica Silvana.

Y amplía: "El coaching es un proceso de seguimiento en que el coach y el coachee llegan a través de las preguntas del coach a reformular creencias, identificar fortalezas y debilidades, para construir nuevos valores y así descubrir el talento y potencial del cliente, para lograr resultados extraordinarios que ayuden a mejorar la toma de decisiones y el planteamiento de metas y objetivos concretos."

El coaching que ya marca tendencia en la Región y a nivel mundial, es una actividad profesional regulada por la ICF (Intenational Coach Federation) a nivel internaciona ly a su vez es la más reconocida en todo el mundo, su código deontológico además de su acreditación la hacen la mayor agrupación de coaches internacionales. 

QUIEBRE RECURRENTE

El coaching ontológico es una práctica profesional emergente basada en la compresión de que los seres humanos son seres lingüísticos. Cada práctica profesional está organizada en torno a algún tipo de quiebre recurrente que encaran las personas. Si esos quiebres no fueran recurrentes, si la gente no se enfrentara a ellos una y otra vez, no necesitaríamos tratarlos recurrentemente como lo hace una práctica profesional.

¿Cuáles son, entonces, esos quiebres recurrentes a los que se dirige el coaching ontológico? De un modo muy general diremos que el coaching ontológico implica siempre, de una u otra manera, hacerse cargo de quiebres que son consecuencia de  las limitaciones del ser de las personas como tales, como nuestra manera particular de ser humanos.

Silvana Gianni en pleno trabajo de coach

"Lo que hace el coaching ontológico es, como mínimo, ampliar el espacio de posibilidades que alguien. El aspecto más importante del coaching ontológico es, sin embargo, que le permite al coachee observarse a sí mismo como Persona, reconocer la estrechez y las limitaciones de esa Persona y expandirlas más allá de sus fronteras, más allá del horizonte de posibilidades accesibles al coachee sin una intervención ajena. El coaching ontológico no es la única manera en que la persona cambia. No cualquier cambio de Persona requiere necesariamente de coaching ontológico. La Persona está siempre en un proceso continuo de devenir; está transformándose permanentemente a sí misma Tan sólo por estar vivos nos encontramos en este proceso inevitable de devenir".

Silviana Gianni concluye: "El coaching ontológico, en consecuencia, implica un proceso de transformación por el que optamos y en el cual aceptamos observar, cuestionar y cambiar el (los) principio(s) de coherencia que constituye nuestra persona. Es en este sentido que dijimos inicialmente que el coaching ontológico deriva de las limitaciones de la Persona en cuanto tal.  Diremos, entonces, que el coaching ontológico es un proceso (una interacción, una conversación) que tiene el propósito de producir un cambio ontológico. Y qué hace posible el cambio ontológico: la cuestión de la confianza".

PROXIMAMENTE EXPLORAREMOS EL COACHING ONTOLÓGICO CON ARTÍCULOS DE LA PROFESIONAL QUE HABLÓ EN ESTA NOTA CON EL EDITOR PLATENSE

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS