martes 19 de febrero de 2019 - Edición Nº336
Editor Platense » Salud y Jubilados » 12 ene 2019

LO QUE NOS FALTABA EN ESTOS TIEMPOS

Hay que enojarse menos, ¡hacerlo engorda!

No importa que estilo de vida lleves, si el ánimo es negativo, el peso aumenta.


Con la satisfacción de verse delgadas, muchas personas pasan horas en el gimnasio o llevando adelante dietas extremas. Sin embargo, un nutricionista mexicano reveló que el humor también afecta el estado físico.

Según explico Juan Manuel Villa Romero, que realizó una investigación dónde descubrió que una de las causas del aumento de peso, incluso llevando una vida sana, es el factor emocional. Estar triste o enojado, no ayuda al organismo a liberal energías, por eso se produce el efecto contrario al esperado.

“Cuando nos molestamos el cuerpo libera adrenalina y cortisol, lo que acaba en un proceso de inflamación, de esta forma las células no liberan energía y así se aumenta de peso”, explicó el especialista en su libro ‘El que se enoja engorda’.

En ese marco, el medico recomienda mantener la calma aún en las situaciones más desagradables. Asimismo, el buen humor será un gran aliado para aquellos que quieras desprenderse de los kilitos de más, sin olvidar la buena alimentación y la actividad física a diario.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS