lunes 18 de marzo de 2019 - Edición Nº363
Editor Platense » La Plata » 10 ene 2019

CAMBIOS EN LA IGLESIA

Polémica en Tolosa con la llegada del cura Eduardo Lorenzo a Nuestra Señora del Carmen

Preocupación en la comunidad católica de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen por la llegada del el presbítero Eduardo Lorenzo acusado por torturas psicológicas a un alumno del colegio Concilio Vaticano II de Gonnet. Fue el confesor del "pedófilo" padre Grassi. La Causa está archivada.


Ya está definido que entre febrero y marzo llegará a la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Tolosa el presbítero Eduardo Lorenzo en reemplazo del sampedrino Julio Cesar Veliche, quien fue nombrado párroco en Nuestra Señora de la Paz (4 y 611). Además, Daniel Martínez será el nuevo vicario de la institución tolosana.

Si la noticia fuera sólo esa no tendría demasiada trascendencia más que para la comunidad educativa del establecimiento tolosano. Sin embargo, la polémica y la preocupación se desató cuando a través del sitio La Izquierda a Diario se conoció que sobre el sacerdote pesa no solamente el antecedente de haber sido el confesor de Julio César Grassi como capellán del Servicio Penitenciario Bonaerense sino que además sobre él mismo una causa penal archivada por supuestas torturas psicológicas sobre un joven estudiante del colegio Concilio Vaticano II de Gonnet.

Lorenzo asumió como  Capellán General del Servicio Penitenciario Bonaerense  en 1990, apenas dos años después de ser ordenado cura en La Plata por el reaccionario obispo, monseñor Antonio Quarracino. Desde entonces, además de capellán carcelero, tuvo a su cargo parroquias de Berisso, Olmos, Los Hornos, La Plata y Gonnet. Y es representante legal de varios colegios, capellán de los scouts, del cementerio de Berisso y de la Asociación de Guías Argentinas y hasta vicepresidente de los Foros de Seguridad de Olmos.

Desde la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico en el país, destacaron: "El caso Lorenzo llegó a consulta a la Red, de parte de quien tenía la guarda en su momento del menor abusado, se hizo la denuncia penal. Este señor no es inocente no porque no lo haya cometido sino por cuestiones procesales. En sede eclesiástica, hicimos la presentación ante el Arzobispado de La Plata que curiosamente fue contestado por el presbítero Javier Fronza donde como de costumbre la Iglesia contesta con una fórmula impune, en concordato con la Santa Sede a espaldas de cualquier garantía procesal y la respuesta es que no encontraron mérito para juzgar y condenar, claramente la respuesta hay que tomarla con pinzas porque hablamos de una parodia de procedimiento penal donde sacerdotes juzgan a sacerdotes", expresaron.

Vale destacar que la víctima sería un joven rescatado de la calle, donde pasó casi toda su infancia. Su tutor (un hombre que se hacía llamar "su padrino", fue quien se compadeció de él, lo llevó a su casa, le dio de comer y vestir y lo hizo estudiar. Además, sumó a esas tareas la participación activa en la parroquia Inmaculada Madre de Dios, pues allí lo recibió Lorenzo.

Luego de que el joven intentara suicidarse, y enterado de las supuestas razones que lo llevaron a tan trágica determinación, el "padrino" radicó una denuncia penal contra Eduardo Lorenzo por supuestos abusos y vejaciones, los que habrían "ido desde lo estrictamente sexual hasta torturas psicológicas para lograr un sometimiento moral", expresó.

La causa penal contra Lorenzo, la número 25.601, fue archivada por la jueza Ana Medina pocos meses después de abierta. Quienes conocen el expediente tienen muchas dudas alrededor del proceso de instrucción. Y lo que es más grave, "la decisión judicial de archivarla fue lo que le hizo tomar impulso a Lorenzo para contraatacar sobre quienes se habían animado a expresar sus sospechas y hacerle frente", expresaron.

Vale decir que una causa archivada no es una sentencia de absolución ni mucho menos. El caso no fue resuelto y entonces quedó como detenido en el tiempo.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS