viernes 14 de diciembre de 2018 - Edición Nº269
Editor Platense » Clubes y deportes » 2 dic 2018

Amenazaron al interventor del Club Progresista de La Loma que sigue usurpado

El informe a Personas Jurídicas dice haberse encontrado varias veces en el lugar "personas ebrias, gran parte del mobiliario destrozado y en desusos, y el volumen de la música alto a las 3 de la tarde". Los vecinos quieren "que se vayan". Y pidieron que sean desalojados por la fuerza pública.


Hace unos meses un grupo de ex socios del Club Progresista de La Loma -ubicado en calle 35 entre 18 y 19- se propuso recuperar esta institución histórica que tuvo su época de esplendor en los años ´60 y ´70 y era reconocida por su increible comparsa y por brindar una tarea deportiva y social a los vecinos del barrio, como toda entidad de estas características. Entonces se comenzó con los trámites ante la Municipalidad de La Plata que derivó el caso a la dirección provincial de Personas Jurídicas. Este organismo designó un interventor ya que en el lugar desvirtuado totalmente como institución barrial, suele juntarse un grupo de gente que, pudo saberse, "no desarrolla ninguna actividad cultural, ni deportiva, ni social, tampoco hacen las asambleas ni cumplen con el estatuto de un club. Sólo funciona una especie de bar y nada más".

Los vecinos del barrio comenzaron a notar "movimientos raros" en la sede de Progresista que evidencia la falta de mantenimiento de años tanto por fuera como por dentro: "Se llevaron muchas cosas, pero nunca terminaron de irse a pesar de la visita del interventor", dijeron a este diario digital platense vecinos que viven en la cuadra y que prefirieron dejar sus nombres en reserva "por temor a represalias." Y no es para menos, consta en un informe oficial al que tuvo acceso este diario que el propio interventor, denunció que fue amenazado por desconocidos que se presentaron en su vivienda y lo intimidaron. La denuncia figura en el informe en Personas Jurídicas y solicita, además, la "intervención de la fuerza pública para desalojar el inmueble perteneciente al Club".

En ese informe se señala: "...debido al reclamo de los vecinos y a lo expuesto en los hechos, solicito a Ud. el empleo de la fuerza pública para poder cumplir finalmente las tareas que se me han encomendado, debido a que quien ostenta el título de presidente de Progresista de La Loma, ha desoido todas las recomendaciones y pedidos realizado por mi persona. Denuncio por la presente que se han presentado en mi domicilio particular determinadas personas con la finalidad de generar en mí algún tipo de intimidación, desconozco sus nombres, debido a que no los he visto en la recorrida del Club".

En la parte del informe donde realiza el inventario de lo encontrado en el lugar, el interventor describe: "...que luego de varias visitas al lugar, el 17 de octubre pude ubicar al supuesto dueño (este diario no publica su nombre para respetar la investigación que se lleva a cabo) quien expresa ser el presidente de dicha institución. Le solicité los libros conforme a lo normado en el artículo 202 INC A de la disposición 45/2015, quien expresa que hace años ha perdido los registros de dicho lugar, quien además ostenta ser un socio fundador y exhibe una denuncia de extravío ante este organismo. Le consulté si quedaban más socios y él mismo contesta ´que no´. La situación continuaba siendo la misma que al inicio, bebidas alcoholicas, personas ebrias, y alto volumen de música, todo en el horario de 15 P.M; en esta ocasión recorrí todo el lugar el cual estaba en su gran parte deteriorado y con mucha basura. Las instalaciones cuentan con luz, agua y gas, que al día 17 de octubre se encontraban impagos".

Este es el inventario de lo encontrado dentro de Progresista de La Loma:

Sillas de metal: 51 deterioradas.

Caballetes; 12 deteriorados.

Tablones de madera: 5 deteriorados.

Rockola musical: 1 en buen estado.

Heladeras: 2 en buen estado.

Mesas de madera: 5 en estado regular.

Mesa de Pool: 2 en desuso.

Utensillos de cocina: varios.

La recuperación de Progresista no difiere mucho de lo sucedido en otros clubes de barrio como por ejemplo Centro de Fomento Villa Elvira o Estrella de La Loma, sin embargo se complica más por la resistencia de los "usurpadores" a querer dejar las instalaciones para comenzar a regularizar la vida institucional de un club que es histórico y que, de seguir así, "se perderá para siempre", expresaron los vecinos del barrio.

La Federación de Instituciones Culturales y Deportivas está al tanto del caso y también gestiona para hacer posible que Progresista reviva y sea otro lugar para la comunidad, con actividades culturales, deportivas, sociales y de fomento.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS