viernes 14 de diciembre de 2018 - Edición Nº269
Editor Platense » El Lobo y El Pincha » 28 nov 2018

El Lobo es finalista de la Copa Argentina

Gimnasia venció a River desde el punto penal, con muy buenas definiciones y sacando provecho de los yerros de Pratto y Maidana. En los 90 minutos Martínez y Pratto marcaron para River, Faravelli y Silva convirtieron para el Lobo. Bonifacio y Pinola fueron expulsados


Arrancó mejor River, haciendo circular bien el balón y tratando de aprovechar todo el ancho del campo de juego.

Gimnasia, por su parte, aguantó el asedio inicial, y poco a poco comenzó a cerrarle los caminos al rival, a ajustar las marcas de los creativos "millonarios" y a animarse a soltar a Comba y Tijanovich en función del ataque para buscar inquietar a Armani.

Pero si bien River no lograba encontrar el camino al gol, el mismo llegó a partir de una serie de desaciertos. El primero, del árbitro por no sancionar una clara mano de Nacho Fernández en la jugada que terminó con falta a favor de River. El segundo, de lo defensores de Gimnasia por cortar con falta una jugada que no la requería. Y por último, el gran yerro de Alexis Martín Arias, quien permitió que se le filtrara el remate de sobrepique del Pity Martínez que daba la sensación que era fácilmente controlable.

Gimnasia respondió rápido con un buen centro de Ayala para Tijanovich, y también rápido se equivocó Armani, que dió rebote ante la arremetida de Faravelli y el Lolo no dudó en empujarla a la red para poner la paridad en el marcador.

Con el empate llegó también la reacción de River, que como animal herido, atacó en forma apurada, dejando espacios que bien pudieron ser aprovechados por el Lobo. Pero quien esta vez fue infantil en su accionar fue Bonifacio, que en pocos minutos vio la segunda amarilla y la consiguiente expulsión que dejó al Lobo en inferioridad numérica para afrontar toda la segunda etapa.

En el inicio de la segunda etapa River volvió a aprovechar un yerro defensivo del Lobo, quien se quedó mansamente viendo como Prato se filtraba entre lo defenosores y se fue directamente  enfrentar a Alexis Martín Arias para superarlo con un remate bien direccionado.

Gimnasia respondió rápido con un centro de Ayala que conectó bien Silva, pero sin buena puntería, aunque inmediatamente el árbitro volvió a cobrar protagonismo en el partido al expulsar a Pinola por un codazo en el rostro de Coronel dentro del área de River, pero no cobró penal, ya que no advirtió que Ayala ya había puesto el balón en movimiento cuando se produjo la infracción.

La justicia llegó sobre los 15 minutos cuando Ayala le sacó lustre a la pelota para mandar un corner con rosca al corazón del área millonaria, y Silva metió el frentazo para dejar sin chances a Armani que solo pudo cachetear el balón.

El pasaje a la final se definió desde los doce pasos. Arrancó Silva reventando el arco ante un Armani que nada pudo hacer, Pratto buscó pincharla y el balón terminó de devolverlo el travesaño.

Licht metió el segundo del lobo con absoluta jerarquía, en tanto que Poncio definió bien contra el palo izquierdo de Alexis.

Hurtado puso el tercero con un disparo potente y el Pity Martínez convirtió para River con gran calidad.

Ayala, el experto en pelota parada del Lobo, buscó definir sobre la derecha y se jugó bien Armani que tapó el remate. y Borré empató la serie para el Millonario.

La definición de la suerte del Lobo quedó en los pies menos pensados. Los centrales del Lobo, Guanini y Guiffrey fueron los encargados de determinar la suerte tripera. Guanini pateó el quinto de Gimnasia y le rompió el arco a Armani, y lo mismo hizo Guiffrey, quien en la definición mano a mano, colocó la pelota contra el palo derecho de Armani y le dió al Lobo el pasaje a la final de la Copa Argentina, ya que Maidana pateó luego por encima del travesaño.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS