lunes 19 de noviembre de 2018 - Edición Nº244
Editor Platense » La Plata » 5 nov 2018

Padres y directivos del Normal 1 se reunieron con el fiscal por las amenazas de bomba: "Nos fuimos con un sabor amargo", dijeron


Por:
Alejandro Salamone

"Blindar la escuela no es la solución, o revisarla cada mañana, de todos modos no nos oponemos a eso, pero además queremos una investigación de fondo para que se encuentre a los responsables de estas amenazas de bomba que durante este año hicieron perder muchísimas horas de clases a los chicos".  Así se manifestó ante el editor platense Milagros Romero, una mamá del Jardón de Infantes del Normal 1 que junto a otros pares y directivos del establecimiento participó de una reunión con el fiscal que investiga el caso Juan Cruz Condomí Alcorta.

Romero agregó que "el fiscal nos dijo que esta semana íbamos a tener novedades, que viene avanzando, pero la realidad es que no nos brindó detalles de los números concretos de llamadas que se investigan (el Normal 1 tuvo más de 80 llamados a lo largo de 2018) y sostiene que las voces son de chicos adolescentes, desestimando todo lo demás. El fiscal dice que la solución es un blindaje del colegio, la revisión cada mañana antes del inicio de las clases, pero nosotros queremos que se vaya a fondo, que se avance en investigar quiénes son las responsables de estas amenazas reiteradas. El fiscal nos dio pocos detalles y nuestra preguntas no fueron evacaudas, por eso nos fuimos con un sabor amargo de la reunión".

Del encuentro participaron un grupo de padres, madres, una docente, directivos de Jardín, primaria, secundaria y el vicedirector de la unidad académica del Normal 1 con el Fiscal Condomí Alcorta, quien lleva las causas por intimidación pública (amenazas de bomba) contra instituciones educativas.

"El fiscal pese a que dijo que quería escuchar a los papás y docentes comenzó hablando él, manifestando que la causa está avanzada y que en el transcurso de la semana habría novedades. Sin embargo, no dio certezas respecto al desarrollo de la investigación y fue muy ambiguo en sus respuestas.", señalaron los padres a este diario digital de la Ciudad.

Por su parte Condomí Alcorta señaló al editor platense que "los puse al tanto de la investigaciones  en lo que se puede informar y no es reservado", sostuvo, y agregó que "hay detenidos por amenazas en otras escuelas pero no en el Normal 1".

DETALLES DE LA REUNION

Los que sí contaron detalles la reunión fueron los padres: "En primer término el fiscal intentó responsabilizar a los directivos del colegio de no tomar las medidas necesarias y de no aceptar el blindaje sosteniendo el protocolo de evacuación. Ante esto tanto directivos y papás manifestamos que ante un hecho de intimidación el blindaje resulta ineficaz e inviable en una institución de la magnitud del Normal 1, es decir que el blindaje no es la resolución al problema de fondo y que lo que se pretende es una investigación seria que apunte a terminar con este flagelo."

Por otra parte, "se le manifestó que la respuesta en el ámbito pedagógico respecto de alumnos involucrados le compete a la escuela respetando la normativa de niñez vigente. El fiscal refirió que se hizo cargo de las causas desde el 8/9/18 unificando las realizadas con posterioridad y las anteriores que tengan algún tipo de conexidad con las que el investiga. Es decir que no existe una unificación con el conjunto de las amenazas que se realizaron en la institución desde principio de año, sin perjuicio de que existe un accionar sistemático y complejo.", señalaron los padres en un comunicado que se difunde en las redes sociales.

Y agregaron: "Por otra parte, se le manifestó los malos tratos a directivos recibidos por parte de efectivos policiales y las ´notificaciones´ verbales de la fiscalía en la escuela que no tenían precisión respecto del objeto de las mismas, como citaciones o reconocimiento de audios. Circunstancias que resultan intimidatorias para el cuerpo docente."

Al respecto, Condomí Alcorta refirió “que eso estaba mal” y que lo iba a hablar para que no se repita. Además le solicitó contacto a los directivos para comunicarse directamente desde la fiscalía y no por intermedio de la policía.

El fiscal durante la reunión vaciló entre dos hipótesis, una vinculada a los alumnos y otra “más compleja”. Sin embargo, respecto de la primera hizo mucho eje.

"Lo que queda claro para nosotros -dijeron los participantes de la comunidad educativa del Normal 1- es que la investigación se centra en la identificación de llamadas pero no va más allá respecto del modus operandi, el por qué de la sistematicidad llegando estas últimas semanas a ser dos amenazas diarias. El vicedirector le planteó la necesidad de una reunión entre todos los estamentos del estado involucrados y la comunidad educativa, a lo que el fiscal manifestó que él no la promovería a dicha instancia pero que si lo convocan y puede aportar en algo iría." 

Finalmente, el fiscal se comprometió a mantener informada respecto de la investigación a la comunidad educativa a través de los directivos. "Luego, los padres nos retiramos y la reunión continuó sólo con los directivos." 

"Quienes participamos de la reunión nos quedamos conversando un poco después y compartimos que la reunión nos dejó un sinsabor ya que el fiscal permanentemente vaciló en su línea argumental y estuvo a la defensiva. Sin embargo, teniendo en cuenta que en la semana habría novedades nos parecía que tal vez podemos ver si hay alguna respuesta y si no es así, pensar una acción para la próxima semana.", concluyeron.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS