domingo 16 de diciembre de 2018 - Edición Nº271
Editor Platense » El Lobo y El Pincha » 27 sep 2018

NOTA EN CONSTRUCCIÓN

Gimnasia venció a Boca con gol de Jan Hurtado y sacó pasaje a los Cuartos de Final

El Lobo se llevó el 1.310.000 Pesos de premio monetario y el pasaje a cuartos de final de la Copa Argentina, para enfrentar a Central Córdoba. Fito Rinaudo le dedicó el triunfo a su gente y a los medios que subestimaron a Gimnasia y dieron como vencedor a Boca antes de jugarse el partido (GALERIA DE FOTOS)


Por:
Mauricio Bustos

Con un gol sobre el final del partido de Jan Carlos Hurtado, Gimnasia superó a Boca en Córdoba por 1-0 en un choque correspondiente a octavos de final de la Copa Argentina. El conjunto platense fue superior a su oponente y resultó un justo ganador y próximo rival de Central Córdoba por cuartos de final.

Gimnasia salió a sorprender a Boca de movida presionando bien en tres cuartos de campo y manejando bien el balón en función de ataque, pero sin tener punch en la cercanía del arquero xeneize.

Boca, viéndose superado, buscó sacar ventaja de sus individualidades, pero poco podía hacer ante una defensa albiazul que no mostraba demasiadas fisuras, salvo algunas desinteligencias de Piovi, que hicieron que Alexis Martín Arias tuviera que andar a los revolcones para alejar el peligro.

En el juego ajedrecístico de los técnicos, Troglio comenzó marcando diferencias ante los Melli, ya que el tandem Rinaudo - Faravelli eran los que manejaban el juego en el mediocampo, en tanto que Gómez y Tijanovich sacaban ventaja de su velocidad y desbordaban continuamente a sus marcadores. El problema en el Lobo estaba en el campo de juego, ya que sobre todo Mauro Guevgeozián se la pasó patinando.

Sobre los treinta minutos llegó al jugada polémica de la primera parte, cuando Mauro Guevgeozián le ganó en el pique a Izquierdoz, buscó entrar con pelota dominada al área para enfrentar a Rossi, y lo bajó en la puerta del área el defensor. Los del Lobo reclamaron penal y expulsión por último recurso, pero el árbitro Pablo Echavarría sancionó falta afuera del área y tarjeta amarilla, lo que dejó en claro su falta de criterio, ya que debió expulsar al jugador de Boca, ya que el delantero mens sana se aprestaba a enfrentarse con el arquero.

De allí al final de la primera etapa, las ideas tácticas de Troglio continuaron prevaleciendo por sobre las de los Mellizos, pero el Tripero continuó perdonando al xenexize cada vez que este le dejó el hueco para aprovechar.

Con el inicio de la segunda etapa, nada cambió significativamente. Boca apretó un poco las marcas en el medio y comenzó a dominar con mayor continuidad el balón, al tiempo que Troglio leyó bien el juego e hizo ingresar a Ezequiel Bonifacio por el Monito Gómez para tener mayor poder de recuperación del balón, y luego mandó al campo de juego a Jan Carlos Hurtado en lugar de Guevgeozían buscando mayor potencia ofensiva en los últimos metros.

Pero el desgaste físico realizado en la primera parte le comenzó a jugar una mala pasada en la medida que pasaban los minutos. El cansancio iba apoderándose de sus jugadores, y las molestias físicas obligaron al técnico a tener que gastar una variante que lo obligó a mover varias piezas en la cancha. Oreja salió dolorido, ingresó en su lugar Lucas Licht, que pasó a jugar en el medio por izquierda, Tijanovich cambió entonces a volantear por derecha, en tanto que Bonifacio fue a ocupar el lugar de marcador lateral derecho.

Lo de Boca siguió siendo pobre e improductivo. No aparecieron las individualidades y el juego colectivo brilló por su ausencia.

Pero lo que no aparecieron en Boca, si lo hicieron en el Lobo sobre el final del partido, cuando Licht manejo con gran categoría una contra sacando una habilitación perfeta para Melluso cuando Bufarini salió a presionarlo; el juvenil mens sana picó al vacio leyendo muy bien la jugada y cedió un centro razante al primer palo para que el venezolano Jan Carlos Hurtado le ganara la posición a Magallán y tocara al gol para marcar la vioctoria del Lobo; el triunfo de quien fue de punto y terminó siendo banca. En el fútbol nunca hay que subestimar al rival. Boca no lo hizo, pero nunca fue el equipo que pensaba encontrar la prensa nacional necesitada de una semifinal con un nuevo Supercládico.

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS