viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº920
Editor Platense » Clubes y deportes » 19 mar 2018

En La Plata son fundamentales

Los clubes de barrio y el desafío de mantenerse activos

Los aumentos de tarifas lo ponen contra las cuerdas, pero luchan por brindar servicios a la comunidad


Por:
Alberto Alba (Presidente Federación de Instituciones)

Nuestra Federación creada en el año 1939, tiene bien en claro que la misión esencial de las instituciones es la generación de ámbitos adecuados y propicios en los cuales niños, jóvenes y adultos, puedan desarrollar actividades deportivas, sociales y culturales, como así también servir de contención a grupos de adultos mayores.


Es por ello que en todas las entidades subyace el propósito de procurar y difundir de manera permanente la incorporación de valores éticos-sociales que en muchos casos ha llevado a cambiar la historia personal de los destinatarios, dando origen a una toma de conciencia acerca de las responsabilidades y sanas costumbres que les contienen ante la comunidad y de esta forma alejarlos de la droga, el alcohol y la violencia.


Las entidades, en general, atraviesan una compleja situación por la conjugación de diversos factores.


Ante la falta de un apoyo real del Estado, se puede advertir sin esfuerzo que lentamente se las está llevando hacia un paulatino desamparo olvidándose que conformaron y aun lo hacen a pesar de las dificultades por las que atraviesan, una formidable red de contención social.


Estas entidades sin fines de lucro, son de neto corte social, realizan tareas en beneficio de la comunidad que las alberga, cuentan con Personería Jurídica y reconocimiento de los organismos municipales.


Ese fuerte tejido comunitario elaborado durante años por esforzados y abnegados voluntarios, que donaron y aún donan horas de su tiempo recibiendo como único estipendio, en el mejor de los casos, nada más que el reconocimiento gratificante de los vecinos, llevando diariamente adelante actividades que debería haber realizado el Estado.


Los ingresos con que tienen en el mejor de los supuestos, y cuando es percibida, se reducen a una exigua cuota societaria que, en la mayoría de los casos sólo basta para cubrir los gastos mínimos indispensables, ya que mayoritariamente no cuentan con otros recursos genuinos, circunstancia que lleva a sus dirigentes a utilizar permanentemente su ingenio y creatividad para lograr subsistir.


El sintético análisis que antecede nos obliga a pensar que para que las Instituciones funcionen dignamente y continúen con su tarea de formación de jóvenes, contención de adultos y la unión de la familia, necesitan imperiosamente que el estado no se desligue de su responsabilidad social, procediendo a la implementación de un régimen protectivo, sin tantos requerimientos como lo hace en la actualidad y que reglamente con carácter de urgente la Ley Nacional 27.218 a la que adhirieron ambas cámaras legislativas, la que incluye un régimen tarifario específico para entidades de bien público.

Accediendo a una tarifa diferenciada, lo que implicaría un importante desahogo económico, puesto que el nuevo aumento que se pondrá en vigencia, sin lugar a dudas no podrán afrontar la mayoría de las entidades barriales.-

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS