martes 25 de septiembre de 2018 - Edición Nº189
Editor Platense » Salud y Jubilados » 29 ago 2018

Médicos: las mujeres y los más jóvenes son quienes más padecen las agresiones en los hospitales

La AMP presentó un trabajo de investigación sobre un tema inquietante. Cada vez más galenos sufren ataques físicos en sus lugares laborales


El primer estudio platense sobre hechos de violencia en el sistema de salud local reveló que son las mujeres, los más jóvenes y quienes trabajan en el subsector público, los miembros del equipo sanitario más afectados por agresiones en sus ámbitos laborales, un fenómeno inquietante, creciente y de larga data, que fue analizado en profundidad a partir de un trabajo de investigación encargado por la Agremiación Médica Platense (AMP).

El trabajo, que se presentó en formato de libro bajo el título “Las diferentes caras de la violencia en la salud”, reúne entrevistas y encuestas a 733 miembros del equipo la salud del Gran La Plata.

De allí se desprende que el 87 por ciento de quienes se desempeñan en hospitales públicos manifestaron preocupación por la violencia en sus lugares de trabajo y, de este subsector, 7 de cada 10 dijo haber sufrido alguna situación violenta durante su desempeño laboral. En tanto, en el subsector privado de la salud, esa preocupación afecta a un 53 por ciento de los entrevistados, 34 puntos porcentuales menos.

En la comparación por género, el 62 por ciento de las mujeres y el 58 por ciento de los hombres sufrieron alguna situación de violencia en su lugar de trabajo. Un 25 por ciento de las profesionales refirieron haber sido víctimas de violencia interna en el último año, es decir, aquella que se da entre los miembros del equipo sanitario. Entre los varones, en cambio, solo un 20 por ciento respondió haber sufrido esa violencia en el mismo periodo.

LAS MUJERES MAS AFECTADAS POR LOS CASOS VIOLENTOS

Los investigadores señalaron que los hombres son los que más sufren agresiones físicas, pero son las mujeres las más afectadas por la violencia. Al discriminar por tipo, el 59 por ciento de ellas dijo haber sido víctima de violencia psicológica, categoría en la que se incluyen amenazas, insultos y frases discriminatorias.

A su vez, la investigación mostró que los más jóvenes del sistema engrosan las filas de los más expuestos. Según la encuesta, el 75 por ciento de las personas menores de 35 años siente inseguridad en su ámbito laboral, una proporción superior a la registrada entre los profesionales mayores de esa edad, que refirieron percibir inseguridad en su trabajo en el 56 por ciento de los casos.

De la investigación, a cargo del IPSOAR (Instituto de Políticas Sociales para Argentina) se desprende, también, que los médicos residentes - aquellos que están en etapa de formación de posgrado-, son los que más sufren de violencia psicológica en sus trabajos, con un 73 por ciento de respuestas positivas sobre el total de casos.

En cuanto a las diferentes manifestaciones de la violencia en todas las edades y géneros, cobra mayor relevancia la de tipo psicológico, con el 57 por ciento. En segundo término, se destaca la violencia interna entre profesionales (23%) y, en tercer lugar, la violencia física (14%).

“Desde la AMP estamos convencidos que es necesario un análisis de la violencia que nos permita el reconocimiento de la complejidad de este fenómeno multifactorial”, expresó durante la presentación del libro que recoge los datos de la investigación, el vicepresidente de la Agremiación, Jorge Varallo. En ese sentido, señaló que la decisión de hacer un estudio en profundidad sobre el tema “se funda en la convicción de que, desde la AMP, tenemos que trabajar para diagnosticar el estado de situación de nuestras condiciones laborales y, sobre la base de datos certeros, planificar políticas y medidas concretas que permitan incidir positivamente para la construcción de espacios de trabajo saludables y seguros”.

LOS MÁS CASTIGADOS

En el estudio se destaca que los enfermeros constituyen el sector más afectado por la violencia dentro del equipo de salud, al punto que el 31 por ciento de ellos sufrió alguna agresión física en su lugar de trabajo. Constituyen a su vez el sector más perjudicado por la llamada violencia interna y, como consecuencia de estas circunstancias, son quienes más han migrado de lugar de trabajo en busca de mejores condiciones laborales.

La investigación de la AMP se basó en 733 testimonios de profesionales de los hospitales San Martín, Sor María Ludovica, Rossi, San Juan de Dios, Alejandro Korn de Melchor Romero, Italiano, IPENSA y Español, entre otros.

De la presentación que se realizó ayer en la Casa de Cultura de la AMP participaron el decano de la facultad de Medicina de la UNLP, Juan Basualdo; la vicedecana de Medicina, Marita Marini; el defensor adjunto de la Defensoría del Pueblo de la Provincia, Enrique Marcelo Honores; la senadora Carolina Barros Schelotto; el titular del SAME La Plata, Enrique Rifourcat; el ex Defensor del Pueblo, Carlos Bonicatto; el secretario general adjunto de AMRA seccional Conurbano Norte, Marcelo Regner, el secretario de la Federación Bioquímica de la Provincia, Gabriel Di Bastiano, el presidente del Colegio de Médicos Distrito 1, Jorge Mazzone y la abogada Antonella Pérez, de la dirección provincial de Salud Comunitaria y Entornos Saludables y no Violentos del ministerio de Salud bonaerense, entre otros referentes del ámbito sanitario.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS