lunes 30 de noviembre de 2020 - Edición Nº986
Editor Platense » La Región » 18 nov 2020

Jóvenes fotógrafos recorren el país capturando momentos únicos con una cámara del Siglo XIX

Mauro y Antonella son de San Isidro y arribaron a La Plata y usan un método muy particular para fotografiar los lugares más icónicos de la ciudad. Conocé su historia


 

Las cámaras de cajón son casi tan viejas como la fotografía misma. En principio no es más que un cajón con una apertura y una lente, a través de la cual se impresiona el material fotográfico que luego será revelado dos veces: la primera en negativo, y luego se transforma al positivo.

Aunque no lo parezca, tuvieron gran tirada desde finales del Siglo XIX hasta más o menos comienzos de la Segunda Guerra Mundial. Eran en apariencia una cámara de cajón sobredimensionada, dentro de la cual se alojaban varias placas fotográficas que se iban volteando y apilando en la base de la cámara una vez iluminadas, por medio de muelles y pulsadores. 

La cámara posee un fuelle flexible (acordeón) que forma un sello hermético a la luz entre dos marcos ajustables, uno de los cuales sostiene el objetivo, y el otro el visor o el soporte de la película fotográfica.

Mauro y Antonella, una pareja de fotógrafos ambulantes, decidieron armar una y salir a capturar momentos en distintos puntos del país. Arrancaron con este hobby hace 6 años y pretenden continuar por un largo tiempo. Sin dudas, ver a jóvenes utilizar este tipo de dispositivos analógicos tan antiguos genera placer y nostalgia.

 

“No nos dedicamos a esto pero cuando tenemos unos días libres, agarramos la cámara y salimos a recorrer y fotografiar lo que nos gusta”, contó Mauro a El Editor Platense mientras revelaba con una de sus manos una imagen recién retratada.

Los artistas se instalaron este martes en medio de la Plaza Moreno, y compartieron su arte con los vecinos de la ciudad de La Plata.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS