lunes 30 de noviembre de 2020 - Edición Nº986
Editor Platense » La Región » 18 nov 2020

Defensoría Ciudadana

Tulio Marchetto va por la reelección: “tengo mucho potencial para seguir trabajando por los vecinos platenses”

El defensor ciudadano de La Plata juró el 7 de diciembre del 2016 y su mandato termina este año. Pero el funcionario anticipó al Editor Platense que irá por la reelección. “Queremos que el vecino se sienta representado con los defensores y que pueda confiar en nosotros. Vamos a seguir protegiendo sus derechos”, sostuvo.


En un mano a mano, el abogado Tulio Marchetto respondió el cuestionario de El Editor Platense y contó cómo fue su experiencia a cargo de la Defensoría Ciudadana, explicó por qué debe seguir en el puesto y les dejó un mensaje muy sentido a todos los vecinos.

ED: ¿Cómo fue tu trabajo y de todo el equipo durante la pandemia?

TM: -El trabajo en pandemia fue raro. Yo no estaba acostumbrado a trabajar desde mi casa y no tener contacto con la gente, que es lo que más me gusta. Esto hizo que todos aprendamos a manejarnos de una manera diferente. No sé si peor o mejor, pero si diferente. Yo estaba muy acostumbrado a salir a recorrer la ciudad, a encontrarme cara a cara con los problemas o poder acudir cuando me avisaban de algún problema. Eso cambió, al menos desde que asumí y que me quedé solo al frente de la Defensoría, porque antes teníamos un programa que se llamaba “La Defensoría sale a la calle”. Lo llevamos adelante desde el mes de julio hasta los primeros días de marzo. En ese programa, los vecinos nos llamaban por distintos inconvenientes.

Durante la etapa previa a la pandemia, asistimos a reclamos de distintas índoles: desde un bache, hasta controlar la frecuencia de los ómnibus. Hicimos, entre muy pocos, un trabajo muy bueno. Nos sirvió para tener un panorama de lo que pasaba en la ciudad. Luego, nos agarró la pandemia. Fue algo inesperado que re direccionó todo el trabajo.

A partir de un vivo de Instagram con una periodista local, surgió la idea de continuar y comunicarnos con la gente en las redes. Hicimos primero dos vivos por semana, con la campaña “Generemos comunidad”. Eso fue todo un aprendizaje porque había que coordinar las entrevistas con los invitados, convocar a la gente a que se sume y armar el cuestionario. Ahora estamos haciendo un vivo de Instagram semanal, los días viernes, porque ya se empiezan a efectuar las distintas aperturas y flexibilización de la cuarentena, el ASPO no tiene más vigencia.

En ese sentido, quiero manifestarle a la población que pese a estar en la etapa de distanciamiento debemos seguir con los cuidados necesarios: usar tapaboca-nariz, seguir manteniendo la distancia, sanitizar los ambientes.

La Defensoría siguió trabajando, recibiendo denuncias a través del correo electrónico oficial: defensoríaciudadana@laplata.gob.ar; también implementamos otro mail directo que es tulioprotegemostusderechos@gmail.com; por el 0800-333-3393, que es el teléfono de la guardia de reclamos de lunes a viernes.

También estamos en Twitter y Facebook. En todas esas redes hemos recibido denuncias de todo tipo. Hemos intervenido en gestiones de distintos reclamos como, por ejemplo, en casos en los cuales Defensa al Consumidor no pudo hacerse cargo.

Cuando tenés gestiones que son buenas y se pueden efectuar, es una gratificación enorme. Y cuando no se da, sentís una frustración. Pero creemos que la tarea se está cumpliendo, seguimos trabajando y casi que estamos en la finalización de mi mandato. Pero tengo ganas de continuar.

 

ED: ¿Con qué te encontraste cuando llegaste?

TM: - Con muchos reclamos de Espacios Públicos. En ese entonces, había otra persona en la Secretaría y se llamaba Espacios Verdes. Me encontré con muchos reclamos de podas, de recolección, de luminarias, bacheo, etc. Un 70% de los reclamos eran de esa área. Soy honesto, se resolvían muy pocos. Cuando se cambió la Secretaría y con nueva persona a cargo se invirtió ese porcentaje: ahora hay un 70% de soluciones y un 30% de problemas no resueltos.

Aún en pandemia, también se pudieron solucionar distintos reclamos. No sé si porque tenemos mejor comunicación, pero bienvenido para el vecino.

Después había muchas denuncias de Control Urbano. Con la llegada de Virginia Pérez Cattaneo también mejoró mucho la relación y coordinación. El diálogo es más ameno y directo. A veces encuentro la solución a un problema de manera más rápida al comunicarme directamente con ella, en vez de hacer toda la burocracia del expediente. Es más sencillo. Soy de los que creen en la comunicación y llamar por teléfono o visitar al responsable del área y manifestarle cuál es el problema es más eficiente. Paralelamente lo hago, pero a veces ya está solucionado y es más fácil archivar un expediente con la solución, que dejar un expediente vivo sin resolver.

 

ED: ¿Cómo es el trabajo de la Defensoría y qué función cumple?

TM: - El trabajo de la Defensoría es muy importante, porque todos los problemas para los vecinos son vitales. Yo trato de no involucrarme con el expediente porque tengo que tener objetividad como defensor, pero sí tomo el reclamo con la responsabilidad que me compete. Hago lo mismo que hago con mi ejercicio profesional como abogado. Yo tengo una obligación de medio. Creo que lo que me ha dado éxito es tener una buena relación con los vecinos. Yo atiendo a todos ellos. Esta es una Defensoría que tiene las puertas abiertas.

 

ED: ¿Cómo está conformado el equipo?

TM: - Es un equipo de trabajo muy pequeño. Son 5 empleados, más dos colaboradores que son mis dos hijos mayores, quienes me arman todo lo que respecta a redes y difusión. Son también quienes me acompañaban cuando salía a recorrer la ciudad.

Creo que es fundamental, cuando comience la nueva gestión, poder reforzarlo. El trabajo es cada vez mayor y debemos estar acordes a esa necesidad. Por otro lado, la Defensoría en cuanto a lo mobiliario está diezmada. El compromiso de las autoridades municipales es empezar a completar lo que falta para garantizar las necesidades también de los trabajadores y de los vecinos.

Tengo esperanzas de que esto mejore, porque creo que este año todos los recursos han ido a parar a cubrir las necesidades sanitarias, de los comedores y de la gente que la pasó y la sigue pasando mal. Gracias al esfuerzo mancomunado de todos los sectores de la comunidad, y el esfuerzo de la gente, pudimos salir adelante.

 

ED: ¿De qué se trata el programa “Generemos Comunidad”?

TM: - A raíz de tener más presencia en las redes, lanzamos ese programa para resaltar los valores del vecino común y de a pie, que colabora con sus pares dando una mano, armando una olla popular, una copa de leche, repartiendo alimentos, ropa, etc. Todo eso, a través de muchas instituciones pequeñas, medianas y grandes, lo han hecho.

Nosotros resaltamos todas y cada una de esas acciones que hemos podido. Lo vamos a seguir haciendo mientras tengamos función. Entendemos que la mejor forma de generar comunidad es que la gente tome conciencia de lo que están haciendo gratuitamente y anónimamente muchas de esas instituciones. Porque los funcionarios hoy estamos, mañana no. Por eso, queremos ser el medio entre la gente común y las necesidades de otros vecinos.

Esta situación que pasamos en pandemia es inédita, tanto para nuestras generaciones, como para los jóvenes. Nunca habíamos tenido una pandemia en este tiempo, estamos en el siglo XXI. Fue un aprendizaje que nos tocó hacer de golpe, que espero que sirva para salir fortalecidos y con la esperanza de lograr una mejor calidad de vida para la gente.

 

ED: ¿Crees que la gente siguió con consejos de cuidados para sobrellevar la pandemia?

TM: - No, la gente es proclive a no cumplir la ley. Está muy mal y creo que está en nuestro ADN. Si me lo imponen no lo hago. Debemos empezar a pensar y fortalecer esa cuestión cultural. La ley nos guste o no nos guste está para cumplirla.

Si las autoridades dijeron que nos debíamos quedar en casa, teníamos que cumplirlo. Lo mismo con salir sólo para lo estrictamente necesario y seguir con los protocolos. Porque después aparecen los anti cuarentena, los anti barbijo, los anti todo, son destructivos. Yo no quiero ser anti, quiero ser “con”. Hay que ser responsables porque ya perdimos 40 mil argentinos, de todas las edades.

 

ED: Con respecto al código de convivencia ¿pudiste participar?

TM: - No, porque no fui invitado formalmente. Hubiera sido buena mi participación porque tengo cuestiones importantes que aportar. Pero sé que hay proyectos buenos para acompañar como por ejemplo el fomentar el uso de la bicicleta. Es saludable para la persona y estar al aire libre es lo mejor que nos pasa como seres humanos. Pero hay algo interesante y es que debemos cumplir las normas de tránsito. La Plata es un lugar donde suceden muchos siniestros viales porque no respetamos la ley.

ED: ¿Qué pensás de la ciudad de La Plata?

TM: - La Plata es una ciudad hermosa. Su diagramación es perfecta en el casco urbano, a pesar de que en la periferia creció de una manera no tan ordenada, pero es hermosa en todo sentido. Es un placer caminar por la diagonal 73 cuando florece el jacarandá, o por calle 47 cuando nacen los naranjos, por Avenida 7 cuando florecen los árboles de tilo. La ciudad tiene un montón de especies arbóreas que la caracterizan y le da una fisonomía, aroma y un colorido que no lo tienen muchas ciudades del mundo.

Recorrer La Plata debe ser hermoso, pero es cierto que hay muchos de ellos que no conocen su ciudad y conocen más otros lugares. No está mal, pero los invito a recorrerla.

ED: ¿Habría que fomentar el turismo?

TM: - Sí, hay que fomentar el turismo interno. Acá hay muchas cosas lindas para mostrarle al mundo. Puede ser un buen punto de paso. Estamos a unos 55km de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tenemos una autopista que nos comunica directamente, porque subís en la rotonda y en 48 minutos estás en Puerto Madero. Esto nos indica que es espectacular la conexión. Pero estaría bueno que sea turismo diario, no para que se quede la gente porque la capacidad hotelera está reducida.  Por otro lado, si se llega a invertir en eso, generaría muchos puestos de trabajo. Es algo a futuro que hay que tener en cuenta.

ED: ¿Qué aspiras a futuro?

TM: - Por ahora, me voy a presentar en las próximas elecciones que van a ser dentro de unos días para continuar en la Defensoría. En caso de que resulte electo, voy a estar muy contento de seguir trabajando, porque queda mucho por hacer y tengo todavía potencial para dar en este puesto. Obvio que uno siempre tiene aspiraciones de crecer en la función pública, pero hoy el momento es fortalecer la defensoría y hacerlo en todos los niveles, desde lo interno, como en lo externo. Queremos que el vecino se sienta representado con los defensores y que pueda confiar en nosotros. Vamos a seguir protegiendo sus derechos.

 

ED: Si tuvieras que hablar con el vecino, ¿qué mensaje le darías?

TM: - Confíen en sus instituciones, mucho más allá de los hombres, para fortalecerlas. Las instituciones nunca se van a ir, los hombres van a pasar.

 

ED: ¿Y a la persona que ocupe el cargo si no sos reelecto?

TM: - A la persona que venga a ocupar mi lugar si yo no renuevo, le daré y brindaré toda la experiencia que tengo si me la solicita. Estoy abierto de contarle todo lo que me quedó a mí por hacer, que haría yo en su lugar. Por otra parte, seguiría con mi vida, ejerciendo mi función como abogado y trabajando para que el vecino le vaya mejor, desde afuera, para quizás en algún momento volver desde otro rol.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS