martes 20 de octubre de 2020 - Edición Nº945
Editor Platense » Política y Economía » 17 oct 2020

OPINIÓN

Una convocatoria multitudinaria que mira al pasado y muestra el futuro


Por:
Roberto Pascual

POR ROBERTO PASCUAL

Cada 17 de octubre es especial  para los peronistas, pero este año fue particularmente significativo.

En primer lugar porque se cumplen 75 años desde el momento en que casi un millón de personas colmaron la Plaza de Mayo para exigir la liberación de Juan Perón, detenido en la Isla Martín García, creando el movimiento político más importante del país.

También porque en este 2020 el peronismo  festeja un nuevo  aniversario desde su nacimiento en el gobierno.

Pero es aún más especial porque buena parte del peronismo se sintió convocado ante un ataque de pinzas económico y político que indudablemente enfrenta la gestión presidencial, de parte de  quienes quieren extender un certificado de defunción anticipado al movimiento político más potente del país.

En este Día de la Lealtad se vivió una jornada jubilosa donde Alberto Fernández, pero también cada uno de los militantes que participaron de las movilizaciones, volvieron a reeditar esa comunión que pocos líderes en el mundo pueden lograr.

Este 17 de octubre estuvo y está rodeado de desafíos, el primero generado por el coronavirus que cambió prioridades y alejó de las calles, hasta ahora, a millones de argentinos que querían salir a respaldar a una gestión a la que se busca debilitar.

Pero también porque la caída económica derivada de una pésima gestión macrista y los efectos del virus, requiere un fenomenal esfuerzo, pese a que se la intenta relatar mucho peor de lo que efectivamente es.

Y, por último, porque se busca crear la imagen de una supuesta debilidad del Gobierno para ser capaz de impulsar políticas que saquen  al país de la situación tan comprometida.

Es indudable que los banderazos  opositores agregaron una motivación adicional a los miles y miles de manifestantes que no quieren volver hacia el pasado, que para la oposición liberal está representado por el peronismo y a la que la gesta de este 17 de octubre le da un rotundo mentís.

Quienes ven al movimiento nacional rumbo a la desaparición, languideciente, enfermo y debilitado se equivocan y en este Día de la Lealtad, el Presidente se  mostró seguro al tomar la bandera de un liderazgo que claramente volvió a ser plebiscitado en la calle.

Reiteró la metodología de convocar consensos para enfrentar la difícil etapa.  Y ese llamado al diálogo y la unidad es preciso que no vuelva a caer en saco roto.
Argentina tiene una oportunidad histórica de dejar atrás décadas de distanciamientos y de crear una meta convocante para la gran mayoría de la población.

El Presidente convocó a la creación de una etapa de la reconstrucción  y a poner de pie todos juntos a la Argentina. El desafío es encontrar esa nueva síntesis, que por supuesto no quita tratar de identificar a quienes  quieren poner piedras en el camino.

Esos mismos que lucran a costa del bienestar de todos, incendiando variables económicas como el dólar paralelo.

Esos sectores también deben comprender que si como tanta veces en la historia no aceptan el convite, probablemente  irrepetible, sean ellos y no el peronismo los que formen parte del pasado.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Con júbilo se celebró en todo el País el Día de la Lealtad. En La Plata hubo movilización

Movilización en todo el país

Con júbilo se celebró en todo el País el Día de la Lealtad. En La Plata hubo movilización

En numerosas ciudades la gente salió a la calle para recordar el 17 de octubre de 1945, cuando el pueblo se movilizó por Perón. En La Plata más de 2.500 obreros se concentraron en 19 y 32, y 19 y 526. Y convocado por el Frente Sindical para el Modelo Nacional que lidera Hugo Moyano camioneros, taxistas, colectiveros y particulares en autos se congregaron en la Avenida 9 de Julio de la capital federal

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS