martes 20 de octubre de 2020 - Edición Nº945
Editor Platense » Política y Economía » 17 oct 2020

Arrestado ilegalmente

Luego de diez horas liberaron en Bolivia al diputado Fagioli

Integraba una delegación de legisladores argentinos una comitiva para actuar como veedores internacionales de las elecciones del domingo en el vecino país. Debió intervenir la ONU y la OEA y una condena de Alberto Fernández


El diputado del Frente de Todos Federico Fagioli, quien permaneció detenido "ilegalmente" en Bolivia durante más de 10 horas, fue liberado gracias a la intermediación de autoridades diplomáticas y de representantes de la ONU y de la OEA. Así lo informó su par Leonardo Grosso, quien integra –junto a Fagioli- la comitiva que viajó anoche a ese país para participar como veedores internacionales de las elecciones que se desarrollan el domingo.

“Fuimos invitados por el Senado de Bolivia y estábamos autorizados a viajar. Tenemos además la autorización del Tribunal Superior Electoral de Bolivia para ser veedores en las elecciones y no hubo problemas para entrar al Aeropuerto Internacional de Cochabamba, donde nos recibió Migraciones. Luego, hicimos un vuelo interno desde ahí hacia La Paz”, explicó Grosso en diálogo con esta agencia.

“Al llegar a La Paz nos frenaron en Migraciones, detuvieron a Fagioli y a nosotros nos demoraron, planteando que no iban a admitir el ingreso de Fagioli a quien acusaron de haber cometidos delitos de lesa humanidad, una locura”, indicó el diputado.

Grosso continuó: “En ese momento nos rodearon los policías, nos dijeron que se lo llevaban a un cuarto a Fagioli para interrogarlo y lo acompañamos pese a que no querían que lo siga nadie”. “En ese momento nos damos cuenta de que lo estaban conduciendo afuera del aeropuerto donde había una camioneta roja con vidrios negros y las puertas abiertas esperándolo. Un vehículo que no tenía ningún tipo de identificación”, agregó.

El legislador contó: “Entonces les dijimos que si no se identificaban no lo íbamos a dejar irse y uno de los agregados diplomáticos nuestros se ofreció a acompañarlo pero en ese momento empezaron a los golpes, empujaron al agregado, Federico se cayó, nos tiraron al piso y ahí empezamos a filmar”.

“Cuando vieron que los estábamos filmando empezaron a parar. La Cancillería Argentina hizo gestiones desde la embajada con el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, con la OEA, con el gobierno de Bolivia y el resultado final después de este maltrato fue que lo liberaron alrededor de las 3 y pico de la mañana. Ahora estamos en un hotel todos juntos pero la situación sigue siendo muy precaria”, añadió.

En tanto el propio Fagioli dijo desde la capital boliviana que el Gobierno de facto de ese país “pudo haber intentado” secuestrarlo, pero que ello no se concretó “gracias a la presión internacional y al personal de la embajada argentina”, cuando llegó anoche a La Paz como miembro de una delegación de veedores de las elecciones generales del domingo.

“Ayer el gobierno de facto no me quiso dejar entrar a Bolivia a pesar de formar parte de una delegación argentina de legisladores invitada para presenciar las elecciones del domingo, y en un momento sospeché que me querían secuestrar, porque intentaron subirme a una camioneta no oficial en el aeropuerto de La Paz”, afirmó Fagioli en diálogo con radio Nacional.

El legislador relató: “Habíamos entrado perfectamente al país por Cochabamba, sin problemas, y luego tomamos una conexión aérea a La Paz, y allí se complicó todo conmigo, porque no querían que me quede, me querían expulsar y que firmara un papel donde me hacía responsable de haber cometido delitos de lesa humanidad, una locura”.

“En esa línea, Fagioli -en diálogo desde la Embajada Argentina en La Paz- agregó que “básicamente ellos alegaban que yo había estado en noviembre pasado en Bolivia y que había cometido delitos de lesa humanidad, pero lo cierto es que vine con una comisión de paz que llegó para hacer entrevistas con la gente y organizaciones de derechos humanos para hacer un informe de la situación”.

En ese marco, el diputado nacional contó que “en un momento nos llevaron hacia afuera del aeropuerto con la intención de meternos en una camioneta roja no oficial, junto con un funcionario de nuestra embajada, Luca De María, que nunca me abandonó y que sufrió agresiones, y allí pensé que me querían secuestrar, porque trajeron mucha fuerza policial que amenazaba y atropellaba constantemente”.

Finalmente, Fagioli relató que “gracias a los esfuerzos de nuestros diplomáticos y de la presión internacional, me dejaron entrar al país, sin firmar ese papel lamentable, y fuimos a la Embajada Argentina, donde estamos ahora”.

Fagioli adelantó que en el curso de la mañana los miembros de la delegación argentina tendrán “una reunión para evaluar todo lo sucedido, incluso en contacto con nuestra Cancillería, y ver cómo seguimos aquí nuestra tarea, si nos quedamos o nos vamos”.

Durante la madrugada el bloque de diputados nacionales del Frente de Todos exigió a la "dictadura de Jeanine Añez la inmediata liberación" de Fagioli en un comunicado donde el bloque explicó que "una delegación de legisladoras y legisladores argentinos fue invitada por la Presidenta del Senado de Bolivia, Eva Copa, para participar como veedores en las elecciones del domingo".

Eh tanto, el Gobierno nacional denunció que legisladores argentinos fueron "maltratados" y uno de ellos -el diputado Federico Fagioli- retenido ilegalmente al llegar el viernes por la noche a La Paz, Bolivia, para cumplir tareas como veedores en las elecciones que se celebrarán mañana en ese país.

"Legisladores argentinos fueron maltratados al llegar a La Paz para cumplir con sus tareas de veedores de las elecciones del próximo domingo. Es directa responsabilidad del gobierno de facto de @JeanineAnez preservar la integridad de la delegación argentina", afirmó el presidente Alberto Fernández esta madrugada en su cuenta de Twitter.

El mandatario compartió por la red social el relato del diputado nacional Leonardo Grosso, que integra la delegación argentina, quien contó en su cuenta de Twitter cómo se sucedieron los hechos al llegar anoche a la capital boliviana.

"Fuimos invitados por la Presidenta del Senado de Bolivia, Eva Copa, como veedores de acompañamiento electoral internacional para las elecciones del domingo. Al llegar, pasamos el Aeropuerto de Cochabamba sin ningún problema, pero cuando llegamos a La Paz nos detuvieron", contó Grosso.

Asimismo relató que retuvieron "ilegalmente al diputado nacional Federico Fagioli: "Vinimos a velar por la realización de elecciones limpias y en marcos democráticos! Hacemos responsable de nuestra seguridad al gobierno de @JeanineAnez"; indicó Grosso en su publicación.

Por su parte, la Cancillería argentina sostuvo esta madrugada -en un comunicado- que el Gobierno argentino "exige que el gobierno de facto de Jeanine Añez se haga responsable por la detención ilegal" del diputado Fagioli que "viajó al Estado Plurinacional de Bolivia en carácter de veedor de las próximas elecciones".

También pide que "se responsabilicen por la salud del funcionario de la embajada argentina, Lucas De María, que tuvo un ataque de asma en medio del conflicto".

Además de Grosso y Fagoli, la delegación argentina que viajó a Bolivia para participar como veedores en los comicios de mañana está integrada por la diputada nacional Paula Penacca y el senador Guillermo Snopek.

Todos ellos "fueron invitados para participar como observadores de las elecciones por la presidenta de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, Eva Copa", señaló la Cancillería en su comunicado.

El bloque de diputados nacionales del Frente de Todos exigió a la "dictadura de Jeanine Añez la inmediata liberación" de Federico Fagioli, quien fue "detenido ilegalmente" anoche cuando ingresaba a La Paz, Bolivia, para participar como veedor internacional en las elecciones que se celebran mañana en ese país.

En un comunicado difundido esta madrugada, el bloque explicó que "una delegación de legisladoras y legisladores argentinos fue invitada por la Presidenta del Senado de Bolivia, Eva Copa, para participar como veedores en las elecciones del domingo".

"Tramitaron su certificado como veedores de acompañamiento electoral internacional y contaban con toda la documentación migratoria en regla, pero fueron retenidos al llegar a La Paz", agregó el texto.

En ese marco, explicaron que el diputado nacional Federico Fagioli fue "detenido ilegalmente y no hay garantías sobre la seguridad de la delegación argentina".

"Exigimos a la dictadura de Jeanine Añez la inmediata liberación del diputado Fagioli, que garantice la seguridad de los integrantes de la delegación y que permita que realicen la tarea de verificación electoral para la que fueron invitados", concluye el comunicado.

Además de Fagioli, los diputados nacionales por el Frente de Todos Leonardo Grosso y Paula Penacca forman parte de la delegación de veedores internacionales en representación de la República Argentina en las elecciones de mañana.

La función de los veedores internacionales es la de participar en la apertura del acto electoral en los distintos sitios de votación, recorrer centros de votación y estar presentes para el cierre de los comicios.

Luego, estaba previsto que se instalarán en el Centro de Operaciones Electorales para observar el proceso de carga de datos y difusión de los resultados.

La disputa electoral en Bolivia ofrece como candidatos a presidente a Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS); Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana; Luis Fernando Camacho, de Creemos; Chi Hyun Chung del Frente para la Victoria (FPV); Jorge Tuto Quiroga de la Alianza Libre 21; María Bayá, del partido Acción Democrática Nacionalista (ADN); y Feliciano Mamani el Partido Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL).
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS