martes 20 de octubre de 2020 - Edición Nº945
Editor Platense » Política y Economía » 17 oct 2020

"Habrá subas graduales"

Las principales petroleras también ajustaron los precios de sus naftas

De esta forma, la suba de los valores tanto en naftas como de gasoil acumula una suba en el año del 11,9%, luego del incremento a la carga impositiva a los combustibles líquidos, el Dióxido de Carbono y los biocombustibles


Las principales petroleras que dominan el segmento minorista de combustibles incrementaron este viernes sus precios en los surtidores en un promedio del 3,5%, como resultado de aplicar el aumento de los valores en el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ILC), el Impuesto al Dióxido de Carbono y los biocombustibles, sumándose al incremento que desde el primer minuto del viernes comenzó a aplicar YPF.

Se trata del tercer aumento que registra el sector desde el 19 de agosto pasado, luego de casi nueve meses de congelamiento de precios.

De esta forma, la recomposición de los precios de naftas y gasoil acumula un incremento de 11,9% promedio, ya que los valores oscilan teniendo en cuenta el tipo de producto y la región geográfica.

Tras el incremento de YPF, a lo largo de la jornada se sumaron Raízen -licenciataria de la marca Shell-, Axion -del grupo Pan American Energy-, y Puma, de la multinacional Trafigura, con porcentuales casi idénticos.

El Gobierno nacional había dispuesto a comienzos de mes actualizar la carga impositiva que resulta de ajuste trimestral, pero cuya aplicación había sido postergada y aplicada parcialmente durante el año a raíz del contexto macroeconómico registrado por la pandemia.

También esta semana, la Secretaría de Energía autorizó un incremento de los precios del bioetanol y el biodiesel, del 10% para cada producto, con los cuales las petroleras deben cortar sus variedades de naftas y gasoil en un 12% y 10%, respectivamente.

El de este viernes es el tercer aumento dispuesto desde 1° de diciembre 2019, ya que los anteriores se habían registrado el 19 de agosto con una suba promedio de 4,5% y y el 19 de septiembre del 3,5% respectivamente, con lo cual se acumuló un aumento también promedio del 11,9%.

A diferencias del ajuste de este viernes en los surtidores, en las dos últimas oportunidades, los aumentos respondieron a la necesidad de recomposición de precios respectos a los costos de producción de las petroleras.

De esta manera, los nuevos precios vigentes de YPF para el área metropolitana son para la nafta súper $61,84, nafta Infinia o premium $71.34, diesel 500 $57.75 e Infinia diesel o premum $67.56.

Como viene ocurriendo bajo la nueva gestión de la empresa los incrementos se decidieron con la implementación de un nuevo esquema de precios que recorte las brechas históricas entre la capital federal y el interior del país, por lo cual el movimiento fue de 3,9% para el AMBA y de 3,5% en el resto de las jurisdicciones.

Por parte de Raízen, la segunda mayor operadora del segmento detrás de YPF, se comunicó hoy un "aumento de los precios de sus combustibles Shell, en línea con los movimientos de mercado".

De esta manera, a modo de referencia, los nuevos precios de surtidor en la ciudad de Buenos Aires son para la Shell V-Power nafta $ 72,74, Fórmula Shell Super $62,64; Shell V-Power Diesel $68,89; y Shell Fórmula Diesel $ 59,99.

En Axion, la cadena de estaciones del grupo PAE, también se decidió el traslado a precios del incremento impositivo y de los biocombustibles.

Así, los nuevos precios vigentes para Axion son para la nafta súper: $62,11; la Quantium o nafta premium $72,23; el diesel $58,98 y la Quantium o diesel premium $68,39.

Finalmente, Puma también decidió acompañar los movimientos de mercado de acuerdo a lo informado esta tarde por la compañía, con un promedio de 3,5%, pero con valores de referencia disímiles de acuerdo a la estrategia comercial que aplica en las diferentes jurisdicciones en que opera.

SECRETARIO DE ENERGIA

El secretario de Energía, Darío Martinez, aseguró que el Gobierno nacional no va a convalidar un precio de los combustibles "que no pueda soportar el bolsillo de los argentinos" y que el proceso de recuperación de sus valores tras nueves meses de congelamiento "va a ser muy gradual".

En declaraciones a medios periodísticos que realizó durante la jornada, Martínez se refirió al incremento de 3,5% promedio que aplicaron las petroleras. "En este caso, en términos redondos, el aumento refleja dos puntos por la actualización del ILC, un punto para las destilerías y medio punto para la industria de los biocombustibles", precisó el funcionario.

Sobre el sector de producción de bioetanol y biodisel, Martínez dIjo que "hace muchísimos meses que no había ninguna actualización", y que la decisión de autorizar un incremento del 10% se hizo en función de que "las plantas están paradas en Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, La Pampa y Tucumán".

Sobre la continuidad de la recuperación de precios, el secretario afirmó que "tampoco se va a dar un precio que están pidiendo las destilerías que no pueda soportar el bolsillo de los argentinos".

"Todo va a ser muy gradual y de alguna manera se podrá ir recuperando de a poco, pero de ninguna manera trasladar directamente a precio", subrayó el expresidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.

Martínez pidió recordar a la industria que "cuando todo esta mal se decidió asegurar un precio sostén para apoyar a la actividad, pero cuando vaya para arriba tampoco se va a trasladar de manera inmediata al surtidor. Hay que ir graduando y buscar amortiguadores" a los incrementos de precios.

"Venimos a darle tranquilidad a la economía, venimos a armonizar los intereses de todos en política energética y también para los usuarios", dijo, para luego reiterar que el Gobierno no quiere "que los argentinos tengan que dejar de pagar bienes y servicios para pagar la energía".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS