jueves 03 de diciembre de 2020 - Edición Nº989
Editor Platense » Salud y Jubilados » 12 oct 2020

Cascos Helmet

Un dispositivo bonaerense permite tratar el coronavirus sin ser intubados

El desarrollo de una pyme bonaerense no sólo permite una ventilación no invasiva de los pacientes, sino también evita los conagios entre los enfermos y el personal de salud que lo usan ya en 180 centros de salud de todo el país


Médicos de más de 180 centros de salud de toda la Argentina están utilizando un nuevo tratamiento para el coronavirus de ventilación no invasiva que, de acuerdo con sus propias evaluaciones, está logrando que entre el 50% y el 70% de los pacientes asistidos no tengan que ser intubados mecánicamente.

Se trata de los cascos Helmet, de los que ya hay 2.100 en funcionamiento en centros de salud de todo el territorio nacional, y están desarrollados por Ecleris, una pyme de la localidad bonaerense de Villa Martelli.

“Los cascos son similares a una escafandra, transparentes, y permiten inyectar el oxígeno con una presión superior, lo que genera un efecto benéfico en los alvéolos pulmonares, que en muchos casos colapsan por el efecto del COVID-19”, explicó Marcos Ledesma, médico y director de la empresa que desarrolló el equipamiento.

Ledesma añadió que también “evitan la dispersión del virus a través del aire expirado por el paciente, ya que cuentan con un filtro viral y bacteriológico. Con otros sistemas de oxigenación esa dispersión existe, y es causa de muchos casos de enfermedad en médicos y enfermeros”.

De esa manera, el sistema evita el contagio del personal sanitario y son un aporte para mejorar la manera en que se trata en el país a los pacientes de COVID que tienen mayor afectación respiratoria.

A las personas que no respondían al tratamiento tradicional con mascarillas de oxígeno hasta hace poco tiempo se las derivaba a un respirador mecánico, uno de los elementos más escasos del sistema sanitario, que además tiene grandes riesgos para el propio paciente.

El casco Helmet es una opción intermedia que logró subir los niveles de oxigenación y reducir las frecuencias respiratorias y cardíacas de manera rápida, estabilizando sin riesgo a los pacientes.

Los cascos fueron desarrollados por ingenieros de Ecleris, en colaboración con equipos médicos de distintos hospitales públicos, y en junio su uso fue aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

“Hoy hay sanatorios que usan esta tecnología desde La Quiaca, en Jujuy, hasta Río Grande, en Tierra de Fuego”, indicaron en la compañía, además de aclarar que en la Ciudad de Buenos Aires la utilizan en los hospitales Fernández, Italiano y Alemán, así como en los sanatorios De la Trinidad, Mater Dei y Finochietto, entre otros.

En la provincia de Buenos Aires, cuentan con este sistema dos de los hospitales de referencia del distrito: el Néstor Kirchner, de Florencio Varela, y el Austral, de Pilar, así como distintos centros médicos de gran parte del Conurbano, desde San Isidro a Ramos Mejía y Florencio Varela, además de La Plata, Bragado, 25 de Mayo, Brandsen, Chascomús, Alberti, Pehuajó, Olavarría, Tandil y Coronel Suárez, entre otras localidades.

El gobierno bonaerense, por su parte, acaba de autorizar que los hospitales provinciales los puedan adquirir en forma directa. Por otro lado, los gobiernos de las provincias de Mendoza, Santa Fe, Río Negro, Chaco, Formosa, Tucumán, Neuquén, Salta, La Rioja y Jujuy han incorporado los cascos Helmet en forma estructural a sus sistemas sanitarios, buscando reforzar de manera veloz y eficiente su capacidad de respuesta frente a la pandemia: el despliegue, instalación y capacitación de los casos se realiza de manera sencilla y rápida.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS