lunes 19 de octubre de 2020 - Edición Nº944
Editor Platense » Clubes y deportes » 11 oct 2020

Defensores de Cambaceres celebra sus 99 años de vida

Un recorrido por su rica historia


Defensores de Cambaceres, una de las instituciones de mayor prestigio de la Región, conmemora hoy el 99º aniversario de su fundación. Creado el 12 de octubre de 1921, el Rojo de Ensenada viene desarrollando una intensa labor social y deportiva y no se detendrá hasta que se llegue al Centenario.

De acuerdo a lo que establece la historia, la reunión fundacional se llevó a cabo  en la casa de Juan Ronco, quien vivía a solo 50 metros de la sede social, ubicada en la calle San Martín Nº 715. Allí un grupo de entusiastas jóvenes pretendían darle vida a una idea que les rondaba por sus cabezas. No era otra que la de formar un club donde poder practicar el deporte más importante del país. Tras varias propuestas para su nombre tales como Juventud Libre y Unión Cambaceres, surgió el de Defensores de Cambaceres, que fue propuesto por Juan Ronco, el que finalmente se impuso al resto.

Sus fundadores fueron: Fortunato Amigorena, Luis Castello, Juan De Jesús, Orlando Fernández, Luis Ifran, Luis López, Rómulo Martinetto, Antonio Pinini, Enrique Pinini, Enrique Riche, Ernesto Rocca, Carlos Ronco, Juan Ronco, Adolfo Rosales, Lucas V. Sabio, Enrique Tarabini, Roberto Sabio, José Ustuno y Marcelino Tarabini. Una vez que estos jóvenes tenían el nombre del club, se buscó el color de la camiseta y la elección no resultó difícil, ya que rápidamente se pusieron de acuerdo ante la propuesta de Rómulo Martinetto y eligieron el color rojo similar al de Independiente de Avellaneda. De esta forma se compraron unas camisetas parecidas con cuello y bolsillos y una línea finita blanca. El 5 de enero de 1922 fue la primera Asamblea General Ordinaria de la institución y el primer proyecto de Estatutos fue aprobado ese mismo año, el 14 de marzo. Unos días después, el 30 de marzo, se confeccionó la primera bandera.

En el año 1922, se afilió a la Federación Platense de Fútbol, que se había constituido en el año 1913, participando así en el torneo de la divisional intermedia extra y clasificando cuarto.

En el año 1923 obtiene el subcampeonato de la mano de los siguientes jugadores: Castellano, Robuschi, Padula, E. Robuschi, Hoyos, Fernández, Álvarez, Pinini, Martinetto, L. Sabio, A. López, Osornio, Rocca, F. Amigorena, Ifran, Laserre, Rosales, Linch.

Socios de antaño

Ese comienzo tan promisorio pareció ser el preanuncio de la gran consagración que logró con el título en 1924, ganando el torneo intermedia extra y de esa forma se hizo acreedor al ascenso a la primera división de la Liga Platense. De allí en más ganó importantes torneos y distintas copas, logros que lo llevaron a ser invitado a distintas ciudades de la Provincia de Buenos Aires y del interior del país  a disputar cotejos en los que se imponía con la calidad que siempre lo caracterizó, reportándole innumerables halagos.

Fue campeón de la Liga Platense en los siguientes años: 1927, 1929, 1931, 1934, 1935, 1939, 1941, 1944, 1946, 1950, 1956, y en este último se despidió de la Liga Platense logrando el mismo de forma invicta. Desde 1957 comenzó a participar en la A. F. A. (Asociación del Fútbol Argentino) en la  división aficionados (actual Primera D) y realmente le fue muy bien ya que se clasificó subcampeón.

EL PRIMER ASCENSO EN 1959

En el año siguiente volvió a repetir la historia y finalmente en 1959 consigue lo que no se le había dado los años anteriores: asciende a la “C” con un equipo que quedó marcado a fuego en la memoria de los ensenadenses y en la historia de la institución. El plantel estaba integrado por los siguientes jugadores: Jorge Banno, Alejandro Bauchet, Hugo Belinche, Alberto Cereijo, Oscar Cuello, Atilio Dubini, David Frassetto, Néstor García, Alejandro Inglesini, Agustín Monetti, Carlos Mori, Juan José Negri, Héctor Neyla, Manuel Pelegrina, Carlos Regal, Julio Rodríguez, Rodolfo Rodríguez, Martín Rosales, José Silva, Arnoldo Spinedi y César Vita. DT: Gino Onofri-Angel Laferrara.

El técnico de este equipo era Gino Onofri (junto a Angel Laferrara), quien luego sería directivo y también Presidente de la institución. La campaña de este equipo fue tan brillante que le había sacado 13 puntos de ventaja a su escolta que fue el Sportivo Italiano, llegando de esta manera en solo tres años a subir a Primera C, divisional muy competitiva en aquellos años.

Pero Cambaceres en su primer año en la “C” en 1960 también impone calidad en su juego y obtiene el subcampeonato, colocándose detrás del Deportivo Español, que se consagra campeón, con la particularidad que en la 2º ronda sólo perdió un solo cotejo frente a Almirante Brown. A partir de ahí el Rojo comenzaría a pelear los campeonatos.

Así llegamos al año 1964 donde se forma un plantel mucho mas competitivo, pero tampoco logra el objetivo de subir de categoría ya que el torneo lo gana Arsenal de Sarandi por dos puntos de ventaja, y así el Rojo logra un nuevo subcampeonato. En la primera rueda, contra Arsenal se jugó en la cancha de Independiente donde Cambaceres logró un contundente triunfo de 4 goles a 0, pero luego en la segunda rueda en Ensenada empataron 0 a 0, resultado que no le alcanzó para ascender a la “B”. Ese día en Ensenada se logra una recaudación de $476.760 Moneda Nacional y es récord por muchos años en la divisional “C”.

La gente tomó este resultado como una gran frustración por no poder lograr el ansiado título que por el fútbol y calidad el Rojo merecía, y eso derivó en que muchos socios y simpatizantes no volvieran a concurrir a la cancha.

Desde 1965 tuvo campañas con muchos altibajos, las que lo llevaron a perder la categoría por primera vez en 1970, luego de 11 años ininterrumpidos de permanencia en la “C”.

Desde 1971 hasta 1976 permaneció en la “D”. En estos años llegaba a las finales pero no lograba ascender porque no contaba con esa cuota de suerte que se necesita para ello.

1976: EL AÑO DEL REGRESO A LA "C"

Ya en 1976 se conforma otro gran equipo conducido tácticamente por el legendario Eduardo ”Bocha”  Flores. A fuerza de triunfos, llega a la fase final y se logra el  ascenso a la “C” el día 20 de noviembre en la cancha de Barracas Central al vencer a Sportivo Barracas, por 3 a 1, con goles de Domínguez, Héctor Sánchez (de penal) y Juan Carlos Gómez. Ese día el equipo formó con Martinicorena; Casal, Gómez,  Kondratzky y Ferrazuolo; Antonini, Jesús y Colli; Héctor Sánchez, Domínguez y Muñoz. Una semana después, por la última fecha de ese reducido, derrota 8 a 0 en Ensenada a Cañuelas y se adjudica el título de campeón.  
El plantel lo integraban los siguientes jugadores:  Eduardo Antonini, Ricardo Barreto, Ricardo Carnevali, Hugo Casal, Adalberto Colli, Raúl Comas, Juan Carlos Domínguez,  Miguel Escudero, Raúl Ferrazuolo, Enrique Flores, Adalberto Giles, Raúl Giulietti, Juan Carlos Gómez, Héctor Hernández, José Luis Jesús, Pedro Kondratsky, Luis López Osornio, Juan Carlos Martinicorena, Hugo Morán, Carlos Muñoz, Norberto Paris, Hugo Protzukov, José María Rando,  Osvaldo Russo, Eduardo Sánchez, Héctor Sánchez, Luis Vera y Villegas. DT: Eduardo “Bocha” Flores. 

En la “C” se mantiene  hasta el año 1983 donde vuelve a perder la categoría por el sistema de promedios.

1984: UN NUEVO ASCENSO

Sin embargo, el paso por esa divisional fue muy rápido. Se clasifica para el  octogonal por el segundo ascenso y, tras eliminar a Leandro Alem y Argentino de Merlo, llega a la final contra Juventud Unida. El primer partido terminó 0 a 0 en Ensenada y la revancha jugada el 24 de noviembre de 1984 se impone por 3 a 1 (goles de Carlos González, Daniel Arrambide –de penal- y Hugo Barragán) y logra el ascenso y acompaña  al campeón Dock Sud otra vez a la “C”. Esa tarde, el Rojo, dirigido por

Roberto Zapata, alistó a Canale; Novarini, Giampieri, Rasic y García; Ciancio, Jesús y Arrambide; Héctor Sánchez, Carlos González y Barragán. A partir de allí el club comienza a crecer en lo social y en lo deportivo.

El plantel de esa temporada fue el siguiente: Carlos Canale, Horacio Estévez, Fabián Fuma, Norberto Gómez, Julio Giordano, Eduardo Novarini, Víctor Giampieri, Julio De Angelis, Juan Rasic, Juan Carlos Gómez, Sergio Demo, Hugo Casal, José García, Daniel Arrambide, Claudio Bravo, Héctor Cáceres, Alejandro Ciancio, José Jesús, Alejandro Gago, Héctor Cereijo, Raúl Díaz, Hugo Barragán, Carlos Alberto González, Sergio Giordano, Héctor Sánchez, Marcelo Raitelli, Claudio Pocai, Gustavo Pérez, Héctor Domínguez y Marcelo Acosta. 

90/91: EL HISTORICO ASCENSO EN JUNIN

Luego de perder varias finales, llega  el año 1991 donde el Rojo le da una alegría enorme a los ensenadenses. El presente decía que el club de barrio que algunos jóvenes habían creado para jugar ellos al fútbol llegaba por primera vez a la “B”, momento histórico para nuestra ciudad.

A cinco fechas del final del campeonato, derrotó a Sarmiento en Junín 3 a 2 (dos goles de Aragón y uno de Vázquez), sacándole 9 puntos de ventaja, y subía por primera vez en la historia a la Primera B. Este ascenso estuvo acompañado por 300 simpatizantes e hinchas que viajaron desde Ensenada a Junín para ver al Rojo campeón. La vuelta olímpica en esa ciudad del Oeste bonaerense fue el epílogo de un sueño hecho realidad. Esto ocurrió el 16 de marzo de 1991.

Este histórico ascenso se obtuvo de la mano de un técnico que había sabido ser jugador de la institución, un gran numero 5, Daniel Emir “Chirola” Arrambide. Por supuesto que tenía un gran plantel que cualquier joven y no tan joven recuerda a la perfección: Roberto Bellomo, Carlos Nazar, Fernando Rossi, Fabián Haramboure, Sergio Gebel, Edgardo José Gómez, Hugo Sambrana, Guillermo Bello, Raúl Ramírez, Osvaldo Quiroga, Diego González, Héctor Froilán Aragón, Osmar Acevedo, Marcelo Scrignar, José Luis Calderón, Alebrto Batallini, Manuel Vázquez,  Juan Ramón García, Mario Fernández, Daniel Lalli, Daniel Defelice y Eduardo Vila.

En esta categoría el rojo permaneció 5 años con disímiles campañas y grandes jugadores de la talla de: Pizzarulli, Perroud, Ferrer, Jeannoteguy, Claudio Mir, Oscar Mena y Taverna, entre otros.

Pero en 1996 lo que en el 91 había sido alegría se transformaría en amargura y pena, y a muchos se les cayeron algunas lágrimas, cuando se dieron cuenta que el hijo prodigo de Ensenada perdía la categoría. Fue en un partido desempate ante Midland, en la cancha de Argentino de Quilmes y en definición desde el punto del penal, tras haber igualado en dos tantos en los 120 minutos reglamentarios.

98/99: EL BICAMPEONATO

No hubiera sido tanta la pena si se hubiera sabido que en 1999 volvería a la divisional y no de manera común y corriente sino siendo por primera vez bicampeones, algo que nadie  había logrado hasta el  momento. De esta manera se conseguía el regreso  a la “B”, con un equipo que muchos quisieran tener hoy y en aquel momento, con jugadores que valían lo que corrían, y sentían la casaca como aquellos jóvenes que habían fundado esta institución, con goles para todos los gustos y con un técnico que sabía lo que quería. Ese equipo primero se alzó con el Apertura y luego con el torneo Clausura.

El ascenso  llegó el 26 de mayo de 1999 con un triunfo como visitante ante Atlético Ituzaingó por 2 a 1, con tantos de Amadeo Carrizo y Diego Zárate. El plantel del Rojo estaba integrado por estos jugadores: Alejandro Rojas, Alfredo Rodríguez, Gabriel Manzini, Pablo Casado, Matías Sánchez, Carlos Da Ponte, Diego Rodríguez, Marcelo Chiappetta, Amadeo Carrizo, Pablo Licht, Lucio Bernald, Fernando Quaglia, Lautaro Tarquino, Cristian Cataldo, Walter Fernández, Diego Zárate, Javier Buide, Lucio Bernald, Luis Monteporzi, Martín Godoy, Martín La Grottería, Fabián Sosa, Ismael Villaba, Ariel Alvarez, Ignacio Sbarra, Marcos Roldán y Marcos Caminos. DT: Mariano Fernández.

Ya en la Primera “B”, Defensores permaneció durante nueve temporadas.  Podríamos mencionar como hecho sobresaliente la gran posibilidad de haber quedado en las puertas mismas de jugar el reducido  por el ascenso al Nacional “B”; fue en el año 2001, cuando Defensores de Cambaceres por tan solo 1 punto de diferencia con el Deportivo Español no ingresa al reducido para disputar el 2º ascenso, el que posteriormente conseguiría el propio equipo gallego.
Luego llegaron los años de las tres promociones seguidas para evitar el descenso: en el 2005 superando a Deportivo Merlo, tras empatar 0 a 0 como visitante y vencer 1 a 0 como local.

 A los 6 minutos del primer tiempo, Nacho le contuvo un penal a Gabriel Manzini (ex Cambaceres) y a los 35 minutos del segundo tiempo el “Bicho” Rossi convertía uno de los goles más gritado de los últimos tiempos. Ni el viento que soplaba en el 12 de Octubre, ni el frío que hacía en Ensenada pudo con tanta alegría.

Tras salvar la categoría angustiosamente en el torneo anterior ante Deportivo Merlo, el campeonato de la B 2005/2006 tampoco resultó nada favorable. Después de un comienzo importante vino el  bajón pronunciado lo que llevó a una muy mala campaña, sobretodo en la parte final. Así llegó nuevamente a la promoción, de la cual volvió a salir airoso luego de dos batallas futbolísticas ante un grande de la “C” como lo es Excursionistas, con los siguientes resultados: en Belgrano perdió 1 a 0, mientras que en Ensenada, el Rojo ganó 3 a 1 sin dejar dudas, con goles de Maximiliano Benítez, Mauricio López y Martín Uvía. La misma situación se repetiría al torneo siguiente: otra promoción más: el primer cotejo lo perdió 2 a 1 en Rosario frente a Argentino y la revancha la ganó angustiosamente 1 a 0 en la cancha de Gimnasia con un recordado gol de Rossi en el tiempo de descuento.

Pero tantos desaciertos futbolísticos y dirigenciales, en la temporada 2007/08 derivaron en el descenso directo y en la pérdida de la categoría, sufriendo el segundo descenso de su historia a la Primera “C”.

Ya en la Primera "C" las campañas fueron discretas hasta llegar a la temporada 2011/12. Luego de un gran repunte de la mano de Cristian Aldirico, el Rojo llega en el tercer lugar y clasifica al Reducido. Pero en esa instancia cae ante Midland en cuartos de final (1-4 y 1-0).

En la temporada 2013/14, hizo otra gran campaña donde finaliza como subcampeón, detrás de Sportivo Italiano. Clasifica al cuadrangular por el segundo ascenso, elimina a Argentino de Quilmes, pero cae derrotado en la final ante Español. Pierde 1 a 0 en el Bajo Flores y empata 0 a 0 en la revancha en cancha de Gimnasia.

Posteriormente, las campañas no son satisfactorias y se debilita el promedio. Así arriba la temporada 2016/17, donde tras estar último en la tabla del descenso, alcanza en la última fecha a Argentino de Merlo para forzar un partido desempate y determinar que equipo descendía a la Primera "D". Ese cotejo se jugó el 5 de julio de 2017, en la cancha de Deportivo Morón, y el Rojo se impuso 1 a 0, con gol de Mariano Romero, asegurando, de este modo, la permanencia en la divisional.

Al torneo siguiente, temporada 2017/18, el promedio fue una  tremenda complicación. La campaña no ayudó y, tras 34 años, terminó descendiendo a la Primera "D".
En la temporada 2018/19 realiza la peor campaña de su historia, terminando último en la última categoría del fútbol argentino.
 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS