jueves 18 de octubre de 2018 - Edición Nº212
Editor Platense » El Lobo y El Pincha » 8 ago 2018

Estudiantes

Estudiantes dio el primer golpe ante Gremio

El Pincha venció 2-1 a Gremio con goles de Apaolaza y Campi, el tanto de los brasileños fue obra de Kannemann.


Por:
Axel Laurini

Iba de punto pero logró una victoria increíble. Estudiantes le ganó 2-1 a Gremio con tantos de Francisco Apaolaza y Gastón Campi, el descuento de la visita lo hizo el argentino Walter Kannemann. El sueño de pasar a Cuartos está cerca.

El partido comenzó con Gremio como dominador, pases rápidos, mucha precisión inquietaban a la defensa del León que le costaba acomodarse para recuperar la pelota y poder atacar.

Pero a los ocho minutos un gigante apareció. Francisco Apaolaza apareció luego de una gran jugada por la izquierda y pegándole a la pelota de manera sensacional se metió en el ángulo izquierdo del arco defendido por Grohe. De este modo convirtió su primer gol en primera y de una forma espectacular.

Luego el Pincha siguió atacando, tuvo varias oportunidades y hasta algunos penales no sancionados por el árbitro que tuvo un muy mal arbitraje en la Húmeda noche de Quilmes.

Hasta que a los 38 minutos una pelota parada le dio nuevamente una alegría al público presente. Un tiro de esquina desde la izquierda ejecutado por Fernando Zuqui fue a la cabeza de Gastón Campi quién cruzo un disparo letal al arco y fue el 2-0 para Estudiantes.

Cerca de que culmine la primera parte apareció el gol de Gremio. Kannemann de cabeza tras una salvada sensacional de Andújar puso el descuento y la segunda parte a merced de un empate de la visita.

El segundo tiempo Gremio fue amo y señor de la pelota, logró inquietar por momentos pero la dura defensa de Estudiantes no le permitió llegar al empate.

La situación dolorosa del complemento fue la expulsión de Zuqui a los 31 minutos, por doble amarilla tras una patada evitable en un costado cerca del área de Gremio.

Estudiantes se terminó llevando la victoria ante el último campeón del continente con todo lo que ello conlleva. Los de Benítez jugaron un primer tiempo perfecto con sentido para atacar, aprovechando la pelota parada, orden y con lectura de los momentos en el medio campo, buena distribución del balón. En el segundo tiempo cayó lógicamente el rendimiento pero mucho tuvo que ver el rival. Si el León sigue jugando así será un hueso duro de roer.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS