martes 27 de octubre de 2020 - Edición Nº952
Editor Platense » Autos » 6 oct 2020

Repunta la actividad

La industria automotriz aumentó en septiembre un 16,1% su producción respecto al año anterior

Por primera vez en siete meses se quebró la tendencia negativa. Además creció 24,4% respecto a agosto, aunque aún el acumulado del año registra una baja del 31,3%. Las exportaciones cayeron 17%, pero mejoraron 31,6% respecto a agosto. Las terminales apuestan fuerte a las ventas externas


La producción nacional de vehículos durante septiembre alcanzó las 32.149 unidades, lo que representó un incremento del 16,1% respecto del mismo mes de 2019, lo que permitió quebrar siete meses consecutivos a la baja y consolidar la recuperación registrada en los últimos meses de la pandemia.

Así lo informó este lunes la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) en su informe sectorial, al resaltar que la producción local de las terminales reflejó en septiembre una mejora del 24,4 % frente a agosto, luego de meses sucesivos de caída que tuvieron su mayor impacto en abril con producción nula por el aislamiento social.

A pesar de las cifras positivas de septiembre, el informe dio cuenta que el acumulado de los primeros nueve meses del año alcanzó las 165.739 unidades producidas (autos y utilitarios), con una baja de 31,3 % con respecto a las 241.330 unidades del mismo período de 2019.

Con 22 días hábiles de actividad, las terminales automotrices produjeron en septiembre 32.149 vehículos, es decir, un 16,1% más respecto de las 27.687 unidades de septiembre del año pasado.

El informe también dio cuenta que el volumen de vehículos exportados durante el mes pasado fue de 17.903 unidades, lo que mostró una mejora de 31,6% en su comparación con agosto.

En tanto, en la comparación con el mismo mes del 2019, el sector registró una baja en los envíos al exterior de 17 por ciento.

En el acumulado de enero-septiembre, la industria automotriz exportó 94.343 vehículos, lo que registró una baja de 43,9 % en su comparación con el mismo período del año pasado cuando se enviaron 168.023 unidades a diversos mercados.

Finalmente, en lo que respecta a ventas mayoristas, el informe de Adefa precisó que en septiembre el sector automotor en su conjunto comercializó a la red de concesionarios 35.065 unidades, un 23,7 % más respecto de las entregas de agosto y 30,5 % por sobre el volumen del mismo mes del año pasado.

De esta forma, el acumulado del año arroja que la venta mayorista (a concesionarios) se ubicó en 209.044 unidades, es decir, un 28,2 % menos respecto del mismo período de 2019 en el que se comercializaron 291.219 vehículos.

Tras darse a conocer las cifras, el presidente de Adefa, Daniel Herrero, destacó que "los datos de septiembre ratifican el trabajo que viene realizando el sector para recuperar los niveles de actividad previo a la crisis sanitaria generada por la COVID-19".

"Es un aliciente que nos lleva a continuar trabajando junto a toda la cadena de valor en esta línea ya que, una vez superado este escenario, es necesario retomar la agenda fijada en impulsar proyectos para la generación de nuevas inversiones, empleo, mejora de la competitividad y apertura de nuevos mercados de exportación”, explicó Herrero.

Herrero también destacó la importancia para el sector del reciente anuncio de de incremento de reintegros a la exportación y pidió analizar su incorporación a la reducción de las retenciones.

Daniel Herrero titular de Adefa elogió el aumento del nivel de los reintegros y recordó que el sector representa el 35% de las exportaciones industriales

“Es muy positivo que hayan aumentado el nivel de reintegros a la exportación para nuestro sector; y sería una importante señal que se analice incorporarnos al beneficio de reducción de las retenciones dada la importancia para la economía", aseguró Herrero.

En ese sentido, el directivo recordó que el sector automotor local representa el 35% de las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) y a la vez "es el principal sector industrial exportador al mundo".

El también titular de Toyota añadió que “dado el perfil productivo del sector, netamente exportador, cualquier modificación a la baja de las retenciones, tiene efecto directo en los niveles de actividad y en muy corto tiempo ”.

Este lunes, el Gobierno nacional oficializó la modificación del esquema de derechos y reintegros a la exportación del sector industrial y a través del Decreto 789/2020 publicado en el Boletín Oficial, dispuso una baja de los derechos de exportación de los bienes finales industriales a 0% y de los insumos elaborados industriales al 3%.

En el caso del sector automotriz, la baja al 0% de bienes finales es solo para las exportaciones automotrices incrementales extra Mercosur, para lo cual se toman como base los últimos 12 meses anteriores a partir de la entrada en vigencia del decreto.

Días atrás, Herrero, planteó formar una asociación estratégica con Brasil para ser exportadores de vehículos y partes al mundo, definiendo especializaciones sin duplicar localizaciones ni plataformas, y con una mirada de complementación.

En su primera entrevista como presidente de Adefa, analizó con la agencia de noticias Télam la situación productiva en la pandemia, la necesidad de abrir nuevos mercados, la competitividad local, el futuro de las inversiones y la necesidad de un plan de incentivo para la compra de cero kilómetros.

Al respecto señaló que: "Con el Gobierno y los sindicatos trabajamos en protocolos muy estrictos y hoy todas las terminales están produciendo, la gran mayoría a ritmo normal e incorporado gente. La ola del efecto en la industria automotriz de países que pasaron antes por la pandemia, como Europa o China, muestra una salida con uso mayor de vehículos individuales, y esperamos que ese mismo efecto se dé en Latinoamérica y nos permita crecer un poco más en exportaciones. Todos estamos fabricando un poco más. Está mejor Latinoamérica, especialmente Brasil, y se ven algunas tendencias positivas"

Herrero aseguró también que:"Hoy tomamos el compromiso con el Gobierno de producir 250.000 unidades en 2020)y estar en un mercado de ventas cercano a las 300.000, pero si se dan las condiciones, la industria va a tratar de fabricar la mayor cantidad posible. Ese acuerdo demuestra una madurez, un consenso y diálogo que le hace muy bien a la industria. Con el sindicato asumimos el compromiso de no despedir y de incorporar para producción, y con el Gobierno que necesita generar más dólares tomamos el compromiso de mayores exportaciones. Pensando en la cadena de valor a futuro asumimos un mayor porcentaje de producción local para el mercado doméstico y trabajar seriamente en los proyectos futuros de localización para ir hacia la visión 2030. Pero todos tenemos que entender que Argentina es un polo automotriz netamente exportador, y hay que desarrollar destinos nuevos o mejorar los que tenemos para incrementar los volúmenes y equilibrar la balanza en el mediano y largo plazo".

Si bien el titular de Adefa admitió que: "Hay una capacidad ociosa probablemente del 65%, pero más allá de eso, hay inversión que se va a hacer para prepararse a futuro, hay modelos nuevos que están viniendo prácticamente en todas las terminales. Argentina tiene posibilidades de ser uno de los productores de automóviles de Latinoamérica pero de manera inteligente. Nos tenemos que especializar en algunas cosas, decidir qué componentes vamos a localizar. También convertirnos en un socio estratégico con Brasil, no duplicando localizaciones o plataformas, en convertirnos en socios exportadores de vehículos y de partes para todo el mundo. Insisto con el diálogo para decidir qué hacemos en un lado y en el otro, generar escala para ser más competitivos y salir mas allá de nuestras fronteras".

"Analizamos a Brasil como socio estratégico, se lleva más del 60% de lo que exporta la Argentina y somos su principal destino. Entonces el gran secreto es cómo nos complementamos y buscamos ese equilibrio en términos de intercambio, que nos va a permitir ser sustentables. Si uno tiene siempre la balanza inclinada para un solo lado es insostenible. Dentro de eso es razonable pensar en los términos de intercambio y ver cómo podemos balancearnos".

Sobre la posibilidad de contar con modelos más baratos y accesibles para el mercado interno, Herrero señaló que: "Es doloroso, pero cualquiera de los autos tiene una carga impositiva muy fuerte, con el mismo condicionante de la necesidad del Gobierno, más en este esquema de pandemia. Entonces hay que buscar un esquema de previsibilidad a largo plazo que permita bajar esa carga tributaria y a la vez ir buscando escala para dar competitividad, buscar exportaciones para sacarnos del problema del tipo de cambio que tiene la industria automotriz, y trabajar en el desarrollo de toda la cadena de valor y de proveedores para tener una industria y competitiva".

También admitió que las restricciones cambiarias "genera algunas distorsiones, y es parte de lo que hay que corregir y se va a dar en cómo se mueva el mercado hacia adelante y cómo vayamos encontrando el esquema de contenido local y exportaciones que permiten conseguir un nivel natural del tipo de cambio. El Gobierno dio un paso fundamental con la negociación de la deuda, el próximo paso es la visita del Fondo, y si logramos trabajar desde ese lado y nosotros con un incremento del contenido local, podemos llegar a minimizar ese riesgo del tipo de cambio".

"Hay que pensar hacia adelante y hablamos con el Gobierno que algún plan de financiación puede reactivar la industria y eso es parte del acuerdo. Lo estamos charlando. Las prioridades fueron correctas y totalmente adecuadas: uno no puede tener industria automotriz si no tiene cadena de valor, entonces toda la asistencia financiera ha sido dedicada a la cadena de valor del segundo y tercer anillo y sin esa asistencia financiera hubiese sido muy difícil hoy poner las terminales en marcha. Hoy con una industria más normalizada, podemos pensar en algún financiamiento para la compra de vehículos", destacó también Herrero.

"La industria automotriz está en un proceso de cambio y todas las terminales de la Argentina tienen proyectos de electrificación de sus vehículos" para responder a una tendencia global irreversible, aseguró además, el presidente de Adefa.

"Los vehículos del futuro, conectados, electrificados, autónomos son tecnologías nuevas y tenemos que pensar cuáles vamos a desarrollar en el país, les tenemos que crear un marco de previsibilidad y buscar en acuerdo con Gobierno y sindicatos lo necesario para que sean competitivas", destacó el también presidente de Toyota Argentina quien en la entrevista con Télam destacó que que la industria automotriz está "en el proceso de cambio: todas las terminales nucleadas en Adefa están pensando en proyectos de electrificación de sus vehículos, en tecnología para seguridad, en tecnología para conectividad".

"Es un cambio global irreversible -agregó- y Argentina tiene que estar en esa línea; si uno quiere ser exportador, tiene que tener esa tecnología. Para eso trabajamos todos en capacitación, en proyectos y pensar en el futuro. Junto con el Gobierno tendremos que ver qué incentivos conseguir para poder radicar en la Argentina esas nuevas tecnologías que forman parte de un proceso irreversible".

"En esa transición hacia un nuevo modelo de movilidad basado en la electrificación de los vehículos, se impone no sólo la adecuación tecnológica de las terminales radicadas en el país sino también de toda de su cadena de valor, representadas por un sector autopartista que está sufriendo en los últimos años dificultades para su desarrollo" y, al respecto, Herrero planteó su visión sobre el sector al resaltar que "no hay industria automotriz fuerte sin la cadena de valor y sin autopartistas".

"El gran desafío, y el Gobierno está en la misma línea, es desarrollar proveedores para los autos que van a venir, parte de lo que será una futura ley de electromovilidad, y hay que seguir trabajando fuerte para tener proveedores con productos competitivos, eficientes y que sigan las tendencias tecnológicas de lo que viene en la industria", expresó el titular de Adefa.

"En ese proceso de transformación que se está imponiendo en la industria a nivel global, "hay que adaptarse a lo que el mundo pide, entendiendo que vamos hacia un cliente mucho mas exigente y que hoy sabe en la Argentina lo que tiene un auto que está circulando en Europa, Asia o Estados Unidos y tenemos que ir en esa dirección", planteó Herrero.

Al mismo tiempo, Herrero, consideró que "es necesario profundizar la búsqueda de nuevos mercados para los autos argentinos y lograr mejores acuerdos de intercambio, de manera que las terminales locales puedan ganar volumen para sobrellevar los problemas de competitividad interna. Todavía tenemos problemas de competitividad, de infraestructura desde el punto de vista de logística y no podemos negar que hay temas impositivos que hacen que nuestros productos no sean tan competitivos, pero estamos dispuestos al esfuerzo y producir y exportar más, y buscar alguna manera de compensar esas asimetrías que tenemos", explicó.

Herrero destacó que "México es hoy es uno de los productores más baratos del mundo y hay que trabajar en esa dirección". "Alguien dirá -continuó- que exportamos 3 ó 4 veces mas ingresos brutos en un vehículo que se fabrica en la Argentina, pero hay que entender también las necesidades del país y a lo mejor tendrá un plazo más largo arreglar esos impuestos distorsivos que van en nuestro vehículo. Es parte del entendimiento de todos los actores de nuestra cadena en un proyecto sustentable de largo plazo".

"Como ejemplo de lo que se puede abordar para mejorar de manera indirecta la competitividad local, Herrero señaló que "hay países donde hoy tienen cero arancel con Corea y 14% de arancel con Argentina, si se logra ir arreglando eso ya es un punto importante". En ese sentido "se está trabajando muy bien, el Gobierno está ayudando muchísimo, trabajando muy fuerte con América Central que es un gran potencial. Con Colombia ya se viene trabajando y funcionó, y de hecho hay vehículos que antes se importaban de Asia y hoy fueron reemplazados por vehículos de la Argentina. Hay que seguir y profundizar esos acuerdos de intercambio de automóviles comerciales livianos", destacó.

En el mismo sentido, explicó que "Paraguay tiene acuerdo de libre comercio con Asia y no lo terminamos de materializar con Argentina; y el norte de África tenemos países con mercados potenciales. Sólo entre Túnez, Marruecos y Egipto suman 400.000 vehículos al año y tomar 3% o 4 % de ese mercado significaría para nuestra industria un 10% adicional de producción".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS