lunes 23 de noviembre de 2020 - Edición Nº979
Editor Platense » Política y Economía » 1 oct 2020

Para sumar reservas

Se anunciaría una baja de retenciones para incrementar el ingreso de divisas

Buscan forzar a los exportadores a liquidar las divisas que están retenidas para forzar una devaluación. Hubo reuniones con los máximos empresarios del país para analizar las políticas monetarias, mientras en el mes se perdieron U$S 1.461 millones


El presidente del Banco Central de la República Argentina, Miguel Ángel Pesce, mantuvo un encuentro con empresarios miembros de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) en medio de crecientes versiones sobre inminentes medidas por parte del Gobierno tendientes a recuperar e nivel de reservas internacionales en una jornada donde se confirmó que en el mes pasado se perdieron U$S 1.461 millones,a pesar del saldo positivo en el intercambio comercial.

Durante el encuentro, se trataron una serie de temas vinculados con la política monetaria que lleva a cabo el Banco Central, la necesidad de hacer un esfuerzo significativo para desarrollar el mercado de capitales en el país, y la extrema importancia de que la Argentina acreciente sus exportaciones de bienes y servicios de modo de contar con las divisas que garanticen el crecimiento.

También desde la presidencia del Banco se explicaron las recientes medidas referidas al pago de las obligaciones externas de las empresas y las iniciativas que se están adoptando orientadas a facilitar electrónicamente las transacciones financieras tanto entre empresas como entre particulares.

Finalmente, el presidente del Banco Central destacó muy especialmente el papel de las empresas privadas en el desarrollo económico del país y desde la AEA se le agradeció su disposición a mantener un diálogo constructivo con el sector privado. Por la AEA participaron su presidente, Jaime Campos; Luis A. Pagani (Arcor); Paolo Rocca (Organización Techint); Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó); Carlos Miguens (Grupo Miguens); Cristiano Rattazzi (FCA Argentina); Marcos Galperín (Mercado Libre); Luis Perez Companc (Grupo Perez Companc); y Aldo Roggio (Grupo Roggio), entre otros.

Mientras tanto, las negociaciones entre el Gobierno y sectores exportadores avanzaron y este jueves se espera el anuncio de una baja de las retenciones a la exportación de soja por tres meses, aunque los privados pedían seis meses o de forma permanente.

De esta manera, el Gobierno busca frenar la presión sobre el dólar, que forzó al Banco Central a intervenir en el mercado de cambios desde julio casi sin interrupción en un contexto de escasas reservas de libre disponibilidad y aún luego del anuncio de nuevas restricciones a la compra de divisas.

En el Gobierno están terminando de pulir en qué porcentaje se reducirán. La soja paga un 33% de retenciones y se habla de una baja al 25%. Además, evalúan de qué manera se implementaría la diferenciación arancelaria al complejo sojero para que la harina y el aceite de soja paguen menos derechos de exportación que el poroto y fomentar así el valor agregado en origen.

Los productores todavía conservan unas 18 millones de toneladas de soja en los campos que representan cerca de 7.400 millones de dólares.  

Además, dentro de las medidas para fomentar el ingreso de dólares del sector exportador se anunciará una baja definitiva de hasta 4 puntos de los derechos de exportación de la carne bovina.

Por su parte, las reservas brutas del Banco Central volvieron a tener una jornada muy negativa y cerraron en U$S 41.381 millones, lo que arroja una caída de U$S370 millones respecto al martes. El cepo endurecido anunciado por el Banco Central el último 15 de septiembre no sólo no frenó el drenaje, sino que lo aceleró: desde aquel día las tenencias de la autoridad monetaria sufrieron una pérdida de U$S 1.114 millones. Y en el resumen del mes, la merma fue de U$S 1.462 millones.

Por otra parte, el Banco Central aclaró que es falso un supuesto informe sobre sus reservas a la que calificó como parte de una campaña.

Pero se afirma que la sangría más importante de divisas se produjo porque importadores a los que no se les prohibió cancelar sus deudas y que tratan de adelantar pagos. Prueba de ello es que las importaciones en el Índice de Intercambio Comercial del Indec cayeron más del 20% mientras que en el balance cambiario del Banco Central subieron más del 20%”.

Mientras tanto en un contexto de limitadas operaciones, el dólar blue cerró estable este miércoles a $146 para la venta, muy cerca de su récord histórico alcanzado la semana pasada, según un relevamiento de Ámbito en cuevas de la City porteña.

De esta manera, la brecha con el oficial mayorista se ubicó en el 91,6%, tras haber tocado el jueves pasado el 94% (cuanto el paralelo trepó a su máximo de $147). Recordemos que en mayo pasado el spread cambiario había alcanzado un nivel de 104%.

De esta forma, el billete informal acumuló en el mes una suba de $11 (8,1%), la mayor desde abril pasado, cuando se había disparado $34,50 (41.3%).

En este contexto, el dólar "contado con liqui" cedió este miércoles 2,8% a $145,65, y el Bolsa cerró estable a $138,79 en la última jornada de un mes tenso para el mercado cambiario tras mayores restricciones. En tanto, el nuevo "solidario", que incluye el nuevo impuesto vigente, aumentó a $133,02.

Mientras tanto, el dólar mayorista aumentó seis centavos a $76,18, en línea con la postura fijada por el Banco Central que, durante la rueda debió vender algo más de U$S 50 millones -según fuentes del mercado- para suplir la acotada oferta privada. El Central se mantuvo también muy activo en los mercados de futuros sin alterar su estrategia de regulación que viene repitiendo en las últimas semanas.

En tanto, una leve mejora de este miércoles, las acciones y los bonos locales acumularon en septiembre fuertes retrocesos en medio de las dudas sobre el futuro de la economía local tras la constante pérdida de reservas y las últimas restricciones cambiarias del Banco Central.

Los ADRs de empresas argentinas, que cotizan en Wall Street, sufrieron pérdidas que llegaron hasta el 36%, tal como sucedió en el caso de la petrolera estatal YPF.

En el mismo sentido, el sector financiero también se vio sumamente perjudicado a lo largo del noveno mes del año ya que los papeles de los cuatro bancos cayeron entre 24% y 30%.

De manera inversa, este miércoles los ADRs lograron culminar la jornada con mayoría de subas, lideradas por la fabricante de cemento Loma Negra (5,1%) y la energética Central Puerto (4,2%).

Mientras tanto, arrastrado por una baja del dólar Contado con Liquidación, el índice bursátil S&P Merval se contrajo un 2,2% en la jornada, hasta las 41.261 unidades, luego de operar con leves subas promediando la rueda. De esta manera, el referencial líder acumuló una caída del 11,9% desde el 31 de agosto.

En el segmento de la renta fija, los principales bonos en dólares cerraron este miércoles con mayoría de subas. Entre los títulos emitidos bajo ley argentina, las principales ganancias se percibieron en las cotizaciones en dólares del Bonar 2035 (2,1%) y del Bonar 2038 (1,4%).

Desde la primera rueda de negociaciones en la bolsa local hasta el cierre de mes, los nuevos títulos en dólares bajo ley local cedieron 1% en promedio (medido en pesos), excepto el Bonar 2029 que mejoró medio punto porcentual. Mientras tanto, los bonos bajo ley extranjera se mostraron algo más volátiles, intercalando alzas y bajas.

Como reflejo de la suba de los bonos, el riesgo país de Argentina, medido por el banco JP.Morgan, cayó esta jornada 33 unidades (2,4%) hasta los 1.299 puntos básicos Cabe recordar que el índice retrocedió más de 1.000 puntos el 10 de septiembre, cuando se ubicó cerca de las 1.100 unidades, luego de la reconfiguración con los nuevos bonos del canje.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS