lunes 21 de septiembre de 2020 - Edición Nº916
Editor Platense » Política y Economía » 15 sep 2020

Tarjetas y servicios pagarán más

El Banco Central aplicará otro impuesto de 35% a la venta de dólares

En lo sucesivo, las compras con tarjetas deberán deducirse del límite de 200 dólares permitidas para turismo y ahorro. El dólar ahorros llega de estas forma a $130. También limitarán la apertura de cuentas en moneda extranjera


El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, anunció que la compra de dólar ahorro tendrá a partir de mañana un recargo del 35% en concepto de retención del impuesto a las Ganancias y que las operaciones con tarjetas de crédito que se realicen en el exterior también serán computadas dentro del cupo de los 200 dólares mensuales.

En una conferencia de prensa, Pesce dijo que "los pagos que se hagan con tarjeta de crédito en el exterior van a ser a cuenta de adquirir dólar ahorro" y precisó que junto con la retención del 35% en concepto de impuesto a las Ganancias continuará el denominado impuesto país del 30%.

El titular de la entidad monetaria aseguró que las medidas entrarán en vigencia a partir de mañana y que buscan promover una más eficiente asignación de las divisas; evitar operaciones disruptivas de inversores no residentes sobre los mercados financieros; favorecer el desarrollo del mercado de capitales local; sentar los lineamientos para una renegociación de la deuda privada externa compatible con el normal funcionamiento del mercado de cambios, entre otras cuestiones.

En lo que respecta la prefinanciación de exportaciones, Pesce sostuvo que las medidas buscarán priorizar a las pymes exportadoras a partir de una reducción en la participación de las grandes empresas en las líneas de financiamiento.

"La iniciativa apunta a que aquellas grandes empresas con acceso a los mercados de crédito internacional, aprovechen las nuevas condiciones generadas por la normalización de la deuda soberana, liberando margen de financiaciones para el crédito local de pequeñas y medianas empresas exportadoras", subrayó el Banco Central en un comunicado.

De esta forma, a partir de mañana, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) establecerá un mecanismo de percepción a cuenta del pago de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales del 35% para la compra del denominado dólar ahorro.

De manera retroactiva al 1 de septiembre pasado, los pagos realizados por los consumos en moneda extranjera con tarjetas de crédito o débito se tomarán a cuenta del cupo mensual de 200 dólares, precisó Pesce.

El titular del Banco Central dijo que "no habrá tope" al consumo con tarjetas -tanto de débito como de crédito- y que cuando los gastos mensuales superen el cupo de los 200 dólares, el monto restante absorberá el cupo de los meses subsiguientes.

Las nuevas medidas también apuntarán a eliminar la posibilidad de que los agentes financieros no residentes lleven adelante operaciones de liquidación de títulos valores contra moneda extranjera, a fin de regular la salida de divisas a través del mercado de capitales local, entre otras cuestiones.

Pesce reconoció que existe una fuerte demanda de dolares por parte de ahorristas, pero también para el pago de vencimientos. "Los bancos van a tener que hacer una evaluación de los ingresos de las personas que abran una cuenta y puedan demostrar que tienen ingresos propios para hacer ahorros en moneda extranjera", explicó Pesce.

En lo que hace al impuesto se ejemplificó que si se gastaron U$S 1.000 en el exterior, no se podrá comprar dólares en el mercado oficial por cinco meses. Esto incluirá también el pago de servicios del exterior tales como Netflix, Spotify, iCloud y el almacenamiento de Google, entre otros.

Además, se dispuso que habrá retención del 35% para la compra de dólar ahorro y pagos con la tarjeta por consumos en dólares en el exterior, que aplicará la AFIP.

La retención se aplicará sobre el valor del dólar minorista; es decir, $75 más 30% de impuesto PAIS más 35% de retención de Ganancia. Esto llevará al dólar ahorro a $130. Por otro lado, aquellos beneficiarios de planes sociales no podrán acceder al mercado cambiario.

También se ampliará el parking -la cantidad de tiempo que debe pasar entre las venta y compra de un bono- a 15 días para el dólar contado con liquidación (CCL). El Banco Central también anunciará que habrán mecanismos de transparencia para operarlos con fines cambiarios.

Las medidas llegan después que el Banco Central llevaba 12 semanas seguidas perdiendo reservas y a un ritmo cada vez mayor y que venía prácticamente duplicándose mes a mes desde julio, pese al cepo y las nuevas restricciones impuestas a la demanda de empresas desde fin de mayo, dejando a la vista una dinámica complicada debido al accionar de los denominados "coleros digitales".

La iniciativa se propone mantener el cupo de 200 dólares mensuales vigente, pero desalentar la demanda de moneda extranjera que realizan las personas humanas con fines de atesoramiento y gastos con tarjeta” señaló el Banco Central en un comunicado.

La medida tiene vigencia desde el 1° de septiembre y, por lo tanto, quienes hayan consumido más de U$S 200 entre el dólar ahorro y sus compras con tarjeta en lo que va del mes, verán disminuido su cupo para comprar en octubre.

Se abre un interrogante acerca de cómo se controlará el efectivo cumplimiento de la medida. Todo hace creer que el control sería posterior, es decir: si alguien suma consumos con tarjeta en moneda extranjera más compra de dólar ahorro por encima de los U$S 200 dólares, es probable que no encuentre impedimentos para hacerlo. Pero es probable que se lo descuenten del cupo de los siguientes meses, en caso que no correspondan sanciones mayores.

En ese contexto también se busca frenar el accionar de coleros y otros movimientos, el Central prometió incrementar las los requisitos para la apertura de las cuentas en dólares. Tanto en bancos digitales como en entidades financieras tradicionales, hoy en día es posible abrir una caja de ahorro bimonetaria en pocos minutos y de manera remota.

“El Banco Central junto a las entidades financieras perfeccionará el control y monitoreo respecto de la capacidad económica y de ingresos requeridos para la apertura de nuevas cuentas bancarias en dólares y se limitará el acceso de cotitulares a la compra de dólares para la formación de activos externos”, señaló el Central en su comunicado.

Según la estadística del Banco Central, la cantidad de argentinos que compran sus U$S 200 alcanzaron a 3,9 millones en julio, último dato disponible, lo que requirió cerca de U$S 740 millones de las reservas del BCRA. Si bien se desconocen los datos de agosto se estima que esa demanda de dólares creció aún más y que casi 5 millones de personas compraron sus U$S 200 y que eso le costó a las arcas del Banco Central 950 millones de dólares, es decir una sangría por la que se fugan hasta ahora los buenos resultados del intercambio comercial de los últimos meses.

Las medidas más importantes de la nueva normativa son:

- La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) establece un mecanismo de percepción a cuenta del pago de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales del 35% para las operaciones de formación de activos externos de personas humanas y las compras con tarjetas en moneda extranjera.

- A partir del primero de septiembre los pagos realizados por los consumos en moneda extranjera con tarjetas de crédito o débito se tomarán a cuenta del cupo mensual.

- La deducción del límite será aplicada al inicio del mes siguiente a la realización de los consumos con tarjeta de crédito en moneda extranjera.

- En el caso de que los pagos con tarjeta de un mes resultaran superiores al límite disponible, la deducción será trasladada a los meses subsiguientes hasta completar el monto adquirido.

- El BCRA aseguró que, junto a las entidades financieras, perfeccionará el control y monitoreo respecto de la capacidad económica y de ingresos requeridos para la apertura de nuevas cuentas bancarias en dólares.

- Se elimina la posibilidad de que los agentes financieros no residentes lleven adelante operaciones de liquidación de títulos valores contra moneda extranjera, a fin de regular la salida de divisas a través del mercado de capitales local.

- Se limitará la posibilidad de liquidación local de operaciones con títulos valores realizadas íntegramente en el exterior.

- El Banco Central eliminará los plazos de tenencia mínima que afectaban a las operaciones de personas humanas para la adquisición de títulos valores con moneda extranjera y su posterior liquidación en moneda local.

- La Comisión Nacional de Valores (CNV) pondrá en práctica una serie de requerimientos en vistas de favorecer la tramitación de operaciones financieras en el mercado local y elevará los plazos de tenencia mínima que deberán respetar las transferencias receptoras de títulos valores desde el exterior para su liquidación en moneda local hasta los 15 días hábiles.

- Se estableció los lineamientos bajo los cuales las empresas del sector privado podrán iniciar un proceso de renegociación de sus respectivos pasivos externos, que permita acomodar su perfil de vencimientos a las pautas requeridas para el normal funcionamiento del mercado de cambios.

- El Banco Central "invita a las empresas del sector privado a mantener el proceso de desendeudamiento en moneda extranjera en curso y a un ritmo que resulte compatible con las necesidades de divisas de la economía y la estabilidad cambiaria".

- La autoridad monetaria propone reducir la participación de grandes empresas en las líneas de financiamiento que las entidades financieras ofrecen para la prefinanciación de exportaciones. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS