jueves 24 de septiembre de 2020 - Edición Nº919
Editor Platense » Política y Economía » 12 sep 2020

Calma financiera

El dólar paralelo se estabilizó a $131, pero preocupa la pérdida de reservas

Luego del canje de la deuda, el mercado se muestra más tranquilo a la espera de que comiencen a cotizar los nuevos títulos pero la diferencia ente el oficial y el blue sigue generando la sangría de dólares del Banco Central. Optimismo por la refinanciación en pesos


En el marco de una mayor tranquilidad, debido a la refinanciación de la deuda externa, el dólar paralelo cerró este viernes a $131, por cuarta jornada consecutiva y se mantuvo en el menor valor en un mes y la brecha con el mayorista se redujo levemente al 74,9% (por la suba del mayorista), la más baja desde el 22 de abril pasado.

El spread entre ambas cotizaciones llegó a rozar el 95% a fines de julio, y a alcanzar un máximo de 104% a mediados de mayo, de todas maneras esta menor diferencia no hizo reducir la pérdida de reservas por parte del Banco Central, para contener la disparada del paralelo. El blue bajó $4 (-3%) en la semana pasada, luego de haber perdido otros dos pesos, en la semana previa, tras tocar un máximo de $138 a fines de agosto.

Desde que inició la cuarentena, el blue acumula un alza de $45,50 (al subir desde $85,50 el 20 de marzo), producto, entre otras causas, de mayores restricciones, en el mercado de cambios oficial y en las opciones bursátiles, tanto el contado co liquidación como el dólar bolsa

Según algunos observadores, el Banco Central debió vender este viernes otros U$S 100 millones y crece la presión sobre las reservas, que se redujeron en la semana unos U$S 350 millones en la semana.

De esta forma, el dólar fue negociado con mínimas variantes este viernes, a $74,91 para la cotización mayorista, $102,90 en el promedio al público -con impuesto solidario del 30%- y a $131 en el mercado blue.

Con los U$S 100 millones vendidos este viernes, la entidad monetaria se desprendió de unos U$S 800 millones en nueve ruedas operativas de septiembre, y de unos U$S 350 millones a lo largo de la última semana.

El monto operado en el segmento de contado fue el más elevado desde junio, por U$S 312,5 millones, apuntalado por la creciente demanda privada.

Más allá de que crecen las preocupaciones por el drenaje de reservas y crecen las especulaciones sobre posibles medidas, el dólar mayorista -que cerró en los $74,91- extiende el gradual deslizamiento que sigue validando el Banco Central”, así el tipo de cambio oficial acumula un alza de 25,1% en 2020, unos siete puntos por encima de la inflación.

En tanto, el Banco Central  comenzó a publicar en su balance -actualizado al lunes 7- la tenencia en su activo de los nuevos bonos en dólares con ley local emitidos por la reestructuración de deuda. Ascienden a un total de $745.192,7 millones, que al tipo de cambio oficial representaban unos U$S 9.983,6 millones, o unos U$S 6.009,6 millones según el contado con liqui.

Por su parte en un mercado restringido por  la falta de cotización fija de los nuevos bonos de la deuda surgidos por el canje, el dólar contado con liquidación cerró en torno a los $129, por lo que el spread con la cotización mayorista se ubicó en el 72,4%. A su vez, el dólar bolsa se mantuvo cerca de los $124, con lo cual la brecha terminó cerca del 64%.

Por su parte, el índice S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires perdió un 2,2%, a 45.839,99 unidades al cierre, destacándose las ventas de acciones del rubro bancario, luego de ganar casi un 3% en las anteriores dos sesiones.

Las pérdidas llegaron hasta el 4,3% y las sufrieron mayoritariamente empresas de telecomunicaciones, como Telecom, y el sector financiero, con Banco Macro y Grupo Financiero Galicia a la cabeza.

El volumen operado en acciones se derrumbó un 50% hasta los $1.019,4 millones, monto que representó un 41% del total de renta variable (el resto se operó en Cedears). Pese a la baja de este viernes, el panel líder acumuló una suba semanal en pesos de 1,7%, la primera luego de cuatro bajas consecutivas.

En el balance semanal, los ganadores fueron los activos de Cablevisión (8,6%); Transener (7,7%); Telecom (7,2%); BYMA (7%); y Banco BBVA (4,1%). Por su parte, el ranking de los perdedores fue liderado por Cresud (con una baja de 4,1%); Grupo Financiero Valores (2%); Banco Macro (1%); e YPF (0,6%).

Por su parte, los papeles de empresas argentinas que cotizan en la bolsa de Nueva York registraron mayoría de bajas, lideradas por el sector financiero, cuyas acciones perdieron hasta 5% (Galicia). En la semana, los ADRs mostraron una tendencia negativa. MercadoLibre y Globant sufrieron bajas de hasta el 7% en medio de la caída generalizada de las acciones del sector tecnológico en Wall Street. Mientras, entre los papeles del sector bancario, las mermas fueron de entre 2% y 4%.

La recesión, que ya acumula más de dos años, sigue inquietando al mercado más allá de la exitosa reestructuración que logró el Gobierno nacional. Paralelamente, también se aguardan más precisiones respecto de las negociaciones con el FMI por una deuda que alcanza los U$S 49.000 millones y que acaba de iniciarse, según confirmaron tanto desde el Gobierno nacional como del organismo multilateral.

Es que según la consultora Ecolatina, el acuerdo que se alcance con el FMI será clave y se estima que el Gobierno deberá optar entre condicionalidades más estrictas y un cronograma de devoluciones más descomprimido, o de forma alternativa, ganar grados de libertad en materia de política económica, a costa de vencimientos más concentrados y abultados en el corto plazo.

En cuanto a la renta fija, todavía se espera que el mercado gane mayor liquidez. La demanda debería seguir acelerándose en las próximas jornadas, cuando los bonos comiencen a cotizar contra dólares localmente. Este viernes, el Bonar 2030, el título más operado, exhibió una leve baja del 0,2%.

En tanto, el riesgo país subió un 0,6% a 1.108 unidades, después de desplomarse casi 50% el jueves, contra las 2.120 unidades del miércoles, después de que el banco JP.Morgan incorporara en el índice los nuevos bonos del canje.

La performance de los nuevos títulos de deuda estuvo dentro de lo esperado en la primera semana de negociación, con un rendimiento cercano al 12%, mientras que el riesgo país podría perforar hacia abajo en las próximas semanas los 1.000 puntos básicos, según la opinión de analistas financieros 

Mientras tanto en el Ministerio de Economía festejaron que las colocaciones de deuda de agosto lograron un refinanciamiento del 158%, el nivel más alto del año, lo cual significó un saldo neto positivo de $80.806 millones, informó la Secretaría de Finanzas.

"Durante el último semestre, el promedio móvil (tres meses) del porcentaje de roll over del Tesoro Nacional creció constantemente, consolidando el nivel de aceptación de los agentes locales para refinanciar la deuda pública en pesos", indicó. La Secretaria de Finanzas señaló que en el primer semestre "se continuó favoreciendo el financiamiento en pesos extendiendo los plazos de emisión con tasas sostenibles".

"El comunicado señala que el perfil de vencimientos "mejora en plazos gracias a la emisión de bonos ajustables por CER (Boncer 22 -T2X2- y Boncer 23 -T2X3) y la curva de rendimientos de los instrumentos de deuda soberanos se ha recompuesto fruto de las operaciones llevadas a cabo por el Gobierno para normalizar el mercado de deuda local, dotándolo de tasas de interés sostenibles y mayor liquidez".

Recordó que la licitación del Boncer 2023 fue la primera licitación en pesos, por fuera de operaciones voluntarias de canje, que incorpora plazos de vencimiento en el segundo semestre de 2023". "La recomposición del financiamiento en pesos le permitió al Tesoro Nacional extender el perfil de vencimientos de sus nuevas obligaciones, suavizando en el tiempo las necesidades de financiamiento con la disponibilidad de recursos de la economía", destacó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS