lunes 14 de octubre de 2019 - Edición Nº573
Editor Platense » El Lobo y El Pincha » 29 jul 2018

El triperío festejó en Cutral Có una victoria justa del Lobo ante Olimpo

El Lobo se vuelve a La Plata con el pasaje a octavos de final de la Copa Argentina y 970.000 pesos para apaciguar en parte sus urgencias económicas. El partido fue bastante chato. El color y la alegría estuvieron en las tribunas. Troglio sumó su segunda victoria consecutiva en su regreso al Lobo


Por:
Mauricio Bustos

Un trabajoso triunfo consiguió el Lobo de Pedro Troglio en su enfrentamiento con Olimpo de Bahía Blanca. El Monito Matías Gómez fue el autor del gol de la victoria tripera, que de esta forma consiguió el pasaje a octavos de final de la Copa Argentina. Si bien todavía no tiene rival establecido, por los cruces que se darán, no debería sorprender que Gimnasia tenga que enfrentar a Boca en dicha instancia.

Arrancó mejor el Lobo, con gran verticalidad, presión sobre la salida de Olimpo y mucho ímpetu de sus juveniles.

Justamente a través de la voluntad de estos es que llegó el primer llamado de atención para los bahienses: corrían 14 minutos cuando Oreja se escapó por su andarivel, cedió un preciso centro que cabeceó el Monito Gómez y Lanziani, en maravillosa acción, alcanzó a tapar. La pelota le quedó a Juan Cataldi, pero su remate se perdió por encima del travesaño.

Los hinchas del Lobo, que invadieron Cutral Có para hacer sentir local al elenco platense, comenzaban a calentarse las manos aplaudiendo a los pibes, pero no pasó mucho para que los juveniles de Olimpo le marcaran la intranquilidad: sobre los 15 minutos llegó con un centro profundo al área, Alexis Martín Arias salió en falso y Rodríguez la peinó perfectamente y el travesaño fue el que le negó el gol al conjunto bahiense.

El Lobo tuvo una nueva chance de gol sobre los 19 minutos, cuando Ayala se hizo cargo de un tiro de esquina y Guanini no alcanzó a empujar de cabeza el centro combado. Gimnasia marca un inexpresivo dominio del balón, puesto que carece de profundidad en los últimos metros, en tanto que Olimpo comenzó a aprovechar las contras a las espaldas de Fito Rinaudo, y los dolores de cabeza comenzaron a llegar para una última línea que comenzó a mostrar algunas desatenciones preocupantes para Pedro Troglio.

Sin embargo, cuando Olimpo buscó con mayor profundidad sobre los 40 minutos y el Lobo logró despejar el peligro en forma providencial, la pelota viajó hacia el círculo central, la atrapó el Monito Gómez que guapeó ante su marcador, se llevó el balón, la corajeó ante la salida del arquero y definió con la misma zurda con que engaño a Lanziani ante el intento de cierre del defensor. Un hermoso gol, el primero de Monito en la primera del Lobo, y la tranquilidad que necesitaba el Lobo para trabajar el partido con menor presión.

Con el inicio de la segunda etapa Gimnasia se paró definitivamente de contra, buscando esperar bien parado atrás las embestidas de Olimpo, que con el marcador en contra, se veía forzado a cambiar su plan de juego.

Pero en la situación que en los papeles (por el estilo de juego que pregona Troglio) el Lobo se debería sentir más cómodo, no resultó así, puesto que el conjunto bahiense comenzó a encontrar resquicios en la última línea albiazul, pero fundamentalmente porque Gimnasia no lograba manejar el balón, ya que ni Fito Rinaudo ni Ayala cumplían con la función de contención, en tanto que Faravelli no ponía la pausa necesaria para clarificar el juego cada vez que Gimnasia lograba sacar una contra.

Troglio buscó entonces encontrar las respuestas a tal desaguisado moviendo el banco. Primero hizo debutar a Alejandro Melo en lugar de Cataldi, y minutos después metió el Bochi Licht como reemplazo de Faravelli.

Con estas variantes Gimnasia ganó en conducción y repentización, en tanto que Olimpo comenzó a repetirse en su propia impotencia.

La situación más clara de la segunda etapa fue para el Lobo, sobre los 35 minutos de juego, cuando Melluso se desprendió en ataque, mandó un centro corto que el Bochi conectó cerca del vértice del área izquierdo del área chica y el arquero Lanziani tapó lo que debió ser sin dudas el segundo del Lobo, que ganó por la mínima, pero marcando diferencias de jerarquía con el conjunto de Bahía Blanca.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

100%
El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio