jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº877
Editor Platense » Política y Economía » 31 jul 2020

Dispar reacción financiera

Subió la Bolsa porteña, pero se derrumbaron las acciones en Wall Street

El Merval subió 1,1%, per los ADRs cayeron hasta un 7,4%. Subieron tanto el dólar paralelo como los bursátiles, mientras el Banco Central subió las tasas para contener la sangría de divisas


TAGS: DóLAR, TASAS, BOLSA, ADRS

El índice Merval de la Bolsa porteña avanzó 1,1% a 49.406 unidades, por efecto de la suba dólar contado con liquidación, pese a que durante casi toda la rueda había operado a la baja por una ola vendedora de activos influenciada a causa de la debilidad de la economía estadounidense en el segundo trimestre afectada por la pandemia del coronavirus

En cambio, mientras se espera una definición sobre la deuda, cuya negociación podría volver a prorrogarse, las acciones argentinas cayeron hasta 7,4% este jueves en Wall Street, por una contracción histórica en el PBI estadounidense en el segundo trimestre.

Las bajas de los papeles argentinos,  fueron lideradas por IRSA (bajó 7,4%); Cresud (5,8%); Loma Negra (5,4%); y Banco Macro (4,7%).

Aún así, el índice Merval logró revertir las pérdidas que había acumulado durante casi toda la jornada y finalizó con el apuntado avance del 1,1%, que se explica por el fuerte avance del dólar "contado con liqui", acentuado sobre el cierre de las operaciones.

Las subas en el  panel líder fueron guiados por las acciones de Transportadora de Gas del Sur (5,8%); del BBVA (3,2%); de Aluar (2,9%); y de YPF (2,3%). Los peores desempeños del día, en tanto, fueron para Cresud (con una baja de 2,4%); Banco Macro (2,4%); y Telecom Argentina (0,4%).

Los inversores siguieron atentos a señales concretas en torno a la reestructuración de bonos argentinos, mientras no se descarta una nueva prórroga para el cierre de las negociaciones entre el Gobierno y acreedores privados.

Si bien los inversores se  registra una fuerte incertidumbre, a la vez, creen que las diferencias económicas ya resultan reducidas, y en las divergencias en las cláusulas legales habría voluntad de pulirlas, por lo cual aún descuentan que se podría cerrar un acuerdo con los agrupados acreedores externos.

"Es conveniente para ambas partes es decir el gobierno argentino y los acreedores llegar a un acuerdo exitoso, por lo cual sólo restaría definir las cláusulas legales", 

En el mercado de renta fija, los principales bonos en dólares cotizantes en pesos subieron hasta 3,1%, destacándose las emisiones de largo plazo, como el bono Centenario. Así, el riesgo país de Argentina, medido por el banco JP.Morgan, bajó dos unidades a 2.278 puntos básicos.

Tras la buena licitación del miércoles de instrumentos en moneda local, los títulos en pesos volvieron a experimentar subas muy importantes, en algunos casos de hasta casi 5%, tal como logró el Broncear 2023.

El S&P 500 y el Dow Jones bajaron el jueves después de que datos pintaron un preocupante panorama económico, en un día crucial de informes de ganancias corporativas, pero recuperaron terreno a medida que avanzaba el día y cerró bien por sobre su mínimo de sesión. El Dow Jones cayó 225,92 puntos, o un 0,85%, a 26.313,65 unidades y el S&P 500 bajó 12,22 puntos, o un 0,38%, a 3.246,22 unidades. El Nasdaq, en tanto, ganó 44,87 puntos, o un 0,43%, a 10.587,81 unidades.

En tanto, el dólar blue subió por primera vez en la semana, luego de registrar dos bajas y cerrar sin variantes el miércoles al registrar un avance de $1 en el cierre de la jornada para terminar a $136. En consecuencia, el billete paralelo recortó a $3 la baja semanal, luego de alcanzar un pico de $140 el último viernes.

De este modo, la brecha con el dólar mayorista llegó hasta el 88,3%, tras rozar el 95% el último viernes, y alcanzar un máximo de 104% a mediados de mayo. En lo que va de julio, el paralelo acumula un salto de $10.

El dólar contado con liquidación  -que surge de la compra y venta de bonos o acciones en la Bolsa- avanzó un 2,7% y superó los $120, al culminar la jornada en los $121,41, por lo cual el spread con la cotización mayorista cerró en el 68%. En el mismo sentido, el dólar Bolsa -similar operación al contado con liquidación pero dentro del país- ascendió un 2,4% a $119,54, dejando una brecha del 65,4% frente a la divisa que cotiza en el mercado de cambios.

Mientras tanto, el dólar turista trepó 27 centavos a $99,15 en agencias y bancos de la City porteña, tras cerrar en baja ayer por primera vez desde principios de junio. Sucedió en línea con el minorista que operó con un alza de 21 centavos a $76,27.

En el Banco Nación, el billete -sin el impuesto- cotizó sin variaciones a $76, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $75,95.

En el Mercado Cambios, la divisa aumentó seis centavos a $72,26, en línea con el valor fijado para esta jornada por el Banco Central en una rueda en la que operó con un tono algo más firme y demandado.

En la rueda de menor volumen operado del mes, la autoridad monetaria tuvo que desprenderse de recursos propios para suplir la insuficiencia de ingresos ante una demanda algo más tonificada. Fuentes privadas del mercado estimaron el saldo negativo del Banco Central en unos U$S 30 millones, los que se suman a la sangría cercana a los U$S 400 millones registrada en lo que va del mes.

Por último, debido a las ventas del Banco Central, las reservas internacionales cayeron U$S 50 millones para cerrar la jornada en los U$S 43.338 millones.

Por otra parte, en busca de descomprimir la demanda de dólares, el directorio del Banco Central decidió aumentar a partir del 1° de agosto la tasa de los plazos fijos al 33,06% anual para depósitos de hasta un millón de pesos, según confirmaron fuentes de la autoridad monetaria.

Se trata de un incremento de más de tres puntos porcentuales, dado que actualmente el rendimiento de los depósitos a plazo se ubicaba en el 30,02%.

Por la fuerte demanda de dólar turista, el Banco Central decidió elevar hasta el 87% el porcentaje de la tasa de Leliq (hoy en el 38%), que determina el rendimiento de los plazos fijos. De allí surge la tasa del 33,06 TNA, lo que equivale a una tasa mensual de 2,75% y Tasa Efectiva Anual de 38,47%.

La autoridad monetaria busca que el rendimiento mensual se acerque a la tasa de devaluación mensual del peso, hoy en torno a 3% en el segmento minorista, y al 2,6% en el mayorista.

La medida es parte de la política de incentivo al ahorro minorista en moneda nacional con la armonización de tasas de interés entre los rendimientos de distintas variables, como ser el de tasa de dólar futuro, que se ubica en 31%, añadieron fuentes de la autoridad monetaria.

"Ojalá funcione para descomprimir la demanda del dólar, pero la clave de todo es la deuda y el plan pospandemia", comentó un economista.

La última vez que el Banco Central había subido las tasas fue a fines de mayo, en medio de una fuerte presión alcista de los dólares alternativos que habían duplicado, en el caso del billete informal, el valor de la cotización mayorista. En aquella oportunidad, el Central había elevado la tasa mínima para remunerar a las imposiciones en plazos fijos al equivalente a 79% (desde el 70%) de la tasa de política monetaria Leliq.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

Advertisement

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS