jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº877
Editor Platense » Política y Economía » 28 jul 2020

Pese a la crisis

El superávit comercial de junio llegó a U$S 1.484 millones y acumula en el año U$S 8.097 millones

Si bien una vez más el saldo favorable de la balanza comercial se debe a las bajas tanto de importaciones como de exportaciones, los números en lo que va del año le dan respiro a las alicaídas cuentas del país


La balanza comercial de junio arrojó un superávit de U$S 1.484 millones, producto de exportaciones por U$S 4.786 millones e importaciones por U$$ 3.302 millones, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). El saldo favorable se dio en el marco de una contracción del comercio internacional por la pandemia, que profundizó la caída de la participacion argentina de los últimos dos años.

El sexto mes del año tuvo como factor destacable el crecimiento de la economía de China en un contexto internacional en el que la mayoría de los países está lejos de iniciar una recuperación económica.

De esta forma, el gigante asiático ganó terreno en el comercio mundial y la relación bilateral con la Argentina no fue la excepción, consolidándose por tercer mes consecutivo como primer socio en el intercambio comercial.

Al respecto, el saldo bilateral con el gigante asiático fue deficitario en U$S 26 millones, con exportaciones por U$S 666 millones (con una suba de 51,7%) y compras por U$S 692 millones (con una baja de 10,8%), lo que conformó un intercambio de U$S 1.358 millones, el 16,7% del total.

Asimismo, el comercio con Brasil continúa en declive, aunque aún se mantiene como segundo socio comercial del país, con exportaciones por U$S 462 millones (bajó 48,9%) e importaciones por U$S 583 millones (cae 30,3%), de lo que resultó un déficit de U$S 121 millones.

Los números acumulados del primer semestre indican un superávit de U$S 8.097 millones, con un incremento interanual del 43,7%, generado por una caída de las importaciones mayor que la de las ventas al exterior, en el marco de una contracción del comercio internacional.

Entre enero y junio las exportaciones totalizaron U$S 27.388 millones, un 11% menos que en el mismo lapso de 2019, en tanto las importaciones tuvieron un retroceso del 23,3%, con un nivel de 19.291 millones.

La caída de las exportaciones en junio obedeció tanto a las bajas en precios (perdieron 6,7%) como en cantidades (bajaron 2,1%) y mostraron además un retroceso del 0,7% respecto de mayo, en la medición desestacionalizada, mientras que la tendencia-ciclo mostró una variación negativa de 1,3%.

Las exportaciones de manufacturas de origen industrial, combustibles y energía y manufacturas de origen agropecuario descendieron de manera interanual 45,9%, 27,0% y 8,2%, respectivamente, mientras que las de productos primarios aumentaron 46,3%.

Las importaciones también cayeron por descensos en precios y cantidades de 14,6% y 7,3%, respectivamente, con una baja mensual del 0,7% en términos desestacionalizados y del 0,9% en la tendencia-ciclo.

Las importaciones de bienes de capital disminuyeron 26,8%; las de bienes intermedios, 4,3%; las de combustibles y lubricantes , 50,6%; las de piezas y accesorios para bienes de capital, 37,7%; y las de vehículos automotores de pasajeros, 53,8%; en tanto se incrementaron 7,1% las importaciones de bienes de consumo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

Advertisement

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS