domingo 09 de agosto de 2020 - Edición Nº873
Editor Platense » Salud y Jubilados » 27 jul 2020

En el Instituto Médico Platense

Probarán en La Plata el primer medicamento nacional para enfrentar el coronavirus

El estudio clínico que comenzó este lunes evaluará si los anticuerpos del suero equino pueden frenar la propagación del COVID-19. El estudio que está en la Fase 2/3 incluye la participación de 242 pacientes en el Sanatorio Güemes y el Pirovano en CABA, el Cuenca Alta en Cañuelas y el platense


Un estudio clínico que evaluará si los anticuerpos del suero equino pueden frenar la propagación del coronavirus en el organismo comenzaron este lunes en el Sanatorio Güemes de la ciudad de Buenos Aires, con el enrolamiento de pacientes adultos con infección confirmada del virus SARS-CoV-2, informaron fuentes vinculadas a la investigación.

El objetivo del estudio clínico Fase 2/3 es demostrar la seguridad y eficacia del suero hiper inmune en términos de mejoría clínica del paciente: la recuperación pronta para poder ser externado, que no avance la enfermedad, ni la necesidad de asistencia respiratoria mecánica o el traslado a una unidad de cuidado intensivo.

La investigación incluye la participación voluntaria de 242 pacientes adultos con enfermedad moderada a severa causada por el SARS-CoV-2 confirmada por PCR, dentro de los diez días del inicio de síntomas y que requieren hospitalización.

Se llevará a cabo, además del Sanatorio Güemes, en el Hospital General de Agudos Ignacio Pirovano, de la Ciudad de Buenos Aires; en el Hospital Cuenca Alta-SAMIC, de Cañuelas, y en el Instituto Médico Platense, de La Plata.

“La participación siempre es voluntaria y requiere consentimiento informado”, señalaron las fuentes, y agregaron que “el estudio clínico finaliza cuando se da por terminada la inclusión de todos los pacientes”.

El tiempo estimado de duración de la Fase 2/3 que comenzó hoy es de dos meses, añadieron.

La elaboración de suero a partir de anticuerpos de caballos fue un trabajo de articulación pública-privada encabezado por el laboratorio Inmunova y el Instituto Biológico Argentino (BIOL), la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud "Dr. Carlos G. Malbrán" (Anlis), con la colaboración de la Fundación Instituto Leloir (FIL), Mabxience, Conicet y la Universidad Nacional de San Martín (Unsam).

El suero desarrollado se basa en anticuerpos policlonales equinos que se obtienen mediante la inyección de una proteína recombinante del SARS-CoV-2 en estos animales -inocua para ellos- y así pueden generar gran cantidad de anticuerpos capaces de neutralizar el virus.

El proyecto fue uno de los seleccionados por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación en la convocatoria "Ideas Proyecto COVID-19" de la Unidad Coronavirus, creada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, e integrada por el Conicet.

En ese marco, el Ministerio de Desarrollo Productivo aprobó un crédito para capital de trabajo por 30 millones de pesos, destinado a financiar parte de los gastos vinculados con el ensayo clínico que apunta a probar la eficacia del suero equino hiper inmune como alternativa de inmunización pasiva en pacientes con COVID-19.

"Este crédito implica un respaldo muy importante para un proyecto que es posible por la articulación público-privada de numerosos actores, que demuestra la enorme capacidad y voluntad de trabajo conjunto de nuestros científicos, universidades y empresarios nacionales, invaluable en esta pelea diaria contra la pandemia”, dijo el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores, Guillermo Merediz en un comunicado.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó el viernes los ensayos clínicos con solución hiper inmune obtenida a partir de suero de caballos en pacientes con coronavirus.

Si los resultados son positivos, el desarrollo se podrá producir a gran escala y convertirse en el primer medicamento nacional para el tratamiento de la infección por SARS-CoV-2.

También colaboraron en el proyecto la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Carlos G. Malbrán (ANLIS), la Fundación Instituto Leloir (FIL), Mabxience, el Conicet, la Universidad Nacional de San Martín (Unsam), el Instituto de Virología José M. Vanella, la Universidad Nacional de Córdoba y el Grupo Insud.

Además, cuenta con el apoyo de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación.

A través del Programa de Apoyo al Sistema Productivo Nacional, que se implementa con respaldo del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Ministerio de Desarrollo Productivo ya ha apoyado 75 proyectos sanitarios y tecnológicos por más de $1.000 millones.

Se han recibido créditos y Aportes No Reembolsables proyectos de equipamientos hospitalarios, mobiliarios e insumos; equipamientos para protección personal, médica y laboral; productos y servicios de desinfección y esterilización; kits, reactivos y equipamiento para detección de COVID-19; producción de medicamentos y/o insumos y desarrollo de plataformas digitales y aplicaciones.

“Este programa ha respaldado la generación de nuevos desarrollos y soluciones para enfrentar la pandemia con el liderazgo de pymes, universidades, instituciones y emprendedores”, recalcó Merediz.

En ese sentido, subrayó que “además de ser fundamental para enfrentar la situación compleja por la pandemia, permite generar capacidades en el largo plazo en sectores estratégicos de cara a la reactivación productiva y para la Argentina de los próximos años”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

Advertisement

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS