sábado 24 de octubre de 2020 - Edición Nº949
Editor Platense » Nacionales » 14 jul 2020

Habrá una apertura diferenciada

El Presidente vuelve a reunirse con Kicillof y Larreta para definir la flexibilización de la cuarentena

Nueva cumbre en Olivos para definir los alcances de la nueva etapa desde el próximo lunes. Los jefes de Gabinete de la Provincia y de la ciudad de Buenos Aires avanzaron en las medidas, pero se esperan los números de estos días


El presidente Alberto Fernández recibirá este miércoles en la Residencia de Olivos al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para "comenzar a delinear" lo que será la nueva etapa de la cuarentena a partir del próximo 18 de julio.

La nueva cumbre tendrá lugar tras el encuentro que los jefes de Gabinete de la Provincia, Carlos Bianco, y de la ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, realizaron  este martes en La Plata para continuar con las charlas de coordinación para definir cómo será la próxima etapa de la cuarentena en el AMBA, que tendrá características diferentes en capital federal y en el territorio bonaerense.

En tanto, se informó que el Gobierno nacional definirá "con los números en la mano" en qué medida la cuarentena en el AMBA pasará desde el próximo 18 de julio a "una etapa con mayor relajamiento", tras analizar el "resultado" del aislamiento estricto, una decisión que se tomaría el jueves.

Fuentes oficiales precisaron que el encuentro está previsto a las 19 con el propósito de "analizar los números" para "comenzar a delinear" lo que será la nueva fase de la cuarentena, ante la pandemia del coronavirus. En ese marco, las mismas fuentes afirmaron que el anuncio de extensión de la cuarentena "se podría realizar el próximo jueves, pero no está cerrado", dado que el Presidente quiere "ver los resultados del próximo miércoles y jueves para tomar una decisión".

"Las decisiones las van a tomar con especialistas y con números en la mano. Si la cosa mejora la idea es poder pasar a una etapa con mayor relajamiento, pero con mucho cuidado", enfatizaron.

De esta manera, Rodríguez Larreta y Kicillof se verán las caras por segunda vez en la semana, dado que ambos mandatarios mantuvieron un encuentro a solas el lunes en la sede del Gobierno porteño para comenzar a analizar los próximos pasos a seguir en la zona del AMBA.

Este martes, Bianco fue anfitrión de Miguel en la capital bonaerense, en el marco de una semana repleta de contactos y reuniones en la antesala al anuncio de la próxima etapa que se haría el jueves o el viernes.

Del encuentro también participaron los ministros de Salud de Buenos Aires, Daniel Gollán, y porteño, Fernán Quirós, además de los titulares de Producción de la Provincia, Augusto Costa, y José Luis Giusti, por CABA, ya que los números que aportan las dos áreas con cruciales a la hora de tomar una decisión.

Se descuenta que las flexibilizaciones en los dos distritos no serán las mismas, y se volvería a una situación similar a la que se tenía antes del 1° de julio, cuando comenzó la etapa vigente del aislamiento.

Por ejemplo, en la ciudad de Buenos Aires se reabrirían los negocios de cercanía no esenciales con protocolos de salud, tal cual estaban antes de la cuarentena dura. Además, en capital federal regresarían las actividades recreativas al aire libre, al igual que estaban habilitadas hasta el 30 de junio.

Esas dos cuestiones no se permitirían en la Provincia, donde nunca llegaron a admitirse desde que comenzó la cuarentena el pasado 20 de marzo. Al respecto, la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, expresó: "En la Provincia hay cosas que no se van a hacer, como las actividades deportivas al aire libre".

"En la capital federal hay parques grandes, pero en los municipios del Conurbano es la plaza del barrio y tenemos que evitar conglomerado de gente", evaluó la funcionaria en declaraciones radiales. García explicó que en la reunión que mantendrán a fines de esta semana el presidente Alberto Fernández con el Gobernador y el jefe de Gobierno porteño "se tomará la decisión" sobre cómo se continúa con la estrategia epidemiológica en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Mientras tanto fuentes cercanas a la Casa Rosada, indicaron que el "resultado" de la cuarentena estricta, que se inició el pasado 1 de julio, "se va a poder medir entre mañana y pasado", por lo que es "muy probable que el jueves o el viernes el presidente Fernández se lo comunique a la sociedad".

"Una posibilidad es volver a la fase que estábamos antes del 1° de julio, con algunas otras aperturas. El objetivo es que haya más aperturas, después la realidad marcará si se puede o no", señalaron.

El Presidente es quien tiene la última palabra a la hora de las aperturas, que se esperan mayores en capital federal que en Provincia, y mientras tanto los equipos de Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta estudian los detalles más finos de cómo será la nueva fase.

Fuentes del Gobierno porteño afirmaron que van a "esperar los números de los próximos días" para terminar de definir "qué aperturas se pueden realizar", teniendo en cuenta que "se pondrá el foco en la cantidad de contagios, la ocupación de camas y movilidad".

Se espera que se vuelven a habilitar las salidas para hacer deporte al aire libre y los comercios barriales no esenciales.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, en tanto, tiene previsto reunirse con el grupo de expertos de la Provincia para analizar "con números más finos" hasta dónde se puede llegar a partir del próximo 18 de julio.

"El tiempo de duplicación del virus está 15 días, cuando hace algunos días estaba en 10. Esto puede ser que haga más manejable la cuestión, porque hay más camas de hospital disponible. Todo depende de los resultados y lo que surgieran los especialistas", explicaron fuentes del Ejecutivo provincial.

Por su parte, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó este martes que "sería más fácil correrse y decir ´hagan lo que quieran´", al referirse a la cuarentena como método para combatir la pandemia del coronavirus, pero aclaró que "cuando hay que cuidar a la gente del contagio hay que invitarla a que cambie su forma de actuar".

"A veces prohibir te pone en un lugar desagradable y te somete al riesgo de quejas o acusaciones. Lo que hemos hecho es siempre estar asesorados por los más importantes especialistas de la Provincia, que nos fueron diciendo qué es lo que había que hacer", resaltó Kicillof.

Al participar mediante videoconferencia de la inauguración del Hospital Municipal "doctor Raúl Caccavo" de Coronel Suárez, destacó que "sería más fácil correrse y decir ´hagan lo que quieran´" porque "uno sería menos criticado en el momento", dado que parecería que "no está restringiendo nada".

En ese marco, afirmó que "a veces a uno le toca recomendar o incluso tomar decisiones que implican restricciones al comportamiento voluntario, y requieren mucha pedagogía y capacidad de crear conciencia y explicar".

"En el interior de la provincia de Buenos Aires, muchísimos bonaerenses han comprendido que había que cuidarse y en muchos casos que hay que ser solidarios con los demás. Hemos visto diferentes conductas: comportamientos heroicos y muy solidarios, y también comportamientos penosos y miserables", manifestó.

Respecto a la situación del coronavirus en la Provincia, precisó: "Cuando uno hace un resumen de lo complicada que está siendo esta situación, sacó un saldo positivo. Hasta ahora, hemos logrado todos los objetivos. Lo grave de esta enfermedad es que el futuro no lo conocemos y no sabemos cuánto va a durar ni cómo va a ser".

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS