viernes 03 de julio de 2020 - Edición Nº836
Editor Platense » La Región » 30 jun 2020

Proliferan las verdulerías en los barrios platenses ante la crisis comercial

Hasta hay salones de fiesta que se transformaron y venden bolsas de papas


Se puede empezar con poco, algunos cajones de verduras de las que más se consumen, un mostrador y papel de diario para envolver los huevos. Hasta quizás al principio no haga falta ni siquiera balanza porque todo se puede vender por unidad o en el caso de la verdura de hoja "en atados". Hay que tener constancia e ir al mercado de 520 bien temprano y luego dedicarse a atender el negocio. En medio de la pandemia es lógico que no haya demasiados trámites de apertura de comercio iniciados en la Municipalidad, pero lo que sí proliferan en los barrios son las verdulerías. Un caso quizás emblemático puede verse en un reconocido salón de fiestas de avenida 44 hacia Olmos donde funcionaba un salón de fiestas y ahora se han convertido en local de alimentos frescos llegados desde las quintas locales.

Desde la Comuna se reconoce el fenómeno aunque los trámites iniciados para abrir verdulerías en el área de habilitaciones de comercios no se condice con la gran cantidad que se observan en zonas como La Loma, Las Quintas, Meridiano V, La Graja, Villa Elvira, City Bell, La Cumbre, Los Hornos y Romero. Pues para donde se mire, con distancias en casos de metros, se encuentra una verdulería.

El fenómeno impacta en el Mercado Regional La Plata donde operadores destacaron que "se han incrementado las ventas de las verduras de hoja, frutas y tomates, viene más gente, y te das cuenta que algunos no tiene experiencia en el rubro, se tiran a comprar bolsas de papas o cajones morrones para vender y poder sobrellevar este momento difícil", reconoció Cristian Morandi, que es repositor en el Mercado Regional La Plata.

La inversión inicial, de acuerdo a datos que pudieron recogerse entre comerciantes del ramo, "puede ser solamente de $5.000. Eso alcanza para comprar algunas bolsas de papa, tomates, lechuga, al menos empezar bien de abajo, con lo esencial, y lo que tiene de bueno el rubro es que a pesar de un gran sacrificio se puede reinvertir rápidamente. Pues con la ganancia inicial se puede obtener al otro día el doble de la primera compra por lo cual si se sabe administrar la verdulería puede crecer rápidamente".

TESTIMONIO 

En la familia Montes de la zona de La Granja, Gerardo se quedó sin trabajo desde que comenzó la pandemia porque es mozo en un reconocido restaurante, su esposa Marta que trabajaba en casa de familia tampoco pudo seguir, por eso decidieron juntar sus ahorros y poner una verdulería en el garaje de su casa: "Nos va muy bien porque vendemos todo bien fresco a y buen precio, estamos contentos, no nos podíamos quedar con los brazos cruzados y llorando. Ahora por supuesto que vamos a realizar trámites para poder seguir, no queremos estar en la ilegalidad, pero en este contexto no nos pueden prohibir ganarnos la vida", contó Gerardo a El Editor Platense. 

Este matrimonio tiene dos hijos de 13 y 8 años que van a una escuela pública de 139 y 520. "Ellos no ayudan mucho. Nosotros empezamos con un inversión de entrada de 8.000 pesos, abrí el portón de mi casa y par en par, puse un mostrador que fabriqué en madera y empezamos a vender. La balanza la compramos hace poco, al principio vendíamos por unidades", contaron.

No se sabe a ciencia cierta cuantas abrieron, pero lo que sí salta a simple vista que las verdulerías se han convertido en salvataje para muchos y por supuesto no está mal en medio de una crisis que genera una pandemia que sorprendió al mundo entero.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS