viernes 03 de julio de 2020 - Edición Nº836
Editor Platense » Política y Economía » 25 jun 2020

En un nuevo informe

Para el Fondo Monetario, la economía argentina caerá un 10% este año

Estima que será uno de los seis países del mundo que más sufrirá los efectos de la pandemia, que provocará una caída económica mundial del 5%.En una cumbre virtual de mandatarios, el Presidente pidió un alivio para la deuda


La economía argentina caerá 9,9% este año, y el país será uno de los seis que más sufrirá las consecuencias de la crisis disparada por la pandemia en todo el mundo, estimó el FMI. Además, será una de las economías que menos se recuperará durante 2021: para el Fondo Monetario, el PBI crecerá 3,9% en el próximo año.

Así quedó reflejado en el último informe sobre "Perspectivas Económicas Mundiales" que se difundió este miércoles en Washington y repercutió rápidamente aquí y en Wall Street.

En ese trabajo, titulado "Una crisis como ninguna otra, una recuperación incierta", el organismo multilateral indicó que dos destinos importantes de las exportaciones argentinas (Brasil y México) también caerán fuerte este año: 9,1% y 10,5% respectivamente.

Otro de los socios comerciales de la Argentina, como lo es China, crecerá 1% este año, según las proyecciones actualizadas del FMI, muy por debajo de los niveles de las últimas dos décadas.

El informe proyectó, además, una caída del 4,9% de la economía mundial para este año: 1,9 puntos porcentuales menos que el pronóstico de abril último.

Para el Fondo, "la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto más negativo en la actividad en el primer semestre de 2020 de lo previsto, y se estima que la recuperación sea más gradual de lo previsto anteriormente".

En 2021, el crecimiento mundial será del 5,4%, pronosticó el organismo que, al mismo tiempo, advirtió por el "impacto adverso en los hogares con bajos ingresos, que es particularmente agudo, poniendo en peligro el progreso significativo logrado en la reducción de la pobreza extrema en el mundo desde la década de 1990"

El Fondo consideró que la brusca baja de la actividad global llega con "un golpe catastrófico para el mercado laboral mundial".

También, advirtió que "el alcance del reciente repunte en el sentimiento del mercado financiero parece desconectado de los cambios en perspectivas económicas subyacentes, planteando la posibilidad de que las condiciones financieras se endurezcan".

Además, el Fondo Monetario recomendó que "dada la enorme incertidumbre, las autoridades de cada país deben permanecer alertas y las políticas tendrán que adaptarse a medida que la situación evolucione".

"Por ahora, el apoyo sustancial de la política fiscal y monetaria debe continuar, especialmente en los países donde se prevé que la inflación siga siendo moderada. Al mismo tiempo, los países deben garantizar una contabilidad fiscal y transparencia adecuadas, y que la independencia de la política monetaria no se vea comprometida", subrayó.

En este marco, el presidente Alberto Fernández realizó este miércoles un llamado a "la acción conjunta" frente a la crisis mundial desatada por el coronavirus, al participar de una videoconferencia con los principales líderes de América Latina y el Caribe y España, y la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

"Si no actuamos juntos, la pandemia del desempleo, la desigualdad, la pobreza y el hambre se expandirá por la región con la voracidad de un virus contagioso", expresó Fernández.

En ese marco, el jefe de Estado afirmó que "debemos apoyar el alivio inmediato de la deuda de los países más pobres del planeta".

En la Conferencia de Alto Nivel para promover la iniciativa "Juntos por una respuesta para América Latina y el Caribe ante la COVID-19" surge por decisión del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y busca promover un compromiso para que el Fondo Monetario Internacional y otros organismos articulen mecanismos financieros para que los países de la región puedan paliar la crisis generada por la pandemia.

En ese sentido, Fernández consideró que "resulta imprescindible examinar la posibilidad de establecer un nuevo marco general de reestructuración de deuda pública, debido al impacto fiscal de las medidas domésticas frente a la crisis sanitaria, bajo criterios de justicia y sostenibilidad para deudores y acreedores"

Durante el encuentro virtual, el Presidente propuso "la creación de un Comité Global para el Manejo de Crisis, cuyas funciones incluyan el intercambio de información sobre contagios, el desarrollo de vacunas y tratamientos, la implementación de testeos masivos, y la coordinación de salidas progresivas a las restricciones al transporte y el comercio internacional".

"La gobernanza de la crisis, que está lejos de concluir, es el primer desafío que debemos acordar en conjunto. Resulta imperioso promover un cambio en la visión sobre el rol del Estado y el sistema financiero, la lucha contra el cambio climático y las desigualdades, los desafíos de la educación de cara a la economía del futuro, y el lugar de la mujer", resaltó.

Al referirse a la situación de la Argentina respecto de la renegociación de la deuda externa, explicó: "Estamos involucrados en una negociación de buena fe que permita restaurar las condiciones de crecimiento post pandemia, recobrar la capacidad de pago de la deuda, y garantizar un sendero de crecimiento sostenible que no reproduzca desigualdades".

Según indicó Presidencia en un comunicado, "la reunión virtual contó con tres bloques en los que los jefes de Estado explicaron la situación de cada país en el marco de la lucha contra el coronavirus".

Al finalizar el encuentro, se realizó "una declaración conjunta de todos los participantes que incluyó las propuestas de elevar los flujos de inversión para la región, y de respaldar medidas como la reestructuración y alivios de deudas por parte de los organismos internacionales".

El encuentro contó con la participación de los jefes de Estado de Chile, Sebastián Piñera; Colombia, Iván Duque Márquez; Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada; Ecuador, Lenin Moreno; Perú, Martín Vizcarra; Paraguay, Mario Abdo Benítez; República Dominicana, Danilo Medina; y Uruguay, Luis Lacalle Pou; y la primera ministra de Barbados y presidenta de la Comunidad del Caribe (Caricom), Mia Mottley.

Además, estuvieron presentes la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva; el vicepresidente del Banco Mundial, Carlos Felipe Jaramillo; y el presidente del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), Luis Alberto Moreno.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS