viernes 03 de julio de 2020 - Edición Nº836
Editor Platense » El Lobo y El Pincha » 21 jun 2020

Historias de La Plata - Fútbol

Infante: el inventor de la "rabona", la leyenda de las dos veredas

Hoy cumpliría 96 años. Goleador letal de Estudiantes, inventor de la “rabona” para la FIFA, el “Beto” se dio un gusto único: de larga simbiosis con la historia albirroja, se retiró sin embargo con la del Lobo. Un caso único entre los goleadores nativos: jugar con los dos colores de su ciudad natal…


Por:
Patricio Cermele. Fotos: Revista El Gráfico y Casajús

Identificado como pocos con la historia albirroja pre-Zubeldía, huella indeleble en el largo derrotero de conquistas de la institución, el “Beto” Infante es el único de la larga lista de los diez grandes goleadores de AFA que supo vestir las dos camisetas de los clásicos rivales de una ciudad. En este caso, de La Plata. ¿Se imaginarían a Palermo con la de River? Algo similar…

Nacido un 21 de junio de 1924, la leyenda cuenta que fue tan grande el peso de la cuna tripera de su familia, sobre todo la del padre, que pese a su lineal identidad pincharrata –es uno de sus tres máximos artilleros, con 191 gritos entre ligas y copas- recaló para retirarse en Gimnasia en 1961 después de haber jugado durante quince temporadas en la Primera de Estudiantes. Quería, claro, satisfacer, de una vez, aquel sueño paterno…

En 2014, la FIFA hizo justicia con la leyenda futbolística platense y patentó para siempre la jugada que lo hizo conocido mundialmente, la que en tiempos modernos replicarían Borghi, Di María, Ronaldinho o el Ronaldo portugués: ese gesto excelso de romanticismo por antonomasia, la famosa “hachita". Fue un 19 de septiembre de 1948, contra Central y en 1 y 55. Tomó un rebote después de un tiro de Gagliardo, sobre la izquierda del área, y, diestro él, como la pelota le quedó para la zurda, cruzó el pie derecho por detrás del tobillo izquierdo y sacó un zapatazo de “rabona” que se clavó en el ángulo del arquero canalla, Botazzi. 

La jugada sin nombre

Lo cuenta de manera exacta el periodista Fabián Mauri, en una vieja nota de la revista Un Caño: “Nadie sabía cómo llamar a la efectista invención de Infante: sencillamente no tenía nombre. Existe una leyenda urbana que asegura que el martes siguiente al gol apareció en El Gráfico una producción fotográfica en la que se veía al delantero vestido con guardapolvos escolar, ejecutando la jugadita con el título ‘El infante que se hizo la rabona’. La leyenda concluye que es, a partir de esa publicación, que la bendita ‘rabona’  encontró al fin su nombre”

Sin embargo, como señala el periodista en otro extracto, en ninguna edición de la revista de ese 1948 se hizo una producción semejante y queda el beneficio de la duda de ediciones posteriores donde, quizás, se haya homenajeado a la proeza del “Beto” haciéndolo vestir de infante antes de hacerse la rabona de la escuela… Quilosá. Pero para todos, y para él, siempre fue “el gol de hachita”, por la manera de golpear la pelota en el gol.

Infante brilló en Estudiantes en la famosa línea de Gagliardo, Negri, Infante, Arbios y Pelegrina. Ganó las copas Escobar y República del 44/45 y también jugó en la Selección. Se dio el gusto de estar el Mundial de Suecia ’58 (aquel del 1-6 con Checoslovaquia y el primer baño de realidad para el orgullo del fútbol nuestro) y hasta le hizo el gol del triunfo a España, en una victoria amistosa de Argentina, en Madrid, en 1952. Este: https://www.youtube.com/watch?v=887cuZe9HBU.

Seducido por mandato paterno, el final de su carrera lo encontró en el Lobo. Se dice que para cumplir el sueño de siempre de su viejo, de verlo franjeado de azul con la histórica camiseta blanca tripera. Jugó 16 partidos y gritó seis goles. Una gran marca, también en Gimnasia, para un jugador ya de 37 años.

Como entrenador, muchos lo recuerdan enseñando y rodeado de pibes en la escuelita de fútbol del Sagrado Corazón, en los años ’80, en el patio de calle 57, mientras le contaba infinidad de veces a los curiosos infantes que iban a aprender con él, su hazaña, la de haber inventado, para siempre, el gol de “hachita”.


 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS