sábado 04 de julio de 2020 - Edición Nº837
Editor Platense » Política y Economía » 17 jun 2020

En línea con la Nación

Pagarán el medio aguinaldo en cuotas a los estatales bonaerenses con ingresos elevados

La medida regirá para los empleados públicos que perciban salarios superiores a los 80.000 pesos brutos, en forma excepcional y debido a la caída de la recaudación provocada por el coronavirus


Los empleados públicos bonaerenses que perciban salarios superiores a los 80 mil pesos brutos remunerativos percibirán el medio aguinaldo en cuatro cuotas, en una medida similar a la adoptada a nivel nacional.

Fuentes del gobierno provincial confirmaron que la medida fue tomada a raíz de la "caída de la recaudación y de la crisis de la actividad económica en general".

Según estimaciones oficiales, el 80% de los trabajadores de la administración pública provincial va a recibir completo el sueldo anual complementario. Así, a un trabajador o trabajadora que perciba un salario bruto remunerativo superior a 80 mil pesos se le otorgará la primera cuota del aguinaldo que será de $40.000 brutos en junio y el excedente se pagará en cuotas en julio, agosto y septiembre.

El remanente será abonado en 3 cuotas iguales si fuera mayor o igual a $3.000 brutos y si fuese menor se fraccionará en un mínimo de $1.000 en la siguiente.

El Gobierno explicó que la medida tiene un carácter "excepcional" y que afecta principalmente a funcionarios y cargos jerárquicos.

"La Provincia viene pagando los salarios en tiempo y forma y lo continuará haciendo, más allá de esta situación particular que se generó con el pago del medio aguinaldo", señalaron las fuentes de la administración de Axel Kicillof.

Por su parte, los empleados del sector público nacional cobrarán la primera parte del sueldo anual complementario hasta en cinco cuotas entre junio y octubre, según lo dispuso el presidente Alberto Fernández en un decreto que será publicado en las próximas horas en el Boletín Oficial.

La medida se toma ante la crisis económica provocada por el coronavirus, que afectó la recaudación impositiva con caídas de más del 20% interanual en términos reales, aunque establece diferencias de acuerdo con el nivel salarial de cada agente de la Administración Pública Nacional.

El alcance del decreto es para todos los empleados de la Administración Nacional, incluyendo a los de la Administración Central, los organismos descentralizados, empresas públicas, el Banco Central, instituciones de Seguridad Social y "entidades públicas no estatales donde el Estado nacional tenga el control de las decisiones".

La norma establece que el monto bruto de la primera cuota del Sueldo Anual Complementario no podrá ser superior los $40.000, es decir que los trabajadores con salarios brutos de hasta $80.000 (aproximadamente $60.000 de bolsillo) continuarán percibiendo el aguinaldo en la modalidad habitual.

Fuentes oficiales indicaron que dentro de esa franja salarial se encuentra el 35% del total de trabajadores del Estado nacional, por lo que el pago fraccionado alcanzará al 65% restante.

Para este segundo grupo, con haberes brutos superiores a los $80.000, el excedente será abonado en "cuatro cuotas consecutivas, como máximo", junto a los sueldos de julio, agosto, septiembre y octubre, siempre y cuando cada cuota no tenga un valor inferior a $1.000.

En consecuencia, algunos empleados con sueldos levemente superiores a $80.000 podrán percibir el aguinaldo en dos o tres cuotas y no en las cinco que regirán para los salarios más altos.

En los considerandos del decreto, se da cuenta de "una profundización de la crisis económica internacional, que ha incidido directamente en la economía nacional, generando una imprevisible desaceleración en la tasa de crecimiento de los recursos presupuestarios".

Por tal razón, se requiere "un esfuerzo mancomunado por parte de las trabajadoras y los trabajadores del Sector Público Nacional, en atención a aquellos con menores ingresos sobre los cuales los efectos adversos económicos impactan en mayor medida".

El Gabinete Económico por otra parte resolvió limitar la tercera edición del subsidio para empresas ATP y definió que el Estado no se hará cargo de asistir al sector privado en el pago de aguinaldos que deberá desembolsarse a fines de junio, informaron fuentes oficiales.

En tanto, aún no se definió si habrá tercera edición del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que alcanza a 9 millones de personas. La reunión fue encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y participaron la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, y los ministros de Economía, Martín Guzmán; Trabajo, Claudio Moroni; y Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. También estuvieron el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y la titular de la Anses, Mercedes Marcó del Pont.
   Sobre el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), los funcionarios plantearon cómo reducir las millonarias inyecciones de fondos desde el Estado. Se tuvo en cuenta el importante agujero fiscal provocado por la caída de la recaudación generada por la pandemia.

En este punto, decidieron que se limitará el alcance del subsidio y se avanzará en dos sentidos: se dividirá a las actividades entre sectores críticos y no críticos, y se hará una segunda partición entre zonas según la cuestión epidemiológica, es decir, las que están en fases de ASPO (aislamiento social) o DISPO (distanciamiento social), indicaron fuentes oficiales.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS