sábado 26 de septiembre de 2020 - Edición Nº921
Editor Platense » Salud y Jubilados » 11 jun 2020

Duro cuestionamiento

Berni calificó de "falta de solidaridad" porteño el permiso para las salidas nocturnas para correr

El ministro de Seguridad bonaerense dijo que "es un acto de imprudencia" ante el avance en el número de casos de coronavirus. Elogió el trabajo con CABA. El viceministro de Salud Kreplak no descartó endurecer la cuarentena


El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni" criticó en las últimas horas algunas flexibilizaciones en medio de la pandemia por coronavirus dispuestas por el Gobierno porteño, como las salidas nocturnas para hacer ejercicio, las cuales calificó como "un acto de imprudencia". Horas antes, el funcionario bonaerense había señalado que "lo que se acabó fue la solidaridad", en referencia al trabajo conjunto entre la ciudad de Buenos Aires y la Provincia.

Sin embargo, por la noche el Gobernador Kicillof aseguró que más allá de no coincidir con ciertas medidas de flexibilización adoptadas por el gobierno porteño continuará el diálogo para adoptar medidas conjuntas entre ambas jurisdicciones

"Cuando vi lo que pasaba (personas corriendo muy cerca una de otra sin respetar protocolos) no lo podía creer. Fue un sentimiento de frustración, no de enojo. Fue la maratón de la imprudencia", indicó Berni.

Por su parte, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aseguró este jueves que el Gobierno provincial debe "tomar una decisión fuerte" frente al crecimiento de casos diarios de coronavirus y no descartó que esa medida pueda ser adoptar "una mayor cuarentena".

"Cuando comienzan a crecer los casos, hay que tomar una decisión que reduzca esa velocidad de ascenso, que puede ser mayor cuarentena", sostuvo el funcionario al referirse a la situación de la Provincia.

Al respecto, agregó: "Todas las demás cosas que se pueden hacer, las hacemos todas, como identificar precozmente los focos, hacer búsqueda de contactos estrechos, hacer aislamientos extradomiciliarios. Todas las cosas que están recomendadas en todo el mundo se hacen en la provincia de Buenos Aires con la mayor eficacia que podemos".

"Mientras hay países circundantes tienen el sistema de salud colapsado y más de 100 mil contagiados, Argentina tiene muchísimos menos y el sistema está manejable. Pero estamos en la parte en que ascienden los casos, es el momento de ponerse más serios y de tomar medidas para que dejen de aumentar los casos", insistió.

Kreplak detalló además que "en el Conurbano bonaerense se está usando menos del 50% de las camas de internación y de terapia intensiva", pero alertó que "en el último mes el uso pasó del 30% al 45%". "Entiendo que la gente está cansada, pero si el mensaje en vez de que hay que cuidarse es cómo nos cuidamos menos, hay algo ilógico y no puede esperarse algo distinto a que aumenten los casos", agregó en declaraciones radiales.

Por último, Kreplak remarcó que "no hay posibilidad de tomar una decisión en el AMBA sin coordinar entre Provincia y Ciudad", ya que "ninguna decisión que no se tome en simultáneo sale mal".

Por su parte Berni dijo que: "Esa noche habíamos trabajado en Villa Itatí buscando un contacto directo de un paciente que había dado positivo ese día. Me sentí el más grande de todos los p... esa noche cuando estuve tres horas, muerto de frío, con dos compañeros buscando un contacto estrecho y vengo a la capital federal y veo eso (por los runners)".

El funcionario bonaerense sostuvo que "nadie puede negar que la resultante de la cuarentena fue muy positiva, pero nadie se puede adueñar de esos resultados positivos, porque esos resultados son el patrimonio del esfuerzo de todos los argentinos". "Cuando uno tiene la responsabilidad de generar políticas públicas tiene que tener una virtud, que es la prudencia", agregó.

Berni también remarcó que no se pueden tomar definiciones "porque todas las definiciones que hoy se toman son ensayo y error, no hay nada escrito". Respecto a los runners, el ministro de Seguridad de la Provincia consideró que "la gente no tiene ninguna responsabilidad" y afirmó que "el costo de esas definiciones lo paga la sociedad, no lo paga la política".

"Los costos de la salud son irreversibles. Como soy médico, sé de lo que hablo", indicó. Además, afirmó comprender la necesidad de las personas de hacer ejercicio: "Claro que la gente necesita correr". "Si usted entiende que la gente tiene que hacer tal cosa, usted tiene que generar los mecanismos para garantizar a la sociedad que cuando lo haga, lo haga bien. Hay que mirar para adelante porque todavía falta mucho".

Sin embargo, el ministro bonaerense negó que haya habido mala fe por parte del gobierno porteño y señaló: "No creo que haya sido a propósito . Trabajo muchísimo con el ministro de Salud de la Ciudad (Fernán Quirós), es muy bueno".

Berni ya había remarcado horas antes que esa flexibilización dinamitó el vínculo de solidaridad entre las dos zonas más afectadas por la pandemia del coronavirus en todo el país. "Lo que pasa en la Ciudad de Buenos Aires es una caja de resonancia en la Provincia, amplificado en 1.700 veces por la superficie y la cantidad demográfica. Cada acción que se toma en la capital federal, repercute para bien o para mal en la Provincia", precisó Berni.

Por otra parte Berni se hizo presente en la localidad matancera de Villa Madero para poner fin a un corte en la Autopista Ricchieri en reclamo de mayor seguridad, ante lo cual intervino el ministro bonaerense, quien consideró que la protesta era "una locura epidemiológica" y logró desalojar la manifestación tras negociar con los manifestantes un importante refuerzo policial para vigilar el barrio.

Por la tarde, el funcionario bonaerense retornó con un amplio convoy policial para cumplir la palabra empeñada con los vecinos: instaló una garita móvil e inició el montaje de un destacamento policial permanente. En declaraciones a la prensa, Berni se refirió al accionar violento de bandas narco en el barrio y reconoció que la noche anterior Villa Madero "parecía Sinaloa", en referencia al famoso cartel del Pacífico mexicano. "Son bandas que tienen muchas actividades ilícitas, entre ellas, el narcotráfico. Pero se les acabó el negocio a los narcotraficantes acá. Estas bandas tienen los días contados", remarcó el funcionario.

La medida de fuerza en Villa Madero se había producido a la altura de la autopista Riccheri y la avenida General Paz, luego de que en la noche del pasado miércoles un fumigador fuera baleado mientras realizaba tareas en el marco de la pandemia de coronavirus.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS