viernes 05 de junio de 2020 - Edición Nº808
Editor Platense » Nacionales » 21 may 2020

Sesiones en Diputados y el Senado

El Congreso sancionó las primeras leyes en forma virtual

Se aprobó eximir de Ganancias los adicionales que cobran personal de Salud y Seguridad, y un protocolo de protección para personal sanitario y vinculo con la Cruz Roja y se sancionó el proyecto de educación a distancia


El Senado sancionó este jueves por unanimidad tres leyes para eximir del impuesto a las Ganancias a los adicionales que perciben trabajadores de la salud y la seguridad, establece un protocolo de protección para el personal sanitario y regular el vínculo con la Cruz Roja.

En una sola votación, las tres normas fueron aprobadas en 71 votos a favor y se convirtieron en las primeras leyes en ser sancionadas en una sesión remota en la historia del Senado, en el marco de la pandemia de Covid-19.

La ley que se refiere a la exención transitoria de Ganancias -regirá hasta el 30 de septiembre- fue la única que generó un contrapunto entre el Frente de Todos, que impulsó la medida, y Juntos por el Cambio, que si bien votó a favor advirtió que la norma "se beneficia a los que más ganan".

Sobre el final del debate, el jefe de la bancada opositora, Luis Naidenoff, destacó que ese "salda una deuda en parte" con el personal esencial pero advirtió que "se queda a mitad de camino" porque "no es igualitario para todo el universo de esos empleados".

En tanto, su par del Frente de Todos, José Mayans, celebró el apoyo unánime por parte de "todos los bloques" pero salió al cruce de las observaciones de Juntos por el Cambio y, en alusión a la gestión anterior, expresó: "Acá hubo un Gobierno que prácticamente entregó el país, hizo un desastre y ahora se está preguntando por qué no le damos más a los trabajadores".

Previamente, el oficialista Carlos Caserio destacó que el proyecto "es un esfuerzo que hace el Estado para los que trabajan más por la pandemia y sus consecuencias" y puso de relieve que "los beneficiarios son trabajadores la salud, fuerzas armadas y de seguridad, migratorios, bomberos y recolectores de residuos".

En tanto, el opositor Martín Lousteau advirtió que para que un trabajador se vea beneficiado por la medida "hay que tener un sueldo que sea mayor al mínimo no imponible" y señaló: "Con el proyecto tal como está le vamos a estar devolviendo más pesos a los que más ganan. Es poco solidario y muy economicista".

Al respecto, señaló que "en el sistema nacional de salud, el 37% de los trabajadores van a estar excluidos, en las fuerzas de seguridad, el 45%" e indicó que las mujeres se verán "perjudicadas" porque "ganan 29% menos que los hombres".

Ese comentario hizo reaccionar a la oficialista Nancy González, quien tras definirse como "defensora de las mujeres" calificó como "tamaña mentira" lo dicho por Lousteau, mientras que Mario Pais consideró que "es injusto decir que se excluye a los que menos ganan".

"No estamos enriqueciendo a nadie ni estamos excluyendo a nadie. Si como consecuencia de un mayor trabajo en el marco de la pandemia eso le causa al trabajador un mayor ingreso, ese ingreso no será captado por la voracidad fiscal del Estado", subrayó el chubutense.

La cordobesa Laura Rodríguez Machado, de Juntos por el Cambio, le reprochó al oficialismo que "no permitió corregir el proyecto para que el beneficio alcance también a los que menos ganan" y remató: "Ustedes tienen que aprender a escuchar, a tratar las leyes de manera colegiada".

Si bien casi no hubo críticas a las otras dos iniciativas, Juntos por el Cambio se abstuvo en tres artículos de la ley que regula el vínculo entre el Estado y la Cruz Roja, que establecen que los ministerios de Justicia, de Transporte y de Defensa podrán celebrar convenios de cooperación técnica y financiera con el organismo "mediante contratación directa".

Al igual que en la primera sesión "virtual", en el recinto solo estuvieron presentes la presidenta del Senado, Cristina Kirchner, los secretarios, la presidenta provisional, Claudia Ledesma, y los vicepresidentes Martín Lousteau, Maurice Closs y Laura Rodríguez Machado.

Por su parte, en su segunda sesión remota, la Cámara de Diputados aprobó por amplia mayoría y con acuerdo interpartidario el proyecto de ley educación a distancia, y el de recetas medicas digitales y teleasistencia, dos iniciativas que apuntan a institucionalizar canales virtuales en medio de la pandemia por coronavirus.

El primer expediente que se puso a consideración del pleno fue el de educación a distancia, que al cabo de un debate de más de dos horas recibió 248 votos positivos, dos negativos y una abstención.

La presidenta de la comisión de Educación, Blanca Osuna, fue la encargada de presentar la iniciativa y señaló que responde a la "situación excepcional" que impone la pandemia, frente a la necesidad de brindar "canales que permitan la continuidad" pedagógica "en este tiempo".

La entrerriana detalló que el texto incorpora también una modificación para que el Estado se haga cargo no sólo de las plataformas educativas a distancia sino también de "la conectividad" en todo el territorio nacional para "saldar" la brecha digital.

A su turno, la macrista Victoria Morales Gorleri resaltó que en el contexto actual "los recursos de virtualidad son herramientas muy importantes para la complementariedad del sistema educativo", pero aclaró que "la escuela no se reemplaza" porque cumple una función que excede largamente la de "impartir conocimientos".

El Frente de Izquierda que el único bloque que se opuso a la iniciativa, y fundamentó la posición a través de la diputada del Partido Obrero Romina del Plá, quien argumentó que el Estado en sus distintos niveles ya está implementado el acompañamiento pedagógico a distancia a través de resoluciones y por lo tanto -a su entender- "no se necesita ninguna modificación de la ley de Educación".

El segundo bloque de la sesión, que se extendió por más de seis horas, correspondió al debate de la ley para validar la prescipción de medicamentos y órdenes de estudio por medios electrónicos como alternativa al formato tradicional de puño y letra. El proyecto establece un mínimo de tres años de conservación de las recetas digitales en un registro luego de la dispensa del medicamento: originalmente el plazo propuesto era de dos años, tal cual prevé la normativa actual para las recetas de puño y letra, pero se agregó un año adicional por pedido de la diputada nacional Graciela Camaño.

La iniciativa, que recibió 246 votos positivos y dos negativos, también incluye la regulación de la llamada "teleasistencia" de salud a través de plataformas digitales, no sólo de profesionales médicos sino también de otras "artes del curar", como la psicología y la odontología.

Los únicos dos rechazos provinieron de los dos diputados del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño y Romina del Plá, quienes adujeron que la telemedicina "abre la puerta a profundizar aún más la precarización laboral" y "el lucro" ya que a muchos profesionales de la salud "no se les está pagando los adicionales de las teleconsultas".

En cambio, el presidente de la comisión de Salud, Pablo Yedlin, hizo hincapié en los beneficios de las innovaciones tecnológicas contempladas en la ley, incluso más allá de lo que dure la emergencia sanitaria. "La pandemia va a pasar pero esta ley de salud va a seguir siendo útil para todos los argentinos, porque seremos beneficiados adaptándonos a los nuevos desarrollos tecnológicos y generando más accesibilidad a la salud de mayor calidad", manifestó.

La diputada del PRO y vicepresidenta de la comisión de Salud, Carmen Polledo, destacó que el proyecto "representa un gran avance" y valoró que los pacientes podrán sacar turnos fácilmente y no tendrán que movilizarse para hacer consultas médicas, evitando "traslados innecesarios y esperas en los centros de salud".

Por su parte, la mendocina de la UCR Claudia Najul destacó que la prescripción digital de medicamentos y órdenes de estudios "facilita el seguimiento de los tratamientos, evita errores de legibilidad de las recetas, disminuye la posibilidad de recetas falsas, de robos de sellos".

Sobre el final de la sesión, se aprobó un proyecto de resolución en reconocimiento de la labor desempeñada por el personal del Instituto Malbrán y de otras entidades de salud que se encuentran en la primera línea de combate contra el Covid-19.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS