viernes 05 de junio de 2020 - Edición Nº808
Editor Platense » Salud y Jubilados » 22 may 2020

CORONAVIRUS

La horrible sensación de esperar el conteo de muertos como si fueran animales de rebaño


Por:
Alejandro Salamone

Hoy son 10, ayer fueron 6, mañana quién sabe cuántos, ya van 9.931...se espera el nuevo parte, el nuevo conteo en Argentina, ya es algo más de la rutina en las redacciones de los diarios o estudios de radios y TV. Podría tratarse de vacas, cerdos, jabalíes, de animales de rebañó. Pero no, nada de eso, se trata de personas fallecidas, vìctimas fatales de la pandemia. Y nos vamos acostumbrando a esos números sin reparar que estamos hablando de familias destrozadas, de amigos de esas víctimas que quedan regulando, sin entender nada, de duelos en ámbitos laborales, en clubes, en cualquier círculo social. Damos la información y nos informamos de los muertos como algo de la rutina, quizás nos pase hasta que nos toque de cerca o, lo que también es probable, que nos toque a nosotros mismos.

¿Cuál es el punto de comparación entre 100 muertos por la pandemia y miles comercios cerrados que perdieron fortunas por la cuarentena obligatoria y hasta quizás hayan quebrados en efecto dominó?. ¿Para usted es difícil la resolución?, pues para este periodista que escribe es muy clarito: lo que vale la vida es muchísimo más que cualquier monto inimaginable de dinero. Sin vida no se puede levantar la persiana de un local o salir a la calle a ganarse, valga la redundancia, la vida.

La economía se derrumba a pedazos, se corta la cadena de pagos, se caen los empleos, cierran fábricas, las empresas de servicios empiezan a flaquear y hasta ya cortan la prestación porque la gente no paga ni la luz, ni el gas ni el agua porque sencillamente se quedó sin billetes ni plásticos que respondan. Nos damos cuenta que el home banking ya no sirve ni siquiera para cancherear haciendo los pagos desde la playa o el bar de un hotel cinco estrellas. ¿Qué prefieren?, eso, o que la gente se caiga muerta en la calle, aparezca un pelotón y la prenda fuego porque ya estamos el 70% del País contagiado de esta peste.

No hay dudas, si quedamos vivos podemos llegar a reponernos, pero si morimos por la peste se terminó el partido para siempre. ¿Què eligen entonces?. Algunos dicen que el Gobierno no tiene plan económico que acompañe a la cuarentena, que la ayuda no es suficiente para todos. Esperemos que en materia de salud la ayuda sí alcance para todos, porque si de repente salimos todos a la calle sin cuidados, seguramente estaremos peleando palmo a palmo con Brasil los primeros puestos de contagios y muertes.

Mirando las realidades de otros países que cuentan más muertos que Argentina, que subestimaron al coronavirus aún siendo desarrollados o del primer mundo, viendo a China, Italia, Brasil, España. Inglaterra, EE UU, Alemania, me doy cuenta que por ahora en nuestro país se están haciendo las cosas mejor que en esas naciones, aún contando muertos y familias destruídas y ámbitos sociales en permanente duelo, el Gobierno ha reaccionado convenientemente manteniendo a rajatabla el aislamiento social que dejará seguramente más daños económicos pero a cambio de eso menos muertos, al menos por ahora, porque parece ser que la pulseada comenzó a emparajarse bastante en este duelo economía Vs. Salud...Capitalismo Vs. Salud..

Por eso de nada servirá el enorme esfuerzo inicial si empezamos a flaquear ahora con esta misión de quedarnos en casa, tan simple y tan difícil como eso, quedarnos en casa.  Difícil para aquel que vive con los pesos que gana durante el día y apenas subsiste, sin embargo parecen no ser los del gran problema; el gran problema es el que tiene demasiado, ve que pierde un poco, o un poco bastante, o que en estos tiempos no tiene quizás donde gastarla. Entonces sale a la calle como el gran industructible, hasta que el virus lo atrape y destruya, o lo deje con vida contagiando a diestra y siniestra a propios y extraños.

Pobres, ricos, peronistas, radicales, macristas, kirchneristas, de Boca, de River, del Lobo, del Pincha, católicos, judíos, protestantes, ateos, capitalistas, comunistas, todos estamos en el mismo lodo como dice el tango.

Seguiremos contando muertos como si fueran animales de rabaño si no nos comportamos como nos piden los que saben de salud, y como ya nos ruega nuestro presidente Alberto Fernández.

¿Usted prefiere salvar su empresa a cualquier precio?, no hablamos de precio de dinero, hablamos de precio de muertos...más gente en la calle más muertos, es simple la ecuación. ¿Prefiere la economía por sobre la salud?, pues adelante, quizás tenga la suerte de lograrlo y no enfermarse, o quizás no, el gran problema es que no sólo arriesga usted sino que pone en riesgo a todos sus seres queridos... y a todo el resto.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS