jueves 09 de abril de 2020 - Edición Nº751
Editor Platense » La Región » 25 mar 2020

NO SON MILLONES DE PESOS

Solidaridad que nace del corazón: alumnos de una escuela de Los Hornos confeccionan barbijos para donar

Los niños de quinto y sexto grado del colegio Arzobispo Juan Chimento de Los Hornos de la mano de la maestra Marcela Bianco comenzaron la confección de barbijos con materiales reciclados esterilizados para ser donados.


Por:
Sofía Luz Vertua

Marcela Bianco, docente de Prácticas del Lenguaje y Ciencias Naturales de quinto y sexto grado de la escuela  Arzobispo Juan Chimento de Los Hornos, en el marco del proyecto de “coguardianes solidarios con la vida” desarrollada desde el año pasado con los chicos, planeó que sus alumnos confeccionen junto a su familia barbijos para ser entregados a personal de salud o policial que deben salir de sus casas para trabajar durante esta cuarentena obligatoria por el coronavirus.

La Cámara La Plata Oeste (Calpo) será la encargada de lo que es la logística una vez que estén terminados los barbijos. Lo hará por medio de la empresa Nueve de Julio que también se está ocupando de repartir otros productos que Calpo está confeccionando en este momento.

Dentro del plan de estudios de ciencias naturales la maestra resalta que tenía que dar un instructivo de materiales y procedimientos de la producción de un producto. “En ese contexto idee un proyecto solidario en el cual ellos puedan trabajar conmigo la continuidad pedagógica”.

La docente, a través del correo electrónico, les envió a sus alumnos una serie de videos para que puedan aprender cómo se hace un barbijo. Se realizan con tela de friselina, reciclada de las bolsas de mandados, a las que desinfectan con agua y lavandina. Las formas de armado pueden ser por medio de una máquina de coser, con pegamento o cosiendo a mano.

Marcela resaltó que no sólo es importante esta movida porque tiene un fin solidario sino porque además es una tarea que se hace de forma conjunta con la familia. “Es un colegio en el que siempre trabajamos la solidaridad y en los cuales los padres son parte de ese trabajo. Estamos siempre ayudando a muchos lugares como el hogar chispita o también a los veteranos de guerra” señaló la docente.

Estiman que para los primeros días de abril llegarán a los 250 barbijos por cada grado, pero Marcela enfatiza en que cree que serán más. Los niños están muy entusiasmados con la tarea solidaria y ya se encuentran confeccionando los barbijos con sus padres y hermanos.

“La cara visible somos nosotros pero tenemos una familia detrás que nos apoya en cada pequeña cosa realizada. Junto con los barbijos también irá una bandera donada por mi suegra. Ella se llama María y es la dama de las banderas. Hace más de 20 años que estamos con el proyecto de donación de banderas argentinas. Ha recibido muchos reconocimientos y esta vez se suma a la solidaridad junto a mis alumnos. Porque el mayor reconocimiento para nuestra familia es la ayuda al prójimo”, finalizó Marcela Bianco.  

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias