jueves 09 de abril de 2020 - Edición Nº751
Editor Platense » Política y Economía » 23 mar 2020

Por la pandemia del coronavirus

El Banco Mundial pide suspender el cobro de las deudas externas

En una conferencia con los ministros del G-20. Es hasta que el organismo y el FMI definan las necesidades de auxilio financiero provocada por la cisis del Covid-19


El presidente del Banco Mundial, David Malpass, pidió ayer a los países presentes en la teleconferencia del G-20 suspender el cobro de deudas soberanas hasta que esa entidad y el FMI hayan hecho una valoración plena de sus necesidades de financiación ante el coronavirus.

En tanto, un relevamiento del FMI advirtió que los fondos de inversión retiraron unos U$S 83.000 millones de los países emergentes, en medio del agravamiento de la pandemia de coronavirus.

En la Argentina, la caída de los bonos por esa retirada de capitales explica la disparada del riesgo país, que ya se ubica por encima de los 4.500 puntos.

Malpass advirtió que las naciones "necesitan moverse rápido para incrementar su gasto sanitario, fortalecer sus redes de seguridad social, apoyar al sector privado y revertir la interrupción de los mercados financieros".

Por su parte, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, alertó en esa teleconferencia que el impacto del coronavirus generará una recesión "tan mala o peor" que la ocurrida por la crisis de las hipotecas subprime de 2008.

Dijo que "el pronóstico de crecimiento global para 2020 es negativo, con una recesión tan mala o incluso peor que la de la crisis financiera global. Pero esperamos una recuperación en 2021".

Consideró "primordial priorizar la contención y fortalecer los sistemas sanitarios en todas partes. El impacto económico es, y será, severo, pero cuanto antes pare el virus, más rápida y más fuerte será la recuperación".

Giorgieva sostuvo que el Fondo apoya "firmemente" las medidas fiscales que tomadas por varios países en distintas partes del mundo para "fortalecer" los sistemas de salud y "proteger" a las empresas y trabajadores afectados.

Destacó las decisiones tomadas por los bancos centrales de relajar la política monetaria.

El FMI advirtió que, aunque los países desarrollados están en una "mejor posición" para responder a la crisis, los mercados emergentes y países pobres afrontan "desafíos significativos".

Es que, según cálculos del FMI, inversores internacionales retiraron U$S 83.000 millones en los últimos días de los mercados emergentes, lo que supone la "mayor salida de capitales hasta la fecha".

El organismo con sede en Washington también especificó que 80 países ya solicitaron ayuda al FMI.

"Estamos trabajando de cerca con otras instituciones financieras internacionales para proporcionar una respuesta coordinada", señaló.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias