miércoles 26 de febrero de 2020 - Edición Nº708
Editor Platense » Política y Economía » 11 feb 2020

Los usuarios del crédito UVA furiosos por los dichos del Presidente: se sienten "defraudados"


Por:
Sofía Luz Vertua

Esta mañana en una entrevista brindada a Radio Continental el presidente de la Nación, Alberto Fernández, expresó: “Los créditos UVA son entre particulares, aceptaron una cláusula de ajuste, son acuerdos entre privados”. Dicha frase aumentó el malestar de los damnificados del crédito, consideran que fueron estafados ya que "en el tiempo de campaña las promesas eran otras."

María Isabel Lasala, vocera de Damnificados UVA Automotor del partido de La Plata, al ser consultada en relación a las palabras de Alberto Fernández comentó:  “Ya sabemos que políticamente el presidente se manifestó diciendo que no iba a darnos ninguna solución, entonces el Estado ahora pasa a ser responsable de tratar el tema y esta problemática. Es eso lo que vamos a reclamar, más allá que queremos que el juez nos diga cuál va a ser el esfuerzo compartido porque no puede ser que manden a renegociar a las partes con el Banco y que queden entre dos particulares de vuelta”.

De la misma manera, el colectivo de damnificados de los créditos hipotecarios UVA expresó: “A lo largo de toda la campaña electoral, el por entonces candidato no se refería a estos créditos como una mera cuestión entre privados. Muy por el contrario, aludía a los mismos como una pesada carga para los deudores y señalaba que todo el costo de la devaluación recaía sobre los deudores y que los bancos eran los grandes beneficiarios de esta relación contractual”.

El enojo de los usuarios del crédito es mayor porque no sólo no hay una solución para que puedan pagarlo sino que desde el Poder Ejecutivo "prácticamente nos soltaron la mano." Isabel Lasala también comentó que en el día de ayer se reunieron todos los damnificados en la Plaza Malvinas para discutir los puntos a seguir.

Acordaron acercarse al defensor del pueblo para presentar sus denuncias. “Vamos a iniciar acciones penales y civiles y vamos a seguir trabajando intensamente con lo que sea, movilizaciones y comunicaciones a través delos medios de prensa”, resaltó Lasala.

Y agregó que van a avanzar sobre el tema de la responsabilidad del Estado por omisión ya que cuando se hace la Ley de Emergencia los puso como uno de los temas urgentes a tratar. En dicho momento el Estado se hizo presente pero ante las últimas palabras del presidente se sienten defraudados.

Comunicado del Colectivo Nacional Hipotecados UVA Autoconvocados

"Créditos UVA: Promesas de campaña olvidadas

El Presidente Alberto Fernández volvió a referirse esta mañana por Radio Continental a los créditos hipotecarios indexados por inflación, haciendo referencia a que se trata de un acuerdo entre privados. No es la primera vez que lo hace, pero su insistencia en querer reducir la problemática a un mero acuerdo entre privados, nos obliga a pronunciarnos públicamente al respecto.

A lo largo de toda la campaña electoral, el por entonces candidato no se refería a estos créditos como una mera cuestión entre privados. Muy por el contrario, aludía a los mismos como una pesada carga para los deudores y señalaba que todo el costo de la devaluación recaía sobre los deudores y que los bancos eran los grandes beneficiarios de esta relación contractual. Así mismo, señalaba que en el año 2003 y siendo él jefe de gabinete, junto con el Presidente Néstor Kirchner habían tenido que enfrentar una situación similar con los créditos hipotecarios dolarizados de la época de la convertibilidad. “Sabemos cómo hacerlo”, sentenció en más de una oportunidad.

En ese momento, el Estado se hizo presente y asumió su responsabilidad.

Han pasado solamente 60 días desde la asunción presidencial y su discurso en la materia, cambió radicalmente. Se devaluó su palabra.

Ahora la cuestión quedaría reducida a sólo 90.000 créditos, los cuales, en palabras del Presidente, ya han recibido asistencia con el congelamiento de sus cuotas durante cinco meses. Toda la asistencia e involucramiento del Estado se redujo a eso. Suena a poco, más bien a nada.

Es necesario recordar -pues las autoridades parecieran ser que se han olvidado de ello-, que estos créditos fueron impulsados desde el Estado Nacional como una política pública de vivienda. La normativa para instrumentar créditos indexados fue impulsada por el Banco Central, pese a que en marzo de 2016 se encontraba plenamente vigente la prohibición de indexar por precios.

Haciendo caso omiso a ello, toda la maquinaria publicitaria del Estado y del sistema financiero se puso a disposición para promocionar esta nueva cuasi moneda, la UVA. Estas líneas crediticias tomaron fuerte impulso hacia mediados de 2017, comienzos de 2018 y con el paso del tiempo se convirtieron en las únicas disponibles para acceder a una vivienda.

El Estado nunca estuvo ausente. Fue el motor e impulsor de estos créditos. El gobierno actual no puede desatenderse de ello. No son viables créditos indexados a 20, 25 o hasta 30 años, con una inflación que navega por encima del 50 % anual, con ingresos de la población cada vez más devaluados y que se ajustan muy por debajo del nivel general de precios de toda la economía.

En momentos de descreimiento generalizado, cobra valor la palabra empeñada. No se puede pasar de calificar estos créditos como una pesada carga para los deudores a quienes hay que brindarles una salida, y sin solución de continuidad sostener que sólo se trata de una cuestión entre particulares que aceptaron las cláusulas de un contrato.

Sr. Presidente Alberto Fernández, hemos reflexionado y estamos convencidos que estos créditos indexados, son una estafa. De usted depende tomar una decisión y terminar con esta usura, llevando a la práctica una de sus frases de campaña: ´Entre los bancos y la gente, me quedo con la gente´."

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS