sábado 07 de diciembre de 2019 - Edición Nº627
Editor Platense » La Región » 30 nov 2019

La locura de manejar un auto con el celular en la mano: los platenses "somos campeones"


Por:
Alejandro Salamone

Me paré en una esquina. Elegí 13 y 39, frente a la plaza Belgrano donde ahora hay una casa de deportes y antes había una estación de servicios ¿se acuerdan?. Nos llama la atención la cantidad de muertes por accidentes de tránsito que ya superan las 60 este año en la Ciudad. Mi idea era observar cuántos conductores y conductoras iban con el celular en la mano en uno de los principales accesos al centro, a la zona de Plaza Moreno y de Tribunales. Algunos lo llevan más a la vista, otros los esconden en los asientos o bajan la mano para que no se les vea, lo cierto es que de cada diez automovilistas -algunos de ellos profesionales, taxistas, remiseros- por lo menos 6 usaban el teléfono celular.

¿Se puede estar con todas las antenas encendidas mandando un mensajito de texto por WhatsApp o atendiendo una llamada, o avisando a nuestro jefe que vamos a atrasarnos un poco para llegar al trabajo, o a la directora del colegio que el nene llegar tarde, o dándole importancia a los grupos que escriben 7 millones de cosas por día...?, no, imposible. El riesgo a chocar y matarse o matar a otro en esas condiciones es directamente proporcional a la cantidad de tiempo que estemos usando el maravilloso aparato que cambió la vida al mundo globalizado, para bien y para mal, pero la cambió.

Veo a cada más inspectores de tránsito con la boletita en la mano metiendo multas porque la gente en el apuro no pagó el estacionamiento medido o dejó el auto en una ochava. Pero no se lo ve parando a quienes exponen sus celulares y deslizan sonrisas o caras de culo por algún mensaje que les llegó y no sólo eso, en medio de la marcha alocada porque en la calle ya no entra un alfiler, los responden. 

¿Se multan más a conductores que estacionan mal o que usan el celular cuando manejan?. No tengan dudas queridos lectores/as que hay más infracciones por estacionar mal en una ciudad que es una trampa porque ni siquiera hay suficientes aparcamiento privados para dejar el coche, es más fácil, de esa manera la Municipalidad recauda más dinero. Y mientras tanto andan cientos de monos y monas con navajas recorriendo kilómetros y kilómetros en el caso urbano, el centro y la periferia, sin levantar la cabeza para ver si frena alguien adelante porque le dan prioridad al mensajito que llegó o al que hay que mandar. Una verdadera locura.

Los y las platenses somos "campeones del mundo" en esto de manejar con el celular en la mano. Cuando recorro otras ciudades no se ve tanto, y en algunas directamente ni siquiera se observan conductores con el Nokia, el Samsung, o el Motorola en la mano.

Ahora algunos colocan aparatos para sostener el celular en el coche y hacer más confortable una conversación y disimular más que lo está utilizando. De todos modos es riesgoso, cuando se maneja los cinco sentidos deben estar bien alertas más aún hoy con un parque automotor que ya supera holgadamente las 300.000 unidades en el Gran La Plata.

Señor intendente Julio Garro, deje de preocuparse un sólo día por ver quien estaciona más y fíjese con su ejército de agentes viales quienes manejan con el teléfono en la mano, créame que si su deseo es recaudar lo va a hacer con creces y créame también que evitará más accidentes y muertes que "marcando como el flaco Schiavi a cualquier 9"  a quienes estacionan sin pagar el famoso "medido" o en alguna ochava.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS