lunes 21 de octubre de 2019 - Edición Nº580
Editor Platense » La Región » 8 oct 2019

La inseguridad llena de angustia a los platenses que se movilizan y piden mayor accionar policial


Por:
Alejandro Salamone

El caso del joven repartidor de pizzas que fue asesinado de un disparo en la cabeza por $500 mientras hacía su trabajo en 81 entre 116 y 117 fue como la gota que rebasó el vaso para que los vecinos de la zona sur del Gran La Plata, de los barrios Jardín, Villa Alba, Ponsati, entre otros sectores de Villa Elvira, salieran ayer a la calle a expresar su angustia por este tipo de hechos y pedir mayor seguridad. En tanto, aún no pudieron dar con el asesino de Nicolás Pérez Gatti que ayer, tal como informó El Editor Platense, recibió el último adiós de familiares y amigos.

La Plata está insegura en todos lados, en el casco urbano y en los barrios de la periferia. La gente camina con miedo, los chicos no pueden andar tranquilos los fines de semana en bicicleta porque se las roban; sucede en el barrio La Loma, alrededores de Plaza Güemes (19 y 38) y Parque Alberti (25 y 38) donde se han dado en los últimos meses no menos de diez arrebatos de bicis y celulares a pibes de entre 12 y 16 años que salen a jugar o juntarse con amigos.

CASO TESTIGO

Hace unos días dos delincuentes en moto rodearon a tres nenes de 14 años en 21 y 39, los amenazaron con un arma y le robaron una bicileta "Top Mega Sunshine" rodado 29. El chico había recibido el rodado de regalo de parte de sus padres que la habían comprado con mucho esfuerzo, intentó escapar de la situació pidiendo ayuda metiéndose peligrosamente en contramano por distintas calles, no recibió respuesta de nadie, de ningún vecino que, al contrario, le cerraban las puertas. Los motoqueros lo alcanzaron, entonces el chico tiró la bici al suelo y salió corriendo. De la misma manera ya robaron no menos de diez bicicletas y celulares en esa zona de La Loma que pareciera liberada a los "chorros".

La inseguridad gana las calles. Los dueños de los comercios atienden detrás de las rejas, desconfiando de los clientes, con miedo.  

Los deliverys son blanco perfecto a la noche, de hecho quienes trabajan para "Glovo" o "Pedidos Ya" se han manifestado varias veces y hasta se ha dado un caso en el centro en el que un repartidor, en un forcejeo, mató a un delincuente en 46 y 10. Este caso ocurrió no hace más de tres meses. Y hace apenas unas semanas murió un repartido baleado en Ringuelet (ver más abajo noticias relacionadas).

Este diario digital ha publicado el fin de semana pasado bajo el título "La Ciudad de la delincuencia" numerosos robos en la zona sur y norte del Gran La Plata. 

Algo deberá hacerse, no se puede seguir viviendo con miedo de salir a la calle. 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

100%
El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio