miércoles 18 de septiembre de 2019 - Edición Nº547
Editor Platense » Policiales » 9 sep 2019

Falleció el repartidor baleado en Ringuelet


Por:
Nicolás Fábrega

Debido a las gravísimas heridas que sufrió tras haber sido disparado en el marco de un robo en Ringuelet, el repartidor de sodas Narciso González Padilla falleció en el centro de salud donde se encontraba internado.

El hombre, de 58 años, luchaba por su vida desde que ingresó la tarde del pasado lunes al hospital Gutiérrez con un tiro que entró por debajo del hombro, se trasladó al tórax y afectó finalmente la arteria subclavia, que se encuentra debajo de la clavícula.

Fue intervenido quirúrgicamente de inmediato y, tras la operación, fuentes médicas revelaron que se hallaba “fuera de peligro”. De hecho, tras salir del quirófano los facultativos le dijeron a la familia del damnificado que podían ir a visitarlo en la cama ubicada en el sector de terapia intensiva.

Mayúscula fue la sorpresa de sus allegados al arribar a dicho lugar durante la noche del mismo lunes y toparse con otra realidad: González Padilla había sido derivado de urgencia nuevamente a la sala de operaciones, donde fue intervenido por segunda vez, a raíz de un profundo sangrado. Su estado, de no correr peligro de vida, se transformó en cuestión de horas en “delicado, con asistencia ventilatoria mecánica y en sedación”.

Con el correr de los días la gravedad del cuadro se tornó todavía más trágica y crítica, y los médicos se vieron en la obligación de amputarle el antebrazo, por encima de la articulación del hombro izquierdo, a raíz de que "la irrigación distal era nula". Tras esa tercera operación,llevada a cabo el jueves, los profesionales se limitaron a decir que había sido "positiva", a la vez que los familiares del hombre le solicitaban a la población que se dirijan al Banco de Sangre de 15 y 66 para donar a su nombre, debido a la gran cantidad que había perdido durante el hecho. Sin embargo, la salud de Narciso no mejoró y finalmente hoy se produjo su deceso.

Ataque brutal

Como oportunamente informó este medio, el incidente tuvo lugar en 519 entre 3 y 3 bis, cerca del mediodía del lunes 2. El repartidor se encontraba en el interior del camión con el que trabajaba para la empresa platense Saint Michel, en la puerta de la casa de una vecina, entregando un pedido. De esa tarea se estaba encargando un compañero suyo.

De la nada apareció un delincuente, lo sorprendió por la ventanilla y le exigió la entrega del dinero y sus pertenencias. Aparentemente González Padilla se resistió y en el marco de un forcejeo recibió un tiro.

Su compañero escuchó la detonación, regresó al vehículo, vio lo que había pasado y llamó a continuación al 911. Fuerzas policiales y médicas  -que según los testigos tardaron en llegar- se hicieron presentes y trasladaron al herido al nosocomio.

A todo esto, el responsable se había dado a la fuga en un Renault Clío bordó, de acuerdo a los que presenciaron la secuencia. No mucho después, se estableció que ese coche había quedado registrado por las cámaras de seguridad del Municipio de Ensenada en un robo a un kiosco ubicado en Sidotti y Alberdi, de la mencionada ciudad. A través de ese registro fílmico se estableció la patente del auto y, luego, la identidad de su dueño. El mismo trabajaba para una distribuidora de bebidas de 120 y 33 y fue capturado el jueves a cien metros de allí, cuando salía de su turno laboral. Estaba con el Clío y con la misma ropa que llevaba tanto durante el asalto a González Padilla como al kiosco. 

Ahora su situación procesal cambió y será indagado por el delito de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego".

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

100%
El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio El Editor Platense Radio