viernes 13 de diciembre de 2019 - Edición Nº633
Editor Platense » Policiales » 4 sep 2019

¿Fusilado por un policía o crimen accidental entre ladrones? Esas son las hipótesis del homicidio de Villa Montoro


Por:
Nicolás Fábrega

La investigación para esclarecer el crimen de Jonathan Ezequiel “Pajarito” Acosta, ocurrido alrededor de las 23.30 del martes en Villa Montoro, continúa su curso con dos hipótesis principales.

Una de ellas –a la vez, la más fuerte- indica que fue un agente policial quien lo fusiló de un tiro en el pecho, aparentemente en el marco de un robo en que el hombre, de civil, se resistió empleando su arma reglamentaria, en 89 entre 116 y 117. Tras la sucesión de “varios tiros” la víctima cayó al piso, a simple vista alcanzado en el pecho por un proyectil. Lo que todavía no termina de cerrar en esta historia es la herida cortopunzante que tenía sobre el cuello, por eso ahora los peritos de la Policía Científica analizan el cuchillo incautado en la escena del crimen, para determinar si las manchas hemáticas que en él había pertenecen al fallecido y para tratar de conseguir huellas digitales.

El principal motivo por el que la pesquisa se orienta en la mencionada dirección es la presencia del numerario involucrado, de 23 años y que forma parte del área de Rentrenamiento La Plata, quien se dirigió por sus propios medios al asiento de la DDI para hacer su relato de lo sucedido. En ese sentido, dijo que vive por la zona donde se materializó el asesinato y que se dirigía a su trabajo para cumplimentar las horas adicionales. Vestido de civil, fue interceptado por tres delincuentes armados, con claras intenciones de robo. Ante eso, extrajo su pistola y apretó el gatillo “en más de una oportunidad”, para después salir corriendo.

Entregó el arma a las autoridades para fines periciales y a continuación se retiró a su domicilio, por orden de la fiscalía penal en turno número 8.

"Me mandé la macana, lo maté"

La segunda versión de los hechos la aportó un testigo y hablaría de un homicidio accidental entre los cacos, al referir que estando en su casa escuchó lo que le parecieron dos detonaciones. Decidió ir a ver lo que estaba pasado y observó en la calle a dos individuos en una moto Honda Biz de color roja, que intentaban subir a bordo a un tercero, sin poder lograrlo debido a que éste último estaba gravemente herido y no respondía.

En ese contexto, el frentista escuchó que uno de los sujetos le decía al otro “me mandé la macana, lo maté”, según se desprende del parte policial al que este medio tuvo acceso. Tras eso, se dieron a la fuga, dejando a su compañero en el piso, agonizando.

Los agentes del Comando de Patrullas La Plata averiguaron que el lesionado vivía en 122 entre 604 y 605 y fueron hacia allí para recabar información. Hallaron un rodado idéntico al descripto por el testigo en el lugar del hecho, con aparentes manchas rojizas similar a la sangre, por lo que quedó secuestrado para ser peritado.

Por su parte, la pareja del occiso, de 28 años, declaró que lo había visto por última vez en horas de la mañana e informó que él había estado preso, aunque ignoraba las causas y no recordaba en qué penal.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS